¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Kenia: Con la severa sequía, surge el modelo a seguir

Una prolongada sequía ha paralizado la producción agrícola en las zonas rurales de Kenia, afectando considerablemente a millones de familias que viven de la agricultura, la pesca o el pastoreo. Al igual que en otras comunidades rurales de África, los jóvenes suelen ser los más susceptibles a los problemas cuando las catástrofes y las dificultades azotan.

Toda la región del Cuerno de África ha sido propensa a sufrir periodos secos a lo largo de las décadas anteriores, pero este lapso, del que algunos culpan a un conjunto de cuestiones medioambientales, está siendo particularmente severo. En Kenia, unas 100,000 reses han muerto con motivo de la falta de agua y el gobierno keniano calcula que unos 10 millones de personas hacen frente a la escasez de alimentos. La malnutrición es un problema, al igual que lo son las enfermedades ocasionadas por beber agua sucia.

Desde la organización irlandesa contra el hambre, Gorta, nos llega un breve vídeo en el que se analiza cómo se adapta una familia a las condiciones en el Valle del Rift, una de las regiones más afectadas.

Sequía en Kenia – la perseverancia de una familia. Extraído de Gorta TV en Vimeo.

Abandono de los hogares

La sequía ha forzado a los pastores a dejar sus hogares en busca de agua y comida para sus animales. “En la mayoría de casos, esto supone que los más vulnerables, es decir, mujeres, niños y ancianos sean abandonados a su suerte en las aldeas”, escribe Ebby Nanzala Wamatsi para el blog Women News Network. Los jóvenes pueden quedarse para ocuparse de los campos secos; no obstante, en caso de lluvias caprichosas, estas podrían generar un círculo vicioso de suministro de agua, pero también destruir los cultivos, advierte el periódico keniano Daily Nation.

Amenaza de violencia

Los problemas también surgen cuando familias enteras abandonan la zona. El hecho de que tanta gente abandone sus terrenos de caza y pastoreo puede ser motivo de conflicto, pues los pastores se adentran en territorios tradicionalmente explotados por otros grupos avivando las tensiones. La caza furtiva, el robo de ganado y el vandalismo se encuentran en auge, lo que está causando la preocupación de la gente como consecuencia del uso de armas cada vez más sofisticadas por parte de los agresores. Según informa el blog Kenya Watch, alrededor de 400 personas murieron en 2009 a causa de la violencia.

Un masacre particularmente espantosa tuvo lugar en el mes de setiembre en una aldea llamada Kanampiu, en el Valle del Rift, cuando 35 locales, mujeres y niños incluidos, fueron asesinados por unos saqueadores.

Good morning Kenya! by Mara 1

¡Buenos días, Kenia! Foto de Mara 1

Problemas educacionales

Por otro lado, el éxodo que afecta a la zona obliga a los niños a dejar sus escuelas, lo que dificulta su retorno. El nivel educativo es un importante barómetro de la generación de ingresos futura. Un local no tiene muchas esperanzas para los niños de las escuelas del Valle del Rift, en la zona norte de Kenia. “Muchos niños, más de 1000 procedentes del área de Baragoi, en Samburu, se han desplazado junto a sus padres y no volverán a la escuela pronto”, cuenta Joseph Leparua, miembro del grupo de Ayuda al Desarrollo de la Comunidad de Samburu a un reportero de IRIN News.

Para mayor desgracia, la cantina de la escuela es, a veces, el único lugar donde los niños tienen garantizado un plato de comida, según un reportaje de la CBBC.

Reconstrucción de las comunidades

Al margen de los problemas de seguridad alimentaria y seguridad personal ocasionados por la sequía, la población joven tiene que preocuparse también de la recostrucción de sus comunidades. Faith Akiru, una mujer que trabaja en Kenia en conjunto con el grupo estadounidense de desarrollo católico de servicios de auxilio (CRS), se crió con los pastores Turkanas en una aldea de 1000 habitantes en el noreste de Kenia. Akiru habla en el sitio web del CRS sobre cómo la sequía ha afectado a su pueblo.

Because of Kenya's long drought, animals can no longer support our daily needs, leaving my family and other Turkana villagers extremely vulnerable. We suffered drought when I was growing up, and I remember going hungry for several days. We'd go to the river to pick wild fruits and plants. These plants have a very bitter taste, so we'd camp there to boil them until the bitterness left. About once a year, we would also receive relief food.

Now drought is harder to survive because livestock raiding is increasing. People are using guns for raiding, making it harder to protect our herds. My family isn't doing so good. I send them money, but even if they can use it to get food, all the people around them are hungry. It's a bit uncomfortable for them to eat when all of the others around them are hungry, and I can't send enough to feed everyone.

Debido a la larga sequía en Kenia, los animales no son suficientes para cubrir nuestras necesidades diarias, dejando a mi familia y a otros aldeanos Turkana en una situación de extrema vulnerabilidad. Sufrimos una sequía cuando yo era niña y recuerdo pasar hambre durante varios días. Teníamos que ir al río a recoger frutas silvestres y plantas. Aquellas plantas tenían un sabor muy amargo así que teníamos que acampar allí para hervirlas hasta que perdiesen el sabor amargo. Además, una vez al año aproximadamente, recibíamos ayuda alimentaria.

Esta vez, es más difícil de sobrevivir a la sequía ya que el robo de ganado está creciendo. La gente utiliza armas para asaltar, por lo que resulta complicado proteger nuestros rebaños. A mi familia no le va muy bien. Yo les envío dinero pero, incluso si pueden utilizarlo para conseguir comida, todo el mundo a su alrededor está hambriento. Es algo incómodo para ellos comer cuando todos los que les rodean tienen hambre y yo no puedo enviar suficiente dinero para alimentarlos a todos.

Akiru remarca que, como mujer con estudios que gana dinero, se siente en la obligación de devolver algo a su comunidad, ayudando a las chicas jóvenes a hacer frente a las complejidades de la vida moderna.

I have a lot of responsibility. There is a lot for me to do back in my village. Five girls from Morulem have graduated from eighth grade and gone on to high school. I'm the only one who managed to finish, and I'm now the only girl with a college degree in the village.

I feel I'm a role model. I need to have a good job so when I go back to my village they can see how my education has changed my life. I talk to the young girls in Morulem about the importance of education and help them learn about different careers. And I tell them that just like any other human being, they can go to school and live a better life than they are now. Part of my responsibility is to also fight against early and forced marriages that lead many girls to become young mothers of children they can't support.

Tengo una gran responsabilidad. Tengo mucho que devolverle a mi pueblo. Cinco chicas de Morulem han terminado la primaria y han ido al instituto. Yo soy la única que ha logrado acabar y la única en la aldea con un diploma universitario.

Siento que soy un ejemplo a seguir. Necesito tener un buen puesto de trabajo para que cuando vuelva a mi aldea, todos puedan ver cómo la educación ha cambiado mi vida. Les hablo a las chicas de Morulem sobre la importancia de la educación y las ayudo a informarse sobre las diferentes profesiones. Además, les digo que, como cualquier otro ser humano, ellas pueden ir a la escuela y vivir una vida mejor que la que tienen ahora. Parte de mi responsabilidad también es luchar contra los matrimonios precoces y forzados que llevan a muchas chicas a convertirse en jóvenes madres de niños a los que no pueden mantener.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.