¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Actualización del forum de Harvard sobre ICT4D

El Centro de Investigación de Desarrollo Internacional de Canadá y el Centro Berkman de Harvard han realizado un conversatorio el 24 y 25 de setiembre en Harvard sobre el futuro de la tecnología de información y comunicaciones para el desarrollo (ICT4D). Global Voices participa en el conversatorio como socio de medios, y Jen Brea y yo twitteamos y blogueamos en vivo el evento. Se puede averiguar más acerca de quién está sentado a la mesa y sobre los temas de discusión en la página de cobertura especial de Global Voices (versión en castellano), que incluye enlaces a los antecedentes documentarios preparados por los participantes.

Estamos acá en parte para que puedas tener una voz en las discusiones. Por favor, siéntanse con libertad de plantear preguntas en Twitter, usando la etiqueta #idrc09 tag, o como comentarios a través de los posts de Global Voices -trataremos de trabajar en esas preguntas en el conversatorio acá en Harvard. También pueden usar la “herramienta de preguntas“ de Berkman, que se usará para plantear las preguntas a los panelistas en el acto público.


El evento “The Harvard Forum” reune a los laureados con el Nobel Amartya Sen y Michael Spence junto con Randy Spence y Matthew Smith, quienes desarrollaron el manifiesto IDRC, que enmarcará la discusión. El profesor Sen nos recuerda de la larga historia internacional de las Tecnologías de Información y el Desarrollo con la historia de un regalo dado a la Escuela de Economía de Dehli en 1960. Alguien preguntó “¿No les gustaría tener una IBM 1620?”. Él no sabía si ese era un regalo personal, quizás para poner en su escritorio. Así que preguntó, “¿Qué tan grande es?”. La respuesta fue: “Necesitarán un par de habitaciones.”

La computadora fue vital para la transformación de sus estudiantes, nos cuenta, porque ellos eran matemáticamente muy hábiles, pero no tenían acceso a la tecnología. Al mismo tiempo, se pregunta si la tecnología puede funcionar para reemplazar la educación escolarizada. “Cualquier cosa que te mantiene en casa en frente de una caja, no te pone en frente de niños de otras familias que no comparten los prejuicios que tu familia tiene”.

Michael Spence demarca dos factores críticos que han transformado muchas economías en desarrollo, llevando a un crecimiento económico de entre 7 al 10% en algunas sociedades, reducción de pobreza a velocidades sorprendentes – aunque no en todas partes – pero potencialmente para 3.5 billones de personas. Estos factores son el liderazgo político que plantea una gobernanza inclusiva, y un acceso a la economía global. Esta economía global incluye la influencia de proyectos emprendedores que se asientan en sus necesidades y no en la oportunidad del mercado, la innovación de este último, al mismo tiempo que un mercado global inmenso donde los negocios pueden expandirse, pero más críticamente, el conocimiento como factor vital.

Michael nos ofrece una opción: – ¿preferiríamos ver una sociedad que se enfrenta a la destrucción completa de su infraestructura mientras retiene su conocimiento, o que sufra una especie de amnesia colectiva que destruya el conocimiento acumulado pero deje los edificios en pie? -. La respuesta es fácil: elegimos perder los edificios. “El estado de una economía es lo que sabe hacer.” Los países que están en medio de un crecimiento rápido, como la China o la India, han encontrado formas de aprender rápidamente.

Antes del evento, los participantes han presentado investigaciones de dos páginas (las pueden leer aquí), y Randy Spence ofrece un rápido vistazo sobre los temas identificados, enfocados en la pregunta de “¿Qué ha cambiado?” en los pasados seis años en la tecnología de información y el desarrollo. Aquí los puntos más destacados:

  • Hemos visto un incremento dramático en el uso del teléfono. El uso ha subido en un 90% en algunas economías en desarrollo,y no parece que haya barreras de género o ingresos en su uso. Esa es la buena noticia. Pero estamos viendo monopolios e incrementos de tarifas. Y no hay una garantía que los teléfonos móviles sea un camino fácil hacia la inclusión total de Internet.
  • Problemas de derechos digitales levantan preguntas clave acerca de la apertura del conocimiento. Son preguntas abiertas acerca de lo que se necesita que se haga en términos de políticas para asegurar la expansión de la apropiación y la protección de la habilidad para participar.
  • Estamos empezando a ver los beneficios del aumento de acceso a las tecnologías de información. Hay más evidencia y estos beneficios parecen ser sustanciales, incluso si son desiguales. La habilidad de comunicar y organizar es particularmente importante en términos políticos.
  • Las tecnologías de información se han vuelto integradas de una manera general en otras formas de desarrollo así como en proyectos de acción comunitaria, reconociendo que las tecnologías de información son una parte crítica del desarrollo, y no una actividad independiente.
  • Necesitamos ser cuidadosos acerca del cibercrimen y otras vulnerabilidades asociadas con nuestra era digital, y necesitamos minimizar los impactos negativos.

