¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría: Vacunas contra la gripe son ‘El gran experimento húngaro’

La campaña de vacunación del Servicio Nacional de Medicina y Salud Pública de Hungría (ÁNTSZ) ha provocado un debate público sobre la efectividad de la vacuna húngara contra la gripe, en el que están involucrados la institución, doctores, políticos y ciudadanos.

Los sitios de noticias húngaros reportan (HUN) el ‘turismo de la vacuna’, desde Eslovaquia a las farmacias de la frontera y las agencias de noticias confirman que Hungría no planea cerrar  fronteras con su vecino Ucrania (vea el último post en GV sobre Ucrania y la influenza A  H1N1 aquí).

Observer, una bloggera húngara que vive en Kiev, escribió un post (HUN) sobre su viaje a Budapest:

En Pest, vine a casa por una semana. En cuanto llegué al Aeropuerto Borispol, me puse una máscara que compré afuera de un colegio húngaro. Había menos personas en el aeropuerto que en un viernes ordinario […] El número de pasajeros ha disminuído, se nota en el tráfico de las aduanas, el número de personas que dejan el país decayó en un 23% y el de los extranjeros que llegan en un 40%.

El personal de tierra trabajaba con ‘máscara’, pero la mayoría de los pasajeros no traía ninguna. Vacunarnos con el suero húngaro había sido parte de nuestros preparativos (sí, he leído el enorme debate en la internet sobre la vacuna húngara y llamé a dos doctores en Hungría —ninguno me disuadió— mi juicio me dice que el riesgo de la gripe  allá [en Ucrania] es mayor que el riesgo de la vacuna húngara — Pensé que era mejor que enfrentar lo segundo). […]

Una parte del ‘enorme debate’ mencionado por Observer es entre las autoridades y doctores de práctica general. Uno de ellos, Gyula Keszthelyi, un médico familiar en Hungría del este, atrajo la atención por su blog (HUN) donde escribió sobre la importancia de la prevención (HUN) y de informar a los padres (HUN) sobre su derecho a no responder cartas de la escuela de sus hijos —que implican que están obligados a vacunar a sus hijos aún cuando en Hungría no esté clasificada como una vacuna obligatoria—, en varios posts remarca los errores que ÁNTSZ está cometiendo en su campaña de vacunación. Toda esta información ha generado un movimiento que duda de su funcionamiento. El semanario húngaro Heti Válasz publicó un artículo sobre el caso:

[…] hace 50 años, el señor Keszthelyi habría sido un doctor de aldea, refunfuñando por lo bajo y quejándose con las mujeres mayores entre sus pacientes. Hoy, gracias a giulio.freeblog.hu, el debatido sitio de internet que montó, influye en la gente con la misma magnitud con la que lo hace la Comisión Pandémica. Decenas de miles de laicos leen sus humeantes comentarios en el sitio. Además, también es un visitante asiduo a varios foros de internet que visitan otros miembros de la profesión, donde las acciones contradictorias del gobierno son analizadas críticamente hasta el más mínimo detalle. Keszthelyi se encontró a sí mismo en el centro de todo un movimiento cuando Ferenc Falus, el funcionario médico nacional, lo amenazó con una mullta de un millón de forints húngaros y el retiro de su licencia, debido a que se negó a administrar las vacunas contra la gripe suministradas gratuitamente por el estado. […]

No solamente el doctor Keszthelyi planteó las interrogantes sobre la administración y el origen de las vacunas hechas en Hungría, también el blog de protección al consumidor Tékozlo homár publicó un post (HUN) sobre ellas:

[…]De todos modos los hospitales y farmacias no quieren recibir las vacunas entregadas sin fecha de caducidad, pues es ilegal, pero deberían venderse de todas formas, porque el estado ya pagó por ellas. […]

El doctor Gergely (Greg) Bognar, profesor asistente en el Centro de Bioética en la Universidad de Nueva York, también reaccionó (HUN) a través de su blog sobre las interrogantes bioéticas del debate de la gripe porcina que se convirtió en una discusión entre partidos políticos y provocó la idea de un gran experimento:

[…] Según la reciente investigación, los votantes que apoyan al partido gobernante prefieren  estar del lado de la vacunación, no como aquellos en la oposición […]

Los políticos han ayudado a la mayoría de la población a tomar partido en la cuestión: mientras el primer ministro y el ministro de salud se vacunaron en público, Péter Szijjártó, diputado líder de FIDESZ (actual partido en oposición), “tomando en cuenta cualquier circunstancia” no se vacunará. […]

¿Por qué las cosas marchan de esta manera? Bueno, la cuestión es que hay una enorme interrogante relacionada a las vacunas contra la gripe. No se trata de saber si son dañinas —expertos aseguran que son inofensivas— lo que se quiere saber es su utilidad y si lo son, qué tanto. ¿La defensa contra la nueva gripa debe valer seis millones de forints húngaros para la sociedad? ¿Qué tan eficientes financieramente hablando son?

Podemos intentar con no hacer un examen clínico y sólo vacunar a la mitad de la población para sacar cuentas de cuántos se están enfermando o muriendo de estos dos grupos: vacunados y no vacunados. […]

Pero este tipo de investigación no está libre de problemas éticos tampoco. […]

Supongo que es muy claro hacia dónde me dirijo. La sociedad húngara voluntariamente, con una enorme abnegación impulsada por el sabio coraje de los políticos, comenzó un experimento similar al que tuvo lugar en Tuskegee. La población se está dividiendo en dos grupos según el partido con el que simpaticen: uno que se vacuna, el otro, a manera de grupo de control, no lo hace.

El plan del experimento es muy prometedor, pues diez millones de sujetos en una investigación es suficiente para excluir cualquier tipo de circunstancias conflictivas y la distribución según el partido con el que simpatiza la gente es bastante aleatoria. Así que todo está dado para obtener resultados científicos serios de el ¡'El gran experimento húngaro'!

Así que no es casualidad que el mundo esté mirándonos con mucha atención. Los observadores serán enviados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades; publicaciones periódicas, como New England Journal of Medicine o la naturaleza misma, reportarán los resultados. […]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.