¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Demolición forzada

Un caso reciente de demolición forzada ha llamado la atención sobre la protección de los derechos de los ciudadanos y la resolución de conflictos en China.

El 13 de noviembre, la demolición forzada de una edificación privada hecha por el gobierno local de Chengdu provocó el suicidio de una de sus propietarias, Tang Fuzhen, que se echó gasolina y se prendió fuego. La casa estaba situada en el camino de un proyecto del gobierno distrital para unir dos carreteras. Hubo comparaciones con un caso ocurrido el año pasado, cuando una mujer del distrito Minhang de Shangái arrojó bombas caseras de gasolina a un equipo de demolición que se preparaba para demoler su casa, que es el lugar de un nodo de transporte para la Expo Shangái 2010.

Lugar del antiguo hogar de Tang Fuzhen

Lugar del antiguo hogar de Tang Fuzhen

A los casos como este se les conoce como ‘casas clavo’, haciendo referencia a propietarios que se niegan a salir de zonas de demolición, por lo general debido a desacuerdos con la compensación ofrecida. El caso más famoso fue el el caso de la casa clavo de Chongqing en 2007, cuando una pareja de chinos llegó a un acuerdo negociado con el constructor después de tres años de estar estancados.

En un reciente post, el conocido blogger Wuyuesanren (五岳散人) comparó la pacífica resolución del caso de la casa clavo de Chongqing con los violentos incidentes del mes pasado:

Me pregunto si alguien recuerda todavía la ‘casa clavo más difícil’. En ese incidente, aunque el demoledor y el demolido estaban de alguna manera en lados opuestos, ambos bandos jugaron de acuerdo con las reglas. Hubo sonrisas y ningún daño real.

Pero a juzgar por los recientes incidentes, parece que la paciencia de ambos lados se ha agotado. Las resistencias y los resultados fueron violentos. Hace poco, se publicó un discurso interno de un funcionario. El funcionario mencionó que la demolición forzada es una acción apropiada, e incluso recalcó que debe ‘crear una situación de asedio y presión masiva’ al oprimido.

Estos ejemplos muestran que los conflictos entre las partes interesadas han llegado a un nivel en que son necesarios los medios violentos. El lado más fuerte, que disfruta de condiciones favorables, no tiene paciencia ni sinceridad para entrar en negociaciones. La otra parte, con mucho más que perder, solamente puede recurrir a métodos más violentos como respuesta. Antes hubieran hecho alguna petición, pero ahora están empezado a herirse para atraer más atención.

En una entrevista con el International Herald Leader, un diario oficial chino, comentó que los casos de demolición forzada de China pasaron por tres etapas:

Al comienzo, el flujo de presión es de una sola vía, del opresor al oprimido. Los medios masivos todavía no están involucrados en esta etapa. En la segunda etapa, el oprimido recurre a la petición y a medios judiciales. En la tercera etapa, podrían hacerse daño así como a los opresores. A veces, podría haber confrontación colectiva y hasta autoinmolación.

Un blogger, Yao Hongen (姚鸿恩), tocó en su blog el caso de una casa clavo en EEUU para contrastarlo con los de China. En 2006, Edith Macefield rechazó una oferta de US$1 millón para vender su casa para dejar espacio a un proyecto comercial en Ballard, Seattle. Tras la muerte de Macefield, se reveló que la casa fue dejada en testamento al encargado del nuevo proyecto de construcción, Barry Martin, por la amistad y cuidado que tuvo hacia la anciana durante la construcción.

Hogar de Edith Macefield

Hogar de Edith Macefield

Yao Hongen dijo:

La anciana no empleó un abogado; no hizo una petición; no se fue a Washington a protestar; y, huelga decir, no hizo bombas de petróleo ni se prendió fuego. Todo lo que hizo fue decir ‘No’ al constructor.

Entre los comentarios que tuvo el post:

(2009-12-06 13:59:47): Los ciudadanos chinos son los vulnerables. El estado puede demoler cada vez que quiera, ¡y no le importará si no tienes a dónde ir a vivir! Nuestro gobierno usó carteles como construcción post desastre para tomar los terrenos por la fuerza. ¡Pero tenemos los terrenos y certificados de propiedad!

(2009-12-06 16:31:24): Es una broma. En China, el estado es el más poderoso y el más despiadado. ¡Matarán a los que se interpongan en el camino!

(2009-12-06 13:21:37): Supongo que no veré que esta clase de cosas pasen en China en lo que me queda de vida.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.