¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La Carta por la Compasión: En busca de la unidad de las comunidades religiosas

En un mundo fragmentado y dividido religiosamente, el 12 de noviembre se publicó un documento peculiar y muy esperado, tras meses de trabajo en colaboración -en línea y fuera de ella- entre líderes de diversas religiones y grandes pensadores.

En febrero de 2008, Karen Armstrong, una antigua monja católica romana que se define a sí misma como “monoteísta freelance” obtuvo el premio TED. Este galardón se entrega anualmente a tres individuos excepcionales, cada uno de los cuales recibe 100.000 dólares y, lo que es más importante, la concesión de “One Wish to Change The World” (Un deseo para cambiar el mundo).

TED significa Tecnología, Entretenimiento y Diseño y comenzó en 1984 como una conferencia en la que se reunía a gente procedente de esos tres campos. Desde entonces, su alcance se ha ampliado.

logoKaren Armstrong, a quien se considera una de las más provocativas y originales pensadoras sobre el papel que la religión desempeña en el mundo moderno, confesó que su deseo era crear una Carta por la Compasión, un documento acerca del valor esencial compartido por todas las religiones del mundo y todos los códigos morales: la “regla de oro”. Así es como ella misma lo describió a la comunidad TED:

“Quisiera que me ayudarais a crear, lanzar y propagar una Carta por la Compasión, elaborada por un grupo de principales pensadores inspiradores procedentes de las tres tradiciones abrahámicas -judaísmo, cristianismo e islam- y basada en los principios fundamentales de la justicia universal y el respeto.”

Un proceso en colaboración

El punto crítico de partida para la creación de la Carta por la Compasión fue la participación global en el proceso abierto de su escritura. Las propuestas compartidas iniciaron un diálogo que continuó mientras se finalizaba y lanzaba la carta en http://www.charterforcompassion.org. Gente de todas partes del mundo ha participado en esta carta, que trasciende cualquier diferencia religiosa, ideológica o nacional. Importantes pensadores procedentes de muchas tradiciones la han elaborado con pasión, entendimiento, convicción intelectual y esperanza.

El Consejo de Sabios de la Carta por la Compasión incluye a pensadores notables y a representantes de fe como el jeque Ali Gomaa (gran mufti de Egipto), el rabino David Saperstein (Centro de Acción Religiosa del Judaísmo Reformista), Sadhvi Chaitanya (líder espiritual de Arsh Vijnaya Mandiram ashram) y el arzobispo Desmond Tutu (arzobispo jubilado de Cape Town, en Sudáfrica).


Avance de la Carta por la Compasión durante el Premio TED en Vimeo.

Los afiliados de esta carta alrededor del mundo incluyen, entre otros, a TED, el Centro Tanenbaum, el Consejo Mundial de Líderes Religiosos, el Centro Al-Ghazzali y el Insituto de Religión, Cultura y Paz.

Se han planeado más de 170 eventos internacionales para ayudar a lanzar la Carta por la Compasión (usted también puede organizar el suyo). La inauguración de la Carta ya ha obtenido muchas muestras de apoyo entusiastas y ha suscitado conversaciones en la blogosfera mundial.

Puntos de vista acerca de la Carta por la Compasión

El periodista malasio Niki Cheong escribió en su blog, “se invitó a los malasios a acudir a un estudio para grabar un video viral en el que explicaran lo que la compasión significa para ellos y promover, así, la inauguración de la Carta por la Compasión el 12 de noviembre.”

Aizat Faiz contó en su blog su experiencia tras participar en la grabación del capítulo malasio de la Carta por la Compasión. En su blog, Rantings by MMs, informó de lo siguiente: en Malasia “el lanzamiento de la carta será oficiado por el antiguo Primer Ministro Tun Abdullah Ahmad Badawi. Por la tarde habrá una mesa redonda para los jóvenes, a la que seguirá otra interreligiosa.”

Tikkun Daily, una publicación digital norteamericana, judía e interreligiosa alentó: “todos deberíamos aprovechar la oportunidad para recordar a los que nos rodean acerca del poder de la compasión y pensar en diversas formas de utilizar la compasión para transformar el mundo y curarlo.”

En el blog budista de Sujato se leía lo siguiente: ‘Todos necesitamos poner de nuestra parte para emplear la religión como modo de responder de forma creativa y constructiva a nuestro entorno y convertirla en una fuerza solidaria en lugar de dañina, para fomentar el amor y la inclusión en lugar de la alienación y la ignorancia.”

Por su parte, el blog 360 Digital Influence, propiedad de la firma de Relaciones Públicas Ogilvy, analiza la cuestión: ‘¿es  “viral” la compasión?’.

Asimismo, el estadounidense Brian Carnell argumentó en contra de la regla de oro como centro de la carta, denominándola “tontería sosa para sentirse bien” que no ayuda a resolver “dilemas morales reales”.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.