¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siria: Semana en contra de todo y de cualquier cosa

La a menudo dividida blogósfera siria volvió a la carga esta semana. Luego de un post [ar] del blogger sirio Fadl que desprestigia la práctica de la masturbación y que exhorta a los bloggers a unirse a una campaña en contra, la blogósfera explotó en una ráfaga de oposición, creandosus propias campañas.

En el post original, Fadl exhortó a los bloggers a volver a publicar información que explicara las maldades del acto de masturbación en un contexto islámico.  Escribió:

Mis hermanos en Dios, hemos iniciado una campaña para erradicar un molesto hábito que se ha expandido entre los jóvenes como reguero de pólvora. Necesitamos su ayuda para que cada uno de nosotros haga lo mejor que pueda hasta que la erradiquemos. Firmemos una petición y publicitemos la campaña para que así la juventud tome nota. El sagrado mes de Ramadán es nuestra mejor opción. Vamos muchachos.

El primero en oponerse a la iniciativa de Fadl fue el vivaz blogger Abu Fares, que escribió un absurdo post respecto del problema de la masturbación en Siria. En el post, se burlaba:

Según una fuente informada que se me ha confiado luego de regresar recientemente de un viaje a Siria (al nuevo rebaño iluminado le gusta mucho usar esta frase o algo similar) el baño es la escena más probable del crimen para estos chichos y chicas psicóticamente enfermos y anormales. Mientras que los padres, sin sospechar nada están viendo Bab El Hara, los chicos están dando nalgadas a sus monos y las chicas están pegándole a sus castores.

Después lanzó una nueva iniciativa, e invitó a la blogósfera siria y a sus amigos a participar:

Usemos la sección de comentarios para llegar a un consenso. Nosotros, los chicos y chicas malos (el Ze3ran) [nota del  editor: gente traviesa“]  de la blogósfera siria y nuestros invitados frecuentes necesitamos iniciar nuestra propia Semana en Contra de Algo. Todas las ideas son bienvenidas y cuanto más estúpidas mejor. Esto es activismo en su mejor expresión. Qué tal unos cuantos días de presión antes de empezar nuestro valiente intento de vaciar este pozo séptico  de hediondez y heces. Avancemos, forjemos nuestro destino y unamos nuestras fuerzas en golpear nuestras carnes o alrededor de los arbustos para llegar a un orgasmo sirio sin precedentes en contra de lo absurdo, la hipocresía y la santurronería. Literalmente, los dejo en tus manos, Mala3een.

La propia incursión de Abu Fares en la campaña fue una propuesta en tono de burla de una “semana en contra de los orificios anales” en donde explicó su muy real oposición a ciertos comportamientos y tipos de personas. El blogger escribió:

1. Hay hombres que piensan que son inherentemente mejores a los mujeres en virtude su sexo. No me gustan.
2. Hay hombres que caminan un paso adelante de las mujeres creyendo que es normal debido a su retorcido sentido de moralidad en su enfermiza compresión de la modestia. No me gustan.
3. Hay hombres que se meten con la ropa de las mujeres. Cómo deberían y cómo no deberían vestirse. Qué deben cubrir y qué se les permite mostrar. No me gustan.
4. Hay hombres que mandonean a las mujeres y creen firmemente que es su derecho divino hacerlo. No me gustan.

Su post enumeró otros cuatro tipos que él evita, y también enlazó a otros numerosos blogs que participan en la campaña.

Otro participante fue Dubai Jazz, un blogger que escribe desde los Emiratos Árabes Unidos que creció en Siria.  En si post titulado “Una semana de blogueo en contra del  tribalismo” (اسبوع التدوين السوري ضد القَبَلية), el blogger evita la idea de que las actividades sexuales eran los mayores problemas que enfrenta la sociedad siria, en lugar de manifestarse en contra del tribalismo con ejemplos como este:

- El primer incidente ocurrió a comienzos de los años noventa. Probablemente estaba en el décimo grado. Recuerdo que era una noche de primavera, y mi familia y yo estábamos afuera sentados en la terraza. Nuestra casa estaba en el piso de arriba y la terraza era amplia y teníamos una grandiosa vista de nuestro barrio. Salvo por la fresca brisa que iba al oeste, los esporádicpos bocinazos de los autos y las distantes voces afeminadas de Hani Shaker balando desde una grabadora distante, la noche estaba callada y relajante. Probablemente tomábamos té o pelábamos nueces.

