- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Adopción: Protegiendo los derechos humanos de madres y niños

Categorías: África Subsahariana, Asia del Sur, Asia Oriental, Europa Occidental, Latinoamérica, Norteamérica, Oceanía, Argentina, Australia, Camerún, Canadá, China, Corea del Norte, Corea del Sur, Estados Unidos, Etiopía, Guatemala, India, Reino Unido, Vietnam, Derechos humanos, Economía y negocios, Etnicidad y raza, Juventud, Migración e inmigración, Salud, Conversaciones para un Mundo Mejor

La adopción de un niño, tanto en tu país como a través de las fronteras, crea oportunidades para niños y padres potenciales, pero también riesgos para abusos de derechos humanos. En internet, personas de todas partes del mundo comparten variadas experiencias, contadas desde el punto de vista de las madres adoptivas, las madres naturales y los mismos adoptados. El principal objetivo que buscan es más apertura y diálogo sobre un proceso con muchas consecuencias escondidas fuera de vista.

Babygate: el tráfico de niños para suplir la demanda

Malinda, madre adoptiva de dos niñas chinas, escribe en su blog Hablando de Adopción [en] [1]sobre los extremos a los que están llegando algunos individuos corruptos para asegurar un flujo constante de bebés adoptables disponibles para personas dispuestas a pagar las altas tarifas de trámites de adopción. En su post Corrupción en Adopción: Tráfico en las noticias [en] [1] ella resalta los casos recientes en Camerún [2], donde los niños eran secuestrados con el fin de ponerlos para adopción; en Corea [3], donde jóvenes padres pusieron a su bebé en venta por internet; en Guatemala [4], dónde el ejército secuestró y vendió más de 333 niños en adopción y más recientemente, que bebés y niños fueron puestos en adopción sin consentimiento de los padres [5]; y en Etiopía [6], donde agencias sin reglamentar están convenciendo a las familias para que les entreguen los niños para darlos en adopción, prometiéndoles que los niños después regresarán a ellos o que la agencia de adopción les va a dar dinero para mantener al resto de la familia. Casos parecidos han sido vistos en varios otros países.

Madres se unen para proteger sus derechos humanos

Algunas madres adoptivas hacen lo que pueden para garantizar que el derecho de una mujer a ser madre no vaya en contra de los derechos reproductivos de otra madre.

Una de esas opciones es la de adopciones abiertas, una opción algo controversial [7] en la que el niño permanece en contacto con la madre natural y está al tanto que debido a circunstancias de la vida, ella no pudo hacerse cargo de su hijo.

Una mujer en los Estados Unidos, Leigh, escribe un post llamado La Mesa Redonda de las Adopciones [8] sobre los retos de haber entregado a su hija en adopción en un plan semi-abierto.

Otra bloguera y escritora, Dawn Friedman cuenta la historia de la adopción abierta [9] desde la otra perspectiva, ella adoptó a su hija Madison y mantuvo una línea de comunicación y contacto abierta con la madre natural de la niña. Friendman también es activista para la reforma de adopciones [10] en Estados Unidos. Ella cree que recibir consejería respecto a embarazos no planeados muy fácilmente empuja a las mujeres a dar sus bebés en adopción sin informarles adecuadamente de las dificultades que pueden resultar. Friedman también recomienda que el proceso de orientación psicopedagógica sobre adopciones incluya sesiones después de la labor de parto para acompañar a las mujeres mientras toman sus decisiones, a fin de aconsejarlas sobre las diferentes posibilidades y cuáles son sus derechos una vez hayan dado a luz, en caso que se estén arrepintiendo o tengan dudas adicionales sobre dar a su hijo en adopción.

Madres biológicas

Lorraine Dusky [11] en los Estados Unidos, quien maneja el foro Madre Biológica, Primera Madre [en] tenía historial médico [11] que la hizo pensar que las píldoras anticonceptivas que tomó durante el embarazo podrían haber afectado a la hija que había dado en adopción, pero cuando trató de contactarse con la familia adoptiva a través de la agencia para hacerles saber, ellos se rehusaron a enviar la información.

Aunque ella había dado a su hija en adopción en plena libertad, las leyes para “registros cerrados” de adopciones pueden haberle costado la vida a su hija.

¿Qué sucede con las madres biológicas en los países en desarrollo? ¿Dónde están sus voces? Algunas han escrito cartas a los hijos que dieron en adopción, como nos cuenta Pam Conell de families.com [12] en su reseña del libro [13] Te deseo una vida hermosa: Cartas de las madres biológicas coreanas de Ae Ran Won.

Otros están contando sus historias a través de documentales [14], después de ser reunidas con sus hijos biológicos [15]. Hay otros que cuentan que estas madres no se arrepienten por haber dado sus hijos en adopción, considerando que era la mejor opción que tenían en ese momento. Sin embargo, algunas mujeres como Malinda [16] en Estados Unidos, madre adoptiva de niñas chinas quien escribe Hablando de Adopción [en] [1] cree que estas últimas representaciones deben ser tomadas con un poco de excepticismo:

Estas representaciones de madres extranjeras nos permiten divorciarnos de las experiencias de estas madres biológicas, minimizar su dolor y justificar qué tanto mejor están nuestros hijos con nosotras en vez de con ellas.

