Paraguay: Señalando las crecientes preocupaciones sobre seguridad

Dos antiguos candidatos presidenciales, dos senadores actuales y algunos hombres y mujeres de negocios exigieron un Juicio Político para el Presidente Fernando Lugo a causa de su incapacidad de dar la necesaria seguridad en Paraguay. Sin embargo, fue el secuestro reciente del ganadero Fidel Zavala, quien ha estado cautivo desde el día 15 de octubre y el subsiguiente rescate exigido de $5 millones lo que ha provocado tanto debate sobre quien ultimadamente es el responsable de estas preocupaciones de seguridad, qué medidas deberían ser tomadas para resolver la situación y si la la culpa echada al Presidente es simplemente una maniobra política de la oposición.

Zavala fue secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que es un grupo terrorista supuestamente heredero de Patria Libre. Se cree que el EPP fue el grupo de militantes que en 2004 fue asesorado por el grupo colombiano FARC en el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente Raúl Cubas.

 Presidente Fernando Lugo esbozó el plan de seguridad. Foto por Fernando Lugo APC y se utiliza de acuerdo con el permiso de Creative Commons. title=

Presidente Fernando Lugo esbozó el plan de seguridad. Foto por Fernando Lugo APC y se utiliza de acuerdo con el permiso de Creative Commons

Alfredo Jaeggli, el senador liberal, comentó que Lugo deberá ser sometido a un juicio político a causa de su incumplimiento de su cargo presidencial al no proveer seguridad a los ciudadanos paraguayos. El senador Julio Cesar Velázquez y dos ex candidatos presidenciales, Pedro Fadul y Lino Oviedo, apoyaron a Jaeggli.

Lo que empeora aún más la situación de Lugo es que ha sido relacionado a personas involucradas en el caso de Cubas, hasta el punto que la madre de Cecilia, Mirta Guzinsky, sacó un vídeo durante la campaña presidencial de 2008 que pedía a los ciudadanos no votar por Lugo. Ahora el vídeo ha aparecido de nuevo en la comunidad paraguaya virtual por medio de correos electrónicos colectivos con el asunto: “¿Y si Mirta Gusinsky tenía razón?”. Lugo fue el Obispo del departamento de San Pedro en 2004 cuando afirmaba no saber nada del secuestro aunque en esa época todos y cada uno de los medios de comunicación por todo el país ya habían publicado noticias sobre el caso de Cuba.

Los debates están en curso tanto entre las más altas esferas políticas como entre los ciudadanos paraguayos comunes. El bloguero José Angel López Barrios comenta que el gobierno no está ni ha estado preparado para luchar contra la creciente industria de secuestro:

Sin duda se aúnan un montón de factores en la sucesión de secuestros que nos acorralan, en 8 años hemos tenido por lo menos 100 secuestros y el único factor común destacable es que quienes deben solucionar estos crímenes no están preparados para ello. (…)

La increíble suma solicitada por los mismos (5.000.000 de dólares) revela que atrás de ese pedido existe la idea de financiar las operaciones del grupo clandestino….

Maki Fretez, un bloguero que comentó sobre un artículo en ABC Color, dice que el juicio político es imprescindible para establecer de nuevo la seguridad en Paraguay:

Cambiar al presidente en este momento es una cuestion de superviviencia!, de lo contrario hay que apagar las luces y salir del pais cuanto antes. El juicio politico es un mecanismo constitucional por lo que no puede ser considerado irregular…

Otros creen que la bandera del juicio político esta siendo usada por los políticos para favorecer a sus partidos e intereses personales y que eso no ayuda a las circunstancias del secuestrado Zavala ni mejoran la situación en el país. El bloguero y periodista Alfredo Boccia escribe en su blog Antes del Séptimo Día:

La mención al juicio político fue azuzada por buena parte de la oposición, por la prensa -que insinuaba que el silencio de Lugo ocultaba algo- y, por supuesto, por el vicepresidente, quien le dio manija a su fastidiosa y autodestructiva tarea de marcar sus diferencias con el presidente.

En momentos en que se imponían la austeridad de palabras y la reflexión prudente, triunfó la descalificación irresponsable y la vocinglería fanática. El que debería ser la principal preocupación de todos -cautivo en condiciones probablemente dramáticas en los montes del Norte- pasó a un segundo plano.

Mientras Zavala está cautivo, la seguridad del país sigue estando en debate.

2 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.