¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Chile: Un funeral apropiado para Víctor Jara

Treinta y seis años después de su muerte, el cantautor chileno Víctor Jara tuvo un funeral adecuado. Una multitud de artistas, figuras públicas, seguidores y fans se reunieron el 3 de diciembre de 2009 en Santiago para rendirle homenaje al músico, director teatral y activista asesinado durante la dictadura de Pinochet.

Al funeral también asistieron la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y la viuda de Jara, Joan Turner. El usuario medrparada posteó un video de la comunidad chilena marchando por la avenida Santos Dumont en su homenaje:

Jara, una figura central del movimiento Nueva canción, apoyó a Salvador Allende en los 60 y principios de los 70. Recientemente se retomó la investigación sobre el asesinato de Jara ocurrido en 1973. Se acusó a un exconscripto del asesinato y se exhumaron los restos de Jara en junio para practicar una autopsia.

Aunque ya existía la creencia generalizada de que el cantante fue torturado, esto fue confirmado por el Servicio Médico Legal en noviembre: murió a consecuencia de múltiples fracturas provocadas por objetos contundentes y por 44 heridas de bala en diferentes partes del cuerpo.

El enorme funeral le brindó al artista una fuerte presencia en la red en todo el mundo. Mientras el evento era transmitido en línea por la Fundación Víctor Jara, los usuarios crearon su propia selección de las canciones de Jara en Twitter, como dijo Rodrigo (@rtapiap):

mi timeline esta lleno de versos de Victor Jara, en breve le pongo play a su discografía (pasando por el VJ Sinfónico)

Nicole (@HenriquezNicole) compartió su devoción por el cantante folclórico en Twitter y asistió al funeral:

Mañana caminaré des[d]e Plaza Brazil hasta el Cementerio General.. no lo haría por nadie, solo por Víctor Jara!

La bloguera española de Ciberculturalia recordó la causa de Jara y el precio que debió pagar:

(…) Víctor Jara, un hombre comprometido, solidario, defensor de la libertad que terminó pagándolo con su propia vida.

En mayo, el bloguero Roberto Castillo, en su blog Noticias secretas, le respondió a un columnista del diario El Mercurio que confesó, como figura literaria, ser el autor del asesinato de Jara. En la columna Castillo reconoció la relevancia del cantautor en la memoria colectiva de Chile:

La figura de Víctor Jara y su obra incandescente se habían salvado hasta ahora de la corrosión amnésica o de los manejos de imagen que han caracterizado a la eterna transición chilena. El cariño del público y la constancia leal de generaciones de artistas han mantenido el brillo de sus canciones y preservado el recuerdo de la manera en que fue asesinado. El informe de la Comisión Rettig, en su caso, sólo vino a confirmar los detalles horrendos de una historia conocida: la gente no sabía que habían sido cuarenta y cuatro los disparos, pero sí sabía de sus manos quebradas a pisotones y culatazos.

En su blog Cuestiónatelo todo, José Luis compartió un video en blanco y negro de Jara cantando “Te recuerdo Amanda”, una de sus canciones más populares. Él escribió:

Hay tantas canciones que escoger de Victor Jara que es una pena colgar sola 3. Siempre cercanas al pueblo, al campo, a la fabrica, a la madre, al dolor del explotado, a la lucha de los mas humildes. Todas ellas se basan en la vida de los obreros y los campesinos chilenos, que en el Chile que construyeron con la llegada de la Unidad al poder eran los verdaderos protagonistas del futuro… Ese futuro que los fascistas segaron en nombre del capitalismo.

Víctor Jara tuvo una influencia incomparable en artistas y músicos de diversos estilos musicales. Dirigió más de 15 obras de teatro y lanzó 9 discos entre 1966 y 1974, entre otros Canto por travesura una selección de canciones chilenas tradicionales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.