¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Austria: Cómo los medios sociales incendiaron las universidades

¿Sabía que en este momento muchas universidades en toda Europa están ocupadas por estudiantes? Miles de ellos están durmiendo, cocinando, debatiendo y haciendo fiesta en sus auditorios protestando contra la sub-financiación del sistema educativo y el así llamado Proceso de Bolonia, el plan de la Unión Europea para uniformar los sistemas universitarios en Europa.

Lo realmente notable sobre estas protestas es el hecho de que no fueron coordinadas centralmente por uniones estudiantiles sino que fueron organizadas enteramente de abajo hacia arriba, con el apoyo de medios sociales en-línea.

Todo comenzó en Viena, Austria el 22 de octubre cuando un grupo pequeño de estudiantes se encontró para un Flashmob en el centro de la ciudad para protestar, y luego se dirigió hacia la Universidad de Viena donde ocupó el Auditorio Máximo. Cuando llegó la policía las noticias de la ocupación ya habían sido difundidas por Twitter, movilizando a tantos simpatizantes que era imposible evacuar el auditorio.

sitio web Unsereuni

Sitio web Unsereuni

En pocos días, los ocupantes – para su propia sorpresa – establecieron una estructura organizativa notable: La movilización y comunicación fueron organizadas por los Twitter “Hashtags#unibrennt y #unsereuni (“universidad en fuego” y “nuestra universidad”).

Se estableció un webcast 24h desde el Auditorio Máximo. Tareas organizativas que van desde cocinar a limpiar fueron estructuradas por un wiki, y un sitio web se comunicaba con el público. Twitter, blogs y Facebook (32.400 fans hasta el momento) fueron usados para correr la voz.

Esto tuvo dos efectos:

- Por primera vez protestas de tal magnitud no necesitaban el apoyo de los medios masivos para la movilización. A menos de una semana después del comienzo de las protestas más de 20.000 manifestantes llenaron las calles de Viena, precediendo a cualquier cobertura de los medios masivos. Los contactos con los medios consecuentemente fueron limitados a un mínimo (lo que produjo mucha confusión). Los estudiantes simplemente no necesitaron a los medios y como las protestas no tenían jerarquía, no había portavoces oficiales.

- En segundo lugar, como todo el mundo pudo seguir lo que estaba pasando dentro del Auditorio Máximo (el webcast produjo medio millón de visitas en un mes) la prensa sensacionalista no pudo calificar a los protestantes como pendencieros o extremistas. Demasiada gente sabía que no era verdad. El poder de formación-de-opinión había cambiado.

Pronto las protestas contagiaron otras ciudades universitarias en Austria y fuera: hoy, a menos de un mes y medio después de las primeras protestas, casi 100 universidades en Austria, Alemania, Suiza, Albania, Serbia, Francia, Italia, Croacia y los Países Bajos están ocupadas o han visto otras formas de protestas masivas.

En Wissen belastet, Max Kossatz, un blogger y observador de medios de Austria, analizó [de] el flujo en Twitter: 66.379 Tweets por 6.780 nombres distintos de usuario fueron publicado sobre el tema el mes pasado. 1.043 imágenes fueron publicadas en Twitpic y produjeron 125.612 vistas – vea esta mezcla de fotos Twitpic en Youtube. Y especialmente interesante es el siguiente mapa de Tweets ilustrando cómo las protestas se divulgaron en el tiempo (vea en HD y pantalla completa para la experiencia completa):

Gerald Bäck del Bäck Blog, quien trabaja en el ramo de observación de medios, descubrió que el alcance bruto de los Tweets, es decir el número de distintos seguidores expuestos a ellos, fue 386.860. En su análisis [de] muestra quiénes fueron los influyentes clave, qué direcciones (URLs) fueron más enlazadas y qué hashtags se usaron más.

En su blog, smime, Michael Schuster, especialista en análisis semántico, contribuyó con una sinopsis [de] de la cobertura de los “viejos medios” al evento. Contó 2.700 artículos e identificó cuatro tendencias, durando más o menos una semana cada una: “Las protestas tienen lugar”, “protestas continúan”, “protestas se amplían” y más recientemente “vale, basta ya”.

Luca Hammer de 2-Blog, un estudiante y mente maestra tras las actividades vienesas en la web, ha publicado un reporte [de] sobre como wikis, Twitter y webcasts fueron usados para iniciar el asunto.

Parece que el caso de #unibrennt podría volverse un punto clave en la transformación de la política Austríaca con el uso de medios sociales on-line. Creó una amplia atención – y confusión – entre los medios establecidos y las estructuras políticas, y creó un espíritu de fortalecimiento entre estudiantes y líderes digitales.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.