¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Colombia: La tradición de las arepas en la tarde

Si usted viaja a Colombia, lo más probable es que entre las 3 y las 6 de la tarde le inviten a comer “el algo”. Una combinación de café o chocolate con los más variados productos de panadería que en muchas familias se volvió ritual para esos momentos en los que el sol cae.

Photo by Lozbot and used under a Creative Commons license

Foto por Lozbot, usando licencia Creative Commons.

En Reticente, el blog de Juan David Escobar, él nos habla de aquella tradición que ya ha pasado por varias generaciones.

Mis abuelas nos enseñaron que a eso de las 3pm, se debe parar la vida para comer algo caliente con parva, o lo que te encuentres, pero comer “algo”.

Con frecuencia “el algo” es una arepa.  Fue así, como una tarde fría Escobar se hizo partícipe de la preparación de unas arepas de chócolo (maíz blando), de las que bastante puede uno ilustrarse a través de otros blogs colombianos. El blog de Colombia da una explicación del proceso de elaboración de la arepa:

La arepa es una de las comidas más típicas en Colombia. Para hacerlas, los ingredientes son muy básicos: harina de diferentes tipos de maíz, agua, aceite y sal. Luego está el relleno, que cada uno puede hacer de lo que quiera, pero la arepa pura es lo importante. Aunque todavía no se pongan de acuerdo sobre qué país es el originario, la arepa colombiana tiene su propia tradición y forma de elaboración.

La arepa de chócolo resulta luego de desgranar el maíz como se indica en Recetas de cocina, Colombia turística:

Se desgranan los chócolos, y se muelen. Debe quedar una masa suave. Se arman las arepas y se ponen a asar sobre una hoja de plátano, luego se voltean sobre una hoja nueva, hasta que queden bien asados por ambos lados.

Además puede ser acompañada con queso:

Si quiere puede hacer dos cosas con el queso: cortarlo en lajitas, cortar la arepa por el borde e introducir el queso en la mitad y asarlas de nuevo por un minuto o rallar el queso y mezclarlo, con la masa, antes de armarlas”.

Carlos Múnera del blog Somos iguales afirma:

Qué cosa más rica es ese binomio culinario de la arepa de chócolo* con quesito y mejor cuando se forma aquel triángulo amoroso a la llegada de un espumoso chocolate en leche. Sí señores, ah fríos que nos ha quitado ese trinomio de sabor. Ah tardes que nos han acompañado paralelo a una buena visita parviada*. Cuán sencillos y humanos nos sentimos cuando comemos del fruto de la tierra cocido al calor del fuego.

Photo by Juan David Escobar and used with permission.

Foto por Juan David Escobar, usada con permiso.

Finalmente, Escobar de El Reticente concluye su post:

Mientras los ordenes económicos y de seguridad se mueven y la ciudad crece y se moderniza, todavía por aquí tenemos las tradiciones más clásicas, a pesar de que de las abuelas ni los huesos quedan.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.