¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Abuela centenaria realiza sueño de paracaídas

Nunca es tarde para hacer que un sueño se vuelva realidad, aunque esto signifique que tengas que hacer tu primer salto en paracaídas a los cien años de edad. El 19 de diciembre, Aida Gemaque Mendes, más conocida como Vó Iaiá (abuela Iaiá), saltó con éxito 8,000 pies (aproximadamente 24,000 metros) a través de los cielos de la ciudad en la que vive desde 1959, Macapá, capital del estado brasileño de Amapá.

“Quiero pasear en el cielo, para sentirme un poco más cerca de Dios”. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

“Quiero pasear en el cielo, para sentirme un poco más cerca de Dios”. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

Durante las cuatro horas de espera previas al salto, Vó Iaiá contó chistes, recordó historias de su vida y dio ánimos a los muchos parientes y amigos que estaban ahí para apoyarla, asegurándoles que estaba muy feliz y para nada asustada. Entre los espectadores estaba la blogger Alcinéa Cavalcante [pt], quien documentó con fotos la preparación y lo que pasó después del salto, y después entrevistó a la heróica abuela:

A los 100, que cumplió en noviembre, baila, juega voley, basket y fútbol. “Lo que más me gusta es bailar. Ahhhhh me encanta bailar”, dice meciéndose y con los ojos brillantes.
¿Falta algo? Faltaba algo. Nunca había saltado en paracaídas. Una hazaña que realizó ayer en Macapá. “Quiero pasear en el cielo, para sentirme un poquito más cerca de Dios”, dijo. 

[…]

Al aterrizar, la abuela Iaiá era la imagen de la mayor alegría de la tierra. Levantó los brazos al cielo y le agredció a Dios. Dio una conferencia de prensa para decir que “estuvo muy bien”, eso “es verdaderamente genial”, que no sintió ni un poquito de miedo, solamente una “cosa rara en la oreja debido al fuerte viento” y que quiere volver a saltar.

Alistándoae para saltar. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

Alistándoae para saltar. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

Emanuel Costa [pt] nos brinda una instantánea de su centenaria vida y cómo se hizo realidad este sueño, un regalo de Navidad de su nieto Josivaldo dos Santos:

El sueño de Aida Mendes, también conocida como “abuela Iaiá”, que nació el 20 de noviembre de 1909 en una granja en la ciudad de Chaves (estado de Pará), siempre ha sido saltar en paracaídas, pero todo empezó cuando su nieto Josivaldo dos Santos, conocido como Vavá, que también hace paracaidismo, le pregunto si realmente tenía el valor de hacerlo. 

Después de aceptar el reto, “abuela Iaiá” pasó por una serie de exámenes médicos antes de saltar. Y delante de muchos amigos y parientes y varios periodistas, doña Aida Gemaque Mendes realizó su hazaña. La caída libre duró 13 segundos y la navegación fue de 15 minutos.

Ahora “abuela Iaiá” podría entrar en el Libro Guinness (de récords) como la mujer más vieja en el mundo en saltar en paracaídas. Su logro será considerado para ver si ingresa al Libro Guinness de Récords. Quien ostenta el título de la mujer más vieja del mundo en saltar en paracaídas es Encarnação Olivas, que a los 82 años realizó un salto histórico en el aeropuerto de Marília (São Paulo) en 1992.

Sin embargo, ese récord fue batido dos años después. Gavin [pt], lector del blog Notícias Daqui, se lamenta en el recuadro de comentarios del blog del hecho de que, después de todo, Vó Iaiá no ingresara al Libro Guinness de Récords Mundiales como la saltadora de paracaídas en tándem más vieja. No todavía:

Por muy poco, doña Iaiá no entró en el Libro Guinness. Quien ostenta el récord de saltadora de paracaídas en tándem (con un instructor) es Estrid Geertsen, de Dinamarca, a la edad de 100 años y 60 días, el 30 de setiembre de 2004. Como doña Iaiá cumplió 100 años el 20 de octubre [nota de la traductora: en realidad su cumpleaños es en noviembre], no logró romper el récord por unos cuantos días. Pero aun así realizó una hazaña impresionante e inspiradora. ¡Felicitaciones para ella!

Iaiá abraza a Vavá, el nieto organizó la hazaña, después del salto. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización.

Iaiá abraza a Vavá, el nieto que organizó la hazaña, después del salto. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización.

El salto de Vó Iaiá ha dado ideas a muchos bloggers que no estaban seguros sobre qué regalarles a sus abuelas por Navidad, como Emerson Batista [pt], que blogueó medio en broma:

Estaba pensando qué comprarle a mi abuela esta Navidad. Ahora estoy indeciso entre un salto en paracaídas o puenting. Lo pensaré un poquito más… Después del salto, la abuela Iaiá dijo “Gracias a Dios. Esto es muy bueno”. Imagino que su gratitud no es solamente por el salto. Abuela Iaiá tiene mucho que agradecer…

Ahora Iaiá planea cumplir otros sueños, como aprender a montar bicicleta y hasta motocicleta. No solamente está, increíblemente para su edad, fuerte y suficientemente saludable para esto –ni siquiera necesita usar anteojos– está llena de vida y energía. En una entrevista telefónica antes del salto, se le preguntó a qué atribuye su longevidad y valor, y le dijo a Altino Machado [pt]:

Trabajo. Trabajé muy duro en mi juventud. Ahora, a una edad avanzada, soy joven para todo.

Todavía joven a los 100 años. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

Todavía joven a los 100 años. Foto de Alcinéa Cavalcante, publicada con autorización

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.