Las voces de los adoptados:

Mary Grace in China by endbradley [17]

Mary Grace en China por endbradley

Las voces de los adoptados son tan variadas como cualquier otra parte de la tríada de adopciones. En general comparten los mismos puntos de vista: El deseo de conocer sobre sus orígenes, saber la razón de haber sido dados en adopción y la esperanza que sus madres tomaron una decisión informada para separarse de ellos. También creen en el derecho de conocer su historia si así lo quieren y saber que son adoptados desde el principio y que esto sea reconocido como parte de su identidad.

Por ejemplo Susan de LeyendoEscribiendoViviendo [18], una mujer adoptada en la década de los 60, se identificó con la serie televisiva Mad Men, particularmente en cómo muestran las adopciones de esa época histórica, cuando las mujeres escondían sus vergonzosos embarazos hasta dar a luz y cómo esos bebés adoptados eran vistos como niños de segunda. Ella lo resume en su post Mad Men: Una ventana a mi propio pasado [18]

Sí, fue doloroso escuchar esto pero también ABSURDAMENTE refrescante que alguien nada más saliera y lo DIJERA.

En Soy Adoptado [19] blog español de David Azcona, él escribe sobre su difícil infancia, adopción a los 6 años de edad y la inestabilidad y la dificultad de apego con otras personas [20] que ha sentido desde entonces. También es un lugar para que otros adoptados publiquen sus historias y compartan sus experiencias. En los comentarios encontrados en su página personal hay historias de bebés apropiados [21] sin registro existente de sus padres biológicos, gemelos separados al nacer [22] por enfermeras quienes les decían a los padres que uno de los bebés había muerto para venderlos [23] y pedidos de madres biológicas tratando de contactarse con sus hijos así como de hijos tratando de contactarse nuevamente con sus madres.

Una adoptada responde una pregunta [24] que se hace en una página web respecto al amor que hay entre hijos y padres adoptados:

Fui adoptada cuando era un bebé por dos de las personas más amorosas, cariñosas y compasivas que una niña y adulta joven podría desear. También tengo un hermano menor adoptado.

No creo que mis padres biológicos pudieran haberme amado más que mis padres adoptivos.

Otros adoptados con experiencias similares se unen a la conversación [25] algunos con relaciones tanto con los padres biológicos como con los adoptivos y otros quienes sólo han conocido a sus familias adoptivas. En esta página particular, las experiencias son especialmente positivas respecto a la adopción.

Sin embargo, algunos adoptados están en contra de la adopción. Lost Letters, una adoptada quien escribe en el foro Anti-Adopción de la comunidad de livejournal [26] cree que en vez de usar tanta plata para asistir en los procesos de adopción y pagar las altas tarifas, esta debería ser empleada en mejorar las condiciones de los padres biológicos para que puedan sostener a sus familias. Ella dice:

Entiendo que mi posición actual sobre la adopción va a molestar a alguna gente porque algunos quieren creer que la adopción es una situación en la que todos ganan, porque la gente cree que las mujeres blancas de clase media se merecen tener hijos sin importar cómo, porque la gente cree que nuestra sociedad occidental es tan maravillosa que todos los niños deberían ser criados acá.

AmyAdoptee quien escribe en el foro Adoptados Adultos Abogando por el Cambio [27] dice:

La industria de las adopciones intencionalmente nos pone en el ruedo de peleas. Los estamos dejando. De hecho, la industria de las adopciones se deleita en esto. Acá hay un artículo que por lo general apoya nuestro punto de vista pero entonces ellos piden que nos abstengamos de atacar a los padres adoptivos. No hay nada malo en tener una discusión saludable.

PhilM [28], en el mismo tema del foro que habla sobre la percepción que los padres adoptivos tienen de ellos, clarifica:

Estoy molesto con la sociedad que ignora los problemas de la adopción y el daño que causa. Estoy enojado por que cuando trato de hablar de estas cosas, soy marginalizado y descartado con comentarios similares a “bueno, cada quien lo vive diferente” y “la mayoría de adoptados aman a sus padres adoptivos” y otros. Estoy enojado de que, porque me atrevo a hablar sobre la adopción, la gente cuestiona mi amor por mi familia adoptiva. Y, lo confieso, me enojo cuando los individuos repiten como loros estos mensajes.

No necesito una cátedra sobre cómo dialogar. Necesito gente dispuesta a entrar en diálogo.

El camino a seguir

Como cualquier otro tema delicado, éste toca una hebra sensible para todos los involucrados: madres adoptivas, madres biológicas y los adoptados. Sin embargo, parece que todos se unen y están de acuerdo con un punto importante: La transparencia respecto al proceso de adopción es vital para asegurar los derechos humanos de las madres y los hijos, y hablar abiertamente sobre la adopción es el camino para llegar a esta transparencia.

EDITADO PARA AGREGAR:

Hemos retirado una referencia a una bloguera que no deseó ser citada ni mencionada en este artículo. A ella, nuestras disculpas, de ninguna manera fue nuestra intención infringir u ofender, sino brindar una variedad de perspectivas respecto a este delicado tema.