Michael Spence ofrece la observación de que es importante no sólo el acceso, sino “el acceso a los servicios… lo que solíamos llamar ‘aplicaciones'”. Se pregunta cuales son los obstáculos para crear aplicaciones prácticas – qué hay realmente en camino. Bill Melody ofrece su diagnóstico. Las discusiones acerca de entornos regulatorios en la región de Asia y el Pacífico muestran que una lógica proteccionista está entrando en juego, especialmente en relación a la inflexibilidad de los Estados Unidos en los derechos de propiedad intelectual

Yochai Benkler, quien ha estado estudiando el movimiento de acceso al conocimiento, sugiere que necesitamos considerar más elementos que las estructuras de tecnología, sino también las estructuras sociales que alientan a la experimentación y a cometer errores. El enfoque de ICT4D, nos dice, tiende a enfocarse a las estructuras técnicas – necesitamos enfocarnos en los flujos del conocimiento, las estructuras sociales e intelectuales que soportan el aprendizaje  y la innovación. Esto, a su vez, significa que el tema de las patentes y los derechos de copia tienen que ser introducidos en el debate, así como el desarrollo de un entendimiento claro de cómo las tecnologías de información se entrelazan con las estructuras sociales.

Michael Spence sugiere que lo que necesitamos es un conjunto práctico de soluciones para las preguntas de propiedad intelectual. Podemos dirigirnos por un camino que anime a los dueños de la propiedad intelectual en sistemas de propiedad de múltiples niveles, así como subsidios gubernamentales que animen esta cara flexibilidad.

Rohan Samarajiva nos pide no olvidarnos de “lo básico” mientras nos movemos en discusiones de propiedad intelectual. El apunta que Myanmar sólo tiene 375.000 teléfonos móviles, menos líneas que las de teléfonos fijos. Cuando consideramos la recuperación después de los ciclones, es difícil saber qué se puede  hacer en tales ambientes de infraestructuras pobres. Esto no es sólo Corea del Norte y Myanmar, esto incluye Etiopia, Eritrea, Papua Nueva Guinea, Cuba y otros lugares.

David Malone, el presidente de la IDRC, habla acerca de la propuesta de un proyecto para crear una “Universidad del norte”, conectando gente en las regiones alrededor de los polos. Los políticos están emocionados con esta idea porque ven una forma barata de dar educación. Desafortunadamente, estos proyectos normalmente demandan grandes inversiones – lo que se necesitan son políticos que sean realistas con los costos.

Malone sugiere que los estudiantes alrededor del mundo están muchas veces mal atendidos por profesores de universidades de segundo y tercer nivel quienes “no han tenido una idea original desde la escuela graduada”. Estos estudiantes se vuelven al Internet para alimentar su curiosidad, y advierte que pocas personas tienen el conocimiento para navegar por el pobremente organizado universo online de conocimiento.

Alison Gillwald apunta que los países saben acerca de soluciones asociadas con ICT4D y se han “comprometido retoricamente” en perseguirlas, pero no se han creado mercados liberalizados o creado reguladores independientes que puedan comprometerse a que estas soluciones sean implementadas. La conectividad es crítica para cualquiera de estas intervenciones, especialmente en África donde la penetración de Internet en los hogares está debajo del 1% – “¿Podemos tener discusiones sobre la gobernanza en Internet si no tenemos Internet?”. Por otro lado, países en desarrollo necesitan estar involucrados en debates sobre propiedad intelectual, o se arriesgan a quedarse fuera de estas discusiones al largo plazo.

Hernan Galperin ofrece una distinción entre conocimiento tácito y el codificado. Él se pregunta si la propiedad intelectual es un problema realmente crítico en todos los países que estamos considerando. Él apunta que el software y los medios de comunicación en los países en desarrollo no están basados en patentes o derechos de autor. La propiedad intelectual apunta una serie de problemas de conocimientos codificados – esto puede no ser relevante en todas las naciones y economías, mientras que en algunas el conocimiento codificado es el punto vital.

Ophelia Mascarenhas y Michael Best continúan en esta línea – si la propiedad intelectual es un aspecto clave que considerar cuando pensamos en ICT4D – Mascarenhas anota que lo que tenemos que pensar es la capacidad de desarrollo de conocimiento local, no sólo un acceso al conocimiento desde afuera. Mike Best se refiere a estudios pasados que condujo en Tamil Nadu que sugieren que las tecnologías de comunicación como mensajes instantáneos y mensajes de voz, son de 2 a 4 veces más populares que las actividades en linea buscando conocimientos. Sus estudios sugieren que en Ghana el email es la actividad número uno.

Amartya Sen se pregunta si corremos el riesgo de darle demasiado énfasis a la importancia de la cultura en aislamiento. Él nota que la UNESCO ha enfatizado el desarrollo de la preservación de la cultura local sobre la global, lo que “terminó siendo desastroso”. No hay “algo como ‘cultura sin ayuda’,” cultura que exista en aislamiento.

Él prosigue sugiriendo que podemos considerar historias exitosas que involucren tecnología y gobernanza. Hay una apatía extendida sobre cómo Pakistán se enfrenta con los Taliban en el valle Swat, el nos cuenta – la gente considera que Swat está muy lejos y es casi irrelevante. Pero cuando un activista filmó un vídeo en un teléfono móvil de una joven mujer siendo golpeada a muerte, el vídeo forzó a la acción a la comisión de derechos humanos de Pakistán, y llegó a la televisión nacional, generando mucho interés y rabia. Él hace referencia a Mo Ibrahim, un emprendedor de telecomunicaciones exitoso en el continente africano, quien discute sobre la importancia de la gobernanza, ofreciendo un premio por buena gobernanza. Pero la historia de Ibrahim sugiere que desechemos la idea de que nada puede pasar hasta que el liderazgo político cambie – él éxito masivo de sus propias operaciones sugieren la posibilidad de un cambio positivo a través de la tecnología.

Reflexionando sobre su niñez en Burma, Sen se pregunta sin Myanmar puede estar sorprendentemente bien posicionado para participar en una revolución futura de Internet. No sólo el país disfruta un alto nivel de alfabetización, sino que ha sido la comunidad más alfabetizada de Asia por siglos. Se pregunta si las transformaciones pueden ser posibles a través de “monjes blandiendo teléfonos con conexión a Internet”. Al mismo tiempo, se da cuenta que el régimen del gobierno se da cuenta que ese nivel de conectividad podría amenazar a la autoridad y por lo tanto es posible que no dejen que ocurra.

Yochai está preocupado de que cierto “hablar del pasado” está ocurriendo en relación a la propiedad intelectual. Existe conocimiento local y aprendizaje a través de las fronteras. La propiedad intelectual es importante en aspectos equivocados, discute – es importante dejar a una compañía de software en Argentina o Brasil competir con una compañía en Estados Unidos porque ambas compañías usan software de código abierto. Así como el punto de Mike Best acerca de la importancia de las comunicaciones sobre el contenido – Yochai discute que esto exige una protección contra leyes de Propiedad Intelectual agresivas y la habilidad de innovar y crear nuevas formas de comunicación.

Anita Gurumurthy argumenta que esta dicotomía es falsa, el oponer la importancia del acceso y los términos de este acceso. Después le da un giro a lo dicho por Mike Best, discutiendo que decir que la gente quiere comunicación y no contenidos, es como decir que las chicas de la India quieren aprender a cocinar y limpiar y no ir a la escuela. Randy Spence defiende la distinción de Mike, nombrando una serie de formas críticas de interacción que implican pequeñas transmisiones de conocimiento – la transmisión de dinero a través de una red, la llamada de teléfono que incluye una oferta de trabajo. Esto es claramente un problema complejo – Michael Spence ofrece un argumento de clausura, preguntándose si hay realmente problemas de políticas asociadas con el reconocimiento de la importancia de la comunicación así como el contenido: “Mi propia visión personal es que, a diferencia del sector de propiedad intelectual, este tipo de [comunicaciones] es un sector al que le está yendo bien”.


Más cobertura en vivo de este evento por Ethan Zuckerman:
- Día 1-

1 Comentario

  • […] incluye enlaces a los antecedentes documentarios preparados por los participantes More here: Actualización del forum de Harvard sobre ICT4DSabias que…Kazajistán: Entrevista con el autor de un cómic sobre KazajistánLan Houses: Una […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.