¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Entre la democracia y la duda

Desde el Foro Social Mundial en Belén, en enero de este año, cuando los medios de comunicación alternativos hicieran un llamado a favor de la información progresiva y pluralista, las iniciativas independientes en línea han estado floreciendo en Brasil. Al lado de medios comunitarios bien establecidos, el Centro de Medios Independientes [pt] tiene colectivos establecidos en las  principales ciudades brasileñas, la Web 2.0 que aloja innumerables blogs, sitios web alternativos de noticias [pt], foros e interfaces, y el ciberactivismo [pt] están tomando forma rápidamente.

Estos ejemplos se están fortaleciendo mediante encuentros municipales y estatales con organizaciones de la sociedad civil y académicos en preparación para la primera Conferencia Nacional de Comunicaciones de Brasil, en diciembre. Titulada “Comunicación: Medios para la Construcción de Derechos y Ciudadanía en la Era Digital”, la conferencia representa el primer paso decisivo hacia la democratización del sistema de comunicaciones brasileño.

Pero, a pesar de la existencia de sectores alternativos que muestran tendencias democráticas, los medios brasileños son bastante célebres por su alta concentración [in] en manos de menos de diez familias. No resulta extraño,  entonces, que quienes luchan por la democratización de los medios tengan numerosas propuestas que incluyen el fortalecimiento del servicio público de televisión y radiodifusión, el ajuste de la evasiva estructura de reglamentación, la expansión del programa de inclusión digital del ex-Ministro de Cultura Gilberto Gil, así como una mayor inversión en sectores alternativos y comunitarios.

conferencia_comunicacao2-300x220

La blogósfera permanece dividida acerca de cuál propuesta es la más importante. Diversos blogs feministas, por ejemplo, nos recuerdan que la reglamentación, la supervisión y la revisión de la ley de prensa son fundamentales. Estos pueden caer bajo el marco del control social, que, para la blogger Alessandra Terribili [pt],

consiste en asegurar que ellos [las empresas privadas que financian organizaciones mediáticas] no puedan decir lo que quieran para reforzar estereotipos, legitimar prejuicios, seducir a los consumidores, informar de manera parcializada, esconder una parte… no pueden hacer eso impunemente.

Pero para el sitio de ciberactivismo Trezentos [pt], la inclusión digital es un asunto de enorme importancia. Sus propuestas van más allá de la expansión de la banda ancha y de la infraestructura de conectividad a lo largo de Brasil, y también enfatizan los derechos digitales de los ciudadanos:

Todos los brasileños tienen derecho a tener acceso a Internet sin importar su renta, clase, credo, raza, color, orientación sexual, sin ser discriminados física o culturalmente […] Todo ciudadano tiene derecho a tener acceso a la información pública en sitios de Internet con independencia del sistema operativo, navegador o plataforma informática utilizada. Toda persona tiene derecho a escribir en blogs y a participar en redes sociales con su nombre, código o anónimamente.

Dadas las elecciones presidenciales del 2010, es discutible hasta dónde puedan materializarse estas propuestas. Además, la comunicación no es reconocida ampliamente como un derecho humano, y los medios alternativos son raras veces movilizados de manera colectiva. La gradual inclusión digital de Brasil del 34% del país que tiene acceso a Internet, con apenas el 5%  que se beneficia de la banda ancha, contrasta fuertemente con el 98% de la población que cuenta con televisión. Por más contrahegemónica que sea la lucha por la democratización de las comunicaciones, a fin de cuentas ésta es eclipsada por el monopolio de los medios de información tradicionales.

Mientras que la conferencia podría ver más compromiso público en la formulación de políticas y un papel más activo y conjunto  por parte de los representantes de los medios alternativos y los actores de la sociedad civil [pt], tanto los medios brasileños como la democracia son frágiles e incipientes. Pero es esencial que se fortalezcan mutuamente, para el blogger Pablo Pedroso [pt]:

Parte del esfuerzo para la profunda transformación socioeconómica de Brasil pasa por la democratización de los medios de comunicación.

En consecuencia, la Conferencia es sólo el primer paso en el largo ‘trabajo de hormiga’ que Brasil enfrenta en su desarrollo democrático. Simplemente tendremos que esperar para comprobar en qué medida las tecnologías convergentes conducen a intereses igualmente convergentes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.