Pero todo ese silencio cambió en un instante.

De repente, hubo chillidos animales y genidos desde la calle de abajo. Saltamos en nuestros asientos y corrimos a ver qué pasaba. Y nuestra terraza, como dije, nos daba una grandiosa vista. Desde la entrada del edificio de la calle frente a nosotros, había docenas de personas arrastrando los pies, al comienzo pensé que se escapaban de un incendio, pero resultó que la mayoría estaba entrando.

Había docenas de hombres jóvenes de diversas edades. Pocos segundos después el pandemono salió del edificio y se fue al asfalto, y recién ahí se me ocurrió que se iniciaba una pelea. Más y más personas se escurrían fuera del edificio, y era imposible saber quién estaba en qué lado. De cierto modo era gracioso, salvo por la sangre que pronto empezó a manar en la alcantarilla. Y que brillaba bajo la vieja luz de neón de la calle.

Pero nadie murió. Los matones de ambos lados tuvieron suficiente sentido como para no usar cuchillos. Pronto llegó la policía y rodeó a todos como ganado. Resultó que (y la palabra en una calle árabe corre más rápido que a través de un cable de fibra óptica) resultó que alguien había hecho lattash (acosar verbarmente o coquetear) a la hermana de alguien. Y la tensión aumentó desde entonces en el vecindario. Ambos bandos prometieron movilizar a sus parientes más próximos y atacar al otro bando brutalmente.

Tribalismo.

El blogger Ana Sourie (أنا سوري) [Soy sirio] metió su cuchara con un poco de humor y propuso una semana en contra del consumo de frejoles:

En cuanto a un acuerdo hecho con Abu Fares la semana pasada, estoy cumpliendo mi parte empezando una semana de blogueo en contra del consumo de todos los frejoles, garbanzos y habas en particular, en nuestra amada parte del mundo. Todos conocemos la popularidad de esos tóxicos elementos en nuestras dietas diarias. Esta popularidad pasó a través de todos los censores ambientales, dietéticos y de moralidad en nuestra sociedad. Somos un país cuya vida diaria está controlada por habas y garbanzos. En este siglo XXI, ya era hora de que alguien elevara una bandera y protestara por esta infiltración. En los siguientes párrafos, probaré mi posición en contra de este veneno.

Yazan Badran de GVO dio su opinión en un post a favor, más que en contra, de la decadencia moral. El post ofrece una “actividad” para cada uno de los siete días de la semana.  En el día uno, el blogger sugiere:

En el día uno de la Semana de Blogueo para la Decadencia Moral, deberás comprar un álbum de rock and roll (preferible Are You Experienced? de Jimi Hendrix), y uno de los adoradores diabólicos del heavy metal (digamos Sabbath Bloody Sabbath). Ponte el iPod, que tu pelo caiga, haz que tus calzoncillos rojos estén bien visibles y después da una breve caminata.

No todos los bloggers han elegido participar. Anas Qtiesh de GVO, por ejemplo, no está tan seguro que ridiculizar a los bloggers sea la manera.  De la campaña antimasturbación original, escribe:

A algunas personas les divirtió y twittearon el enlace del artículo y un amigo mío me escribió diciendo que el de la campaña probablemente tenga una multitud que apoye su campaña y que pueda entrar en una cabina telefónica. Así, mucha gente encuentra –me incluyo– la idea escandalosa, ¿Pero garantiza eso el ridículo del blogger? ¿Hace eso correcto dejar de lado todas las grandiosas palabras e ideas que he visto que muchos bloggers sirios escriben en cada uno de sus blogs para combinar fuerzas para combatir a este supuesto “enemigo común” llamado religiosidad?

El comentario de Abu Fares en el blog de Qtiesh es una acertada conclusión.  Escribe:

Estoy de acuerdo con todo lo que dices, por cierto, somos humanos, y sirios después de todo. Un poco de riña es parte de nuestra identidad.

Mientras tanto, Abu Fares está haciendo una lista completa de participantes en la campaña acá.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.