¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Haití: Experiencias del terremoto

Hasta ahora los informes desde Haití se han centrado en terribles estadísticas pero muy pocos nombres han sido asociados a estos números. Lamentablemente hoy el popular bloguero dominicano Guillermo Peña confirmó que perdió a su padre en el desastre, el señor Guillermo Peña. El señor Peña trabajaba como ingeniero en Puerto Príncipe en la empresa constructora Mera, Muñoz & Fondeur. Un colega de trabajo del señor Peña también murió; un tercero fué herido pero fue evacuado con éxito al Hospital Plaza de la Salud en Santo Domingo (ing) y está siendo tratado. Muchos dominicanos y blogueros hispano hablantes han enviado sus condolencias a Guillermo Peña hijo, quien envía por Twitter sus pensamientos.

La República Dominicana se siente diferente después del terremoto. El bloguero dominicano Jose Sille avisa, también vía Twitter, que CESFRONT, la guardia fronteriza dominicana comienza a encontrar que haitianos desesperados huyen de su país.

se jodio la vaina, confimado eso de que se perdio el control en la frontera por mi hermana que esta por esos lados

Los rumores de que los sobrevivientes cruzaban la frontera no están confirmados y el gobierno dominicano ha anunciado que los pasos fronterizos estaban abiertos como siempre. Los hospitales dominicanos en Barahona y los administrados por las fuerzas armadas están abiertos para recibir a todos los haitianos que necesiten asistencia médica; centros de ayuda están abiertos en Verón, Bávaro, un popular destino turístico. En la misma área de acuerdo a los informes de los medios de comunicación de Santo Domingo, un residente italiano ha organizado un centro de reunión de ayuda en un hotel, el Luna del Caribe, y llevará lo reunido al paso fronterizo del pueblo de Jimaní. La embajada haitiana de Santo Domingo informa que facilita transporte para los haitianos que deseen ir a su país.

Las líneas telefónicas permanecen inutilizadas: el servicio de teléfonos celulares (móviles) están en mejor estado. El daño sufrido por la compañía Voila no ha impedido que siga funcionando, de acuerdo a la casa matriz de Voila (Trilogy (ing) International Partners de Seattle, Washington, USA).

Eddyson Volcimé, quien vive en Nantes (Francia) pudo usar el celular para llamar a su madre en Puerto Príncipe (fra) poco después del terremoto.  Dió una entrevista a un canal de noticias local:


EV:….Ella está bien, no tiene noticias sobre el resto de la familia….dado que el transporte no funciona la gente debe caminar, así es dificil comunicar.

Entrevistador: y su madre ¿dónde estaba en el momento del terremoto?

EV: Estaba en Puerto Príncipe, el epicentro del sismo.

Entrevistador: ¿Le contó lo que sucedió?

EV: Me contó lo que le sucedió a ella, no se puede decir que fue igual para todos.

Estaba en un restaurant cuando el terremoto comenzó, hubo mucho pánico.  Algunas personas murieron en el restaurant.  Ella pudo salir.

Desde ese momento… bien, desde ese momento la gente está en la calle,… bueno, los que no tienen  heridas muy graves.

Entrevistador: ¿Está inquieto?

EV: Por mi madre, bueno ella está bien, todo está bien para ella.

Por el resto de la familia…no sabemos en este momento, no hemos sabido nada..esperamos noticias.  Hay víctimas y muchos heridos…

Entrevistador: ¿Su madre está bien psicológicamente ?

EV: ¡Dios mio! Ella ha visto mucho en su vida, pero ella está bien, todo está bien  para ella.

En el terreno en Puerto Príncipe hay algunos que continúan encontrándose a si mismos. Jean Francois Labadie, sobreviviente, posteó esta mañana sobre lo que vivió del desastre pocas horas después de medianoche:

13/01/2010 00:25

Primer sismo, enésimo temblor
12:30 PM : Necesitamos realmente que sea el último… en serio, nunca vivirlo dos veces…
Alrededor de las 4:45 PM, con nuestro chofer entramos al estacionamiento del Karibean, supermercado de Pétion-ville. Como de costumbre el tránsito es lento por el acostumbrado alto tráfico de Delmas. Mientras nos dirigíamos a  la entrada nuestro vehículo comenzó a bailar. Imaginé tres o cuatro niños parados sobre el parachoques haciendo bailar al vehículo. Frente a nosotros el estacionamiento se movía como las olas de la bahía Wahoo. El edificio del Karibean comenzó a bailar y en 3 segundos estaba completamente abajo. Una gran nube pasó por el estacionamiento y usted podía ver aparecer zombis blanqueados por el polvo, presas de pánico.
Una vez que el polvo se asentó nuevamente -aunque parezca prematuro- la masa de concreto de cuatro pisos parecía no haber dejado sobrevivientes. La locura invade a los transeuntes -tratando de refugiarse en la patrulla mientras los guardias de seguridad -incluyendo uno mal herido- cerró la puerta detrás de nosotros. El chofer que entendió antes que yo lo que sucedía centra sus fuerzas en rezar. Grita sus conjuros, los brazos alzados al cielo. Sin romperme los tímpanos, me calma. Trata de dar sentido a la locura que sucede bajo nuestra mirada. Luego de cinco minutos de letargo los pocos automovilistas capaces de conducir de vuelta a casa fuerzan a los guardias para que abran la valla de 15 pies de alto. La vista de Delmas parece inquietante, sorprendente. Vamos a conducir durante una hora entre edificios derrumbados, gente corriendo, llorando y gritando su fe en Jesús e implorándolo con los brazos, cabezas blanqueadas por el polvo mirando con incredulidad, personas heridas, cuerpos o trozos de cuerpos …Jean-Claude sigue cantando su fé con energía durante todo el transcurso del viaje. Mi ateismo es sobrepasado por el entusiasmo religioso de mi colega. Las escenas se suceden como un film visto miles de veces. Logro dominar mi ansiedad de no poder ir donde Jehanne al notar que un edificio de un piso sucumbió a los temblores. La abrazaré antes que entienda cuan grande es el desastre pues las cosas están mejor en su sector de la ciudad. Nos preparamos para nuestra primera noche con temor a los temblores que poblarán nuestra tarde. Nuestro propietario-arquitecto tiene toda nuestra confianza. Hasta mas tarde.

Esta tarde los primeros vuelos de ayuda aterrizaron en el principal aeropuerto de Haití.

Rocío Díaz reportó desde Santo Domingo. Traducciones del francés al inglés de Suzanne Lehn y Katharine Ganly.

2 Comentarios

  • Maya

    SIGAMOS CONTAMINANDO EL PLANETA
    SIGAMOS DANDONOS EN LA MADRE LOS UNOS A LOS OTROS
    PARA QUE NOS DEMOS CUENTA QUE ESTAMOS ACABANDO CON NOSOTROS MISMOS, NO NOS PONGAMOS A LLORAR, HAY QUE ACTUAR Y TRATAR DE SER MEJORES CADA DIA

  • livier

    por favor.. hagamos caso y dejemos de acabar con este mundo. si toda la gente hiciera caso, los politicos, el gobierno de cada pais. este mundo no seria asi.. cambiaria en lo mucho. solo nos ayudamos y publicamos cada catastrofe en vez de poner pie en el asunto. todos lo lamentamos pero nadie hace nada solo mandan auxilio. eso no es suficiente. dejemos de destruir cada parte de NUESTRO PLANETA. y unamonos en PAZ. dejemos de sobrecalentar, desgastar el agua y de contaminar.
    YA BASTA!!!!!… tendriamos un mundo mucho mejor :'(

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.