¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Haití: Se acaba el tiempo para los sobrevivientes del terremoto

Keziah Furth es una enfermera estadounidense de 24 años que trabaja con niños en Haití. Ella pudo llamar a casa este sábado 16, y sus padres publicaron este relato de sus experiencias desde el terremoto en su blog, Mwen renmen ti moun Ayiti yo!:

Inmediatamente, empacó algunos suministros médicos y empezó a atender a los heridos en su barrio. Los primeros dos días, las personas heