¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arabia Saudita: La alabanza de una blogger a Gran Bretaña

Maram Meccawy es una escritora y blogger saudita, que actualmente vive y trabaja en el Reino Unido. Ella recientemente escribió un post llamado “¿Por qué estoy lista para defender a Gran Bretaña?

Maram comienza diciendo:

Yo siempre he dicho que amo a Gran Bretaña… Aquí es donde están mis mejores recuerdos de la infancia, este es mi segundo país, donde he vivido un largo período de mi vida (y aún vivo). No tuve mucho problema con el hecho que Gran Bretaña sea un estado agresivo (histórica y actualmente), en especial con respecto a su participación en las dos guerras contra Afganistán e Irak, porque he estado aquí desde el principio y sé que hay una gran diferencia entre lo que implementan los políticos y lo que quiere la gente, incluso en un país tan democrático como el Reino Unido. Así que entendí que las bases de las organizaciones anti-guerra más poderosas están aquí y los mejores documentales que exponen los crímenes del país han sido producidos aquí. Y yo veo, diariamente, el debate que se lleva a cabo en la prensa y los medios y los pasillos del poder, sin importar el deseo de la gente de retirar sus tropas de estos dos países y abrir el camino para responsabilizar y poner en juicio a los causantes de estos crímenes.

A pesar de mi odio, que no me avergüenza admitir públicamente, y mi rechazo a las políticas extranjeras de los sucesivos gobiernos en Londres, siempre he tenido un gran respeto por sus políticas internas, que están basadas en el respeto a los derechos humanos y el establecimiento de una sociedad multicultural.
Cuando se está en Gran Bretaña no es una exigencia “asimilarse” o “volverse británico” para que la gente te considere un igual. Puedes ser musulmán y británico, judío y británico, y negro y británico; puedes haber llegado ayer o haber nacido aquí, y decir con orgullo que eres británico -nadie negará eso. Mis amigas francesas, españolas y otras europeas con raíces fuera de esos países cuya nacionalidad mantienen (hasta raíces en países europeos vecinos) admiten abiertamente que la situación no es así en sus países. Un argelino sigue siendo extranjero en Francia, incluso si su abuelo fuese un inmigrante en Paris hace cien años cuando Argelia era parte de Francia.
La semana pasada, dos eventos captaron mi atención con respecto a la cualidad particular que posee Gran Bretaña.

Maram prosigue describiendo su asistencia a un evento de reclutamiento de la Universidad de Oxford con la compañía petrolera para la que trabaja. Durante el evento, algunos manifestantes iniciaron una protesta acerca de lo que ellos argumentaban había hecho la compañía petrolera en varias partes del mundo, acusándola de haber actuado de forma criminal. Los guardias de seguridad comenzaron a dispersar a los manifestantes, pero un funcionario de la compañía acordó que los dejaran estar allí por unos cinco minutos, diciendo que él respetaba el derecho a la libertad de opinión. Sin embargo, pasados los cinco minutos, los manifestantes no permitieron que el funcionario continuara y seguían interrumpiendo. A pesar de la interrupción, el funcionario de la compañía estaba decepcionado cuando uno de los manifestantes fue finalmente desalojado a la fuerza; él dijo que Gran Bretaña era un país libre y nadie debería ser expulsado por estar en desacuerdo con las actividades de una compañía.

El segundo evento que captó la atención de Maram fue un episodio en particular del programa semanal de televisión en la BBC Question Time, en el que un panel de políticos y otros, enfrentan preguntas de temas actuales de una audiencia en un estudio. Controversialmente, Question Time ha permitido al director del derechista Partido Nacional Británico y miembro del Parlamento Europeo, Nick Griffin, ser parte del panel para este programa. Nick Griffin ha estado convicto previamente por distribuir material que presuntamente incita al odio racial.

Luego de ver la escena, Maram describe qué pasó en el programa:

De vuelta a Griffin, se le dio la oportunidad de explicarnos su incoherencia ¡y maldijo a todos sin que nadie lo molestara! De hecho, los otros participantes del programa de otros partidos, liderados por el Ministro Jack Straw y la audiencia presente (blancos, negros, asiáticos, musulmanes, judíos, cristianos y otros) fueron capaces de responder a sus ideas retrógradas de forma calmada y civilizada y exponerlo frente al público británico. Este egresado de la Universidad de Cambridge parecía un niño tratando de molestar a sus mayores repitiendo las palabras que previamente se le dijo no podía decir… luego parecía una rata en una trampa, incapaz de zafarse… el mejor comentario fue el de un musulmán de la audiencia, quien ofreció comprarle un boleto el Polo Norte para que disfrutara de la vida en un ambiente blanco, ¡limpio de colores molestos!

Este episodio fue hace cuatro días… y nadie perdió su trabajo, no se inició ninguna investigación ¡y la policía anti-motines no salió a la calle! Todos hemos seguido con nuestra vidas en paz.
Luego de ver el show esa noche, apagué el televisor y me fui a dormir con un orgullo secreto de vivir en un grandioso país y como resultado soy parte de él. Cerré mis ojos diciéndome que el país que le ofrece a su pueblo esa cantidad de libertad para vivir y hablar sin miedo -siempre y cuando no rompan ninguna de las leyes conocidas- es el punto geográfico por el que la gente mejor puede apoyar, incluso si no pertenecen a él étnicamente, por nacimiento o por residencia… una nación de libertad es un oasis para que todos disfruten de su sombra, mientras las naciones de opresión son cárceles para su gente… y qué diferencia hay entre un oasis y una fría celda de prisión…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.