¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tailandia: “Estamos hartos del Ministerio de Cultura”

“Estamos hartos del Ministerio de Cultura en Tailandia”

Esta página de fans de Facebook fue creada por cibernautas que están criticando los métodos y políticas del Ministerio de Cultura de Tailandia. El Ministerio ha sido estricto en su promociòn y seguimiento de cerca de la auténtica cultura thai en sitios de medios antiguos y nuevos. Al momento de escribir esto, la página tiene 2,857 fans.

"We're sick of Ministry of Culture in Thailand"

La página de Facebook también era una respuesta a la exagerada reacción de los funcionarios del ministerio al hilo de la discusión iniciada por uno de los miembros de su personal en el popular portal web Pantip. La intención del personal era solicitar reacciones del público sobre el desempeño del ministerio. El foro web generó una interesante discusión, incluyendo crítica constructiva acerca del trabajo del ministerio. Pero a los funcionarios del ministerio no les gustaron los comentarios negativos. Forzaron a su propio trabajador a revelar su identidad y que diera disculpas públicas.

Sampan Ruksa, el trabajador del ministerio que inició el hilo en línea, escribió una carta de disculpa por sus acciones. Empezó por señalar que no quiso ser irrespetuoso con el ministerio cuando inició la discusión en Pantip puesto que es un sitio web popular y de credibilidad:

Pantip es un boletín web thai de primer nivel y alta calidad. Los que responden en el boletín web son miembros que deben enviar el número de su cédula nacional de identidad o mostrar su dirección IP. La discusión en este boletín web es más educada que en otros boletines web.

Sampan se disculpó con sus superiores y colegas en el ministerio:

Yo, señor Samphan Ruksa, inicié hilos de discusión a comienzos del mes pasado en los boletines web de Pantip.com, Larn Dham Sewana y MThai. Contacté con el adminitrador de Larn Dham Sewana a comienzos del mes pasado para solicitar que se borrara el hilo.

Creo que mis acciones no han dado beneficios a la Oficina de Supervisión Cultural y, peor, he causado desaliento e incomodidad a los miembros del personal que trabajan ahí. Por el presente acepto que mis acciones se debieron a mi ignorancia, inexperiencia e insensatez, y un entendimiento incompleto de su proceso de trabajo. Además, actué sin consultar con mis superiores, actué más allá de mi deber, sin juicio e inadecuadamente, permitiendo que el público exterior criticara el trabajo de la Oficina demasiado impertinentemente, al punto de criticar a personas específicas.

Por lo tanto, yo, como el que causó el perjuicio, por el presente asumo responsabilidad, admitiendo que mis acciones fueron involuntarias. Me disculpo con cada miembro del personal de la Oficina de Supervisión Cultural. Me doy cuenta que las políticas y el trabajo de cada miembro del personal benefician a nuestra sociedad y a nuestro país. Son decididos y diligentes, pasan por dificultades y fatiga, y están muy dedicados a su trabajo. Estoy profundamente apenado.

Kong Rithdee, en su blog del Bangkok Post, fustigó las reacciones de los funcionarios del ministerio:

El ala más conservadora del ministerio —que es el ala dominante— sigue desplegando su patética incapacidad de entender qué pasa fuera del capullo de “moralidad” y “valores” que ellos mismos han construido, y siguen alimentando la hoguera de frustración y radicalismo. Cuanto más rabiosamente quieren censurar, harán que más personas maquinen una venganza subterránea —y el poder de la tecnología estará de su lado.

Pobre ministerio. Todavía no entienden que la cultura más importante es la cultura de la crítica constructiva y de la libre expresión.

Comentando en la página de Facebook, Natnaree Uriyapongson da este consejo:

¡¡El Ministerio de Cultura debería hacer algo respecto de las muchas prostitutas que revolotean en nuestro país en lugar de hacerse de la vista gorda y usarlo para “ayudar y promocionar” nuestra economía!!

En Tailandia, los ciudadanos pueden llamar a una línea teléfonica para quejarse acerca de imágenes, espectáculos y acontecimientos que no representan la cultura thai. Thai Film Journal informa:

Llamen al 1765. En Tailandia es el número que hay que marcar si ves o escuchas cualquier cosa que pueda ser considerada como inapropiada—reinas de belleza en trajes que no son thai, pezones que se escapan, canciones de amor ofensivas o una película— cualquier cosa que pienses que entorpezca el desarrollo social, al País y a la “fina cultura thai”.

La “fuerza policial de la cultura” de Tailandia está compuesta por 1.3 millones de voluntarios de 4,825 redes de todo el país que supervisan los programas de televisón del país, sitios web y acontecimientos en los medios que ofendan y perjudiquen a la cultura thai.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.