¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Georgia: Tragedia marca el comienzo del Año Nuevo

Mientras los ciudadanos de Georgia esperaban el Año Nuevo, dos escándalos se adueñaron del espíritu festivo. Como parte de los planes de descentralizar el gobierno, una estatua de la era soviética dedicada a los cientos de miles que murieron en la Segunda Guerra Mundial fue demolida en Kutaisi, la segunda ciudad georgiana, con la idea de fomentar el desarrollo económico de la región.

Originalmente, la demolición estaba planeada para el 21 de diciembre, día del cumpleaños del presidente, la adelantaron dos días luego que el antiguo alcalde de la ciudad iniciara una campaña para reunir firmas en protesta por la destrucción de un monumento de un reconocido escultor georgiano, mientras la oposición amenazaba con rodear el lugar. Lo que pasó después fue catastrófico, con la muerte de una madre y su hija de 8 años.

Como resultado, Mikheil Chogovadze, gobernador de la región de Imereti, fue destituido, y hubo varios otros arrestos, incluido el director técnico de la empresa responsable de la demolición del monumento. Sin embargo, algunos bloggers y analistas consideran que la verdadera responsabilidad de la tragedia recae en el presidente georgiano, Mikhail Saakashvili, y su constante conflicto personal con Rusia.

Crappy Town es justamente uno de ellos.

A medida que el gobierno de Mikheil Saakashvili en Georgia se está haciendo más dictatorial, el fortalecimiento de su locura personal está llegando a niveles absurdos. […]

Recientemente, en su acto más extraño, decretó que el Parlamento se trasladara de Tiflis a Kutaisi, la segunda ciudad de Georgia. De todos los sitios de la ciudad, eligió uno que ya estaba ocupado por un monumento de 46 metros de altura a la memoria de los miles de georgianos que murieron en las filas del Ejército Rojo en la Segunda Guerra Mundial.

[…]

Al final, Saakashvili profanó la memoria de los georgianos caídos en la Segunda Guerra Mundial para enviar un mensaje, qué mensaje y a quién, eso lo sabe solamente él, y causó la muerte de una mujer y su hija en el proceso, aunque apenas se ha informado en Occidente y solamente con términos cuidadosamente elegidos. Demasiado vergonzoso para ellos que su vassal se esté tornando cada vez más y más como Saparmurat Niyazov “Turkmenbashi” o tal vez Idi Amin. Un lunático errático y autoritario.

Mientras tanto, Rusia ha declarado su voluntad de recrear el monumento en Moscú, para que los caídos georgianos del Ejército Rojo puedan ser honrados ahí dado que, bajo el mando de Saakashvili, ya no podrá ser honrados en Kutaisi.

Blogian, un blog armenio exige la renuncia de Saakashvili.

Primero, comenzó una devastadora guerra con Rusia supuestamente debido a su disgusto personal hacia su colega autócrata Vladimir Putin y por intimidar a este último como “Liliputin.”

Ahora el presidente georgiano Saakahsvili ha terminado la demolición de un monumento de la Segunda Guerra Mundial que rendía homenaje a sus compatriotas (hombres y mujeres) que dieron la vida luchando contra los nazis. Agreguen dos personas más a esa lista de 300,000 personas: una mujer y su hija de 8 años murieron en la explosión que derribó el monumento de guerra […] en Kutaisi, Georgia, supuestamente para dejar espacio libre a un nuevo edificio del Parlamento.

[…]

Saakashvili, el presidente de Georgia, ha perdido la razón (tal vez completamente). Es momento de que su peligrosa aventura, vista inicialmente como democrática, termine. Es por el interés nacional de Georgia que su bipolar presidente –demócrata en retórica pero con corazón de dictador– renuncie.

Y mientras un satírico blog armenio se burlaba insensiblemente de la tragedia, sin siquiera mencionar ni lamentar las muertes, Apolyton advierte la ironía en la decisión de destruir la estatua.

El Monumento a la Gloria de Kutaisi (un jinete semidesnudo con cara claramente georgiana, con una fuerte espada delante de un gran arco de concreto) conmemora a los georgianos que sirvieron en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial y lucharon contra los alemanes. Un tercio de ellos murió.

Al mismo tiempo, Kutaisi tiene un monumento a Stalin que los georgianos vigilan y que ha sobrevivido a todas las olas de demolición de monumentos de Stalin.

Me encanta que respalden a este hombre.

Wu Wei es otro que está menos que impresionado.

Su desastrosa orden de destruir el monumento de guerra en Kutaisi, ignorando el sentimiento nacional y local, tuvo como resultado la muerte de una madre y su hija, que fueron alcanzadas muy lejos por grandes pedazos de concreto que salieron volando.

Se apuró en ir a casa luego de la cumbre de Copenhague, pero no se ha acercado a Kutaisi luego de 13 días.

[…]

Vean el video de la demolición […] o tal vez no, pues You Tube advierte que es demasiado sangriento.

Sin embargo, Evolutsia, un blog de reciente lanzamiento en una revista en línea, tiene una perspectiva más sobria, en su análisis.

[…] ya sea que a las autoridades les guste o no, todo el proyecto ahora está marcado con una grave tragedia: una mujer y su hija de 8 años murieron el 19 de diciembre luego de ser alcanzadas por un bloque de concreto en su patio durante la demolición del ‘Monumento de Fama’ donde se establecerá el nuevo edificio del Parlamento [1]. Parte de la oposición se reunió para empezar nuevas protestas (pero no lo lograron), y la máquina rusa no se quedó muy atrás.

[…]

El problema de toda la situación en Kutaisi es que ocurrió en un país en situación transicional. Georgia está luchando para combinar diseño de políticas independientes, libertad política y estabilidad política. Sin embargo, hasta ahora solamente la primera parte de esta mezcla se ha cumplido justificadamente; las autoridades luego de la Revolución de las Rosas actúan sin la opinión de Moscú y a menudo con propósito diferentes de sus aliados occidentales, y es probable que así siga. Sin embargo, los hechos del caso, la restauración y reubicación del Monumento de la Fama, y la responsabilidad de encontrar justicia [2] parece estar hundiéndose en un mar de mezquindad, de una clase de libertad obsesionada con el supuesto autoritarismo y megalomanía de Saakashvili. Hemos visto el nacimiento de esa libertad el 9 de abril de 2009, cuando la oposición tomó las calles y se quedó ahí durante tres meses. Ahora lo que Georgia más necesita es que esa libertad se llene con sustancia y diálogo constructivo.

La tarea es asegurar la estabilidad hasta la reorganización política para las elecciones presidenciales de 2013. Miheil Saakashvili tiene que poner más atención a las relaciones públicas internas y reducir la incidencia de ‘ladrillos que caen’, y aun así, cuando el próximo ladrillo caiga, tiene que caer sin tanto estruendo.

Aun así, lo que pasó en Kutaisi no fue el único escándalo que sacudió a Georgia antes del Año Nuevo. Apenas días antes, la oficina de la Fundación Inclusiva, una organización georgiana de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales fue atacada y arrestaron a su líder. Desde entonces, y atendiendo a las protestas locales e internacionales, liberaron a Paata Sabelashvili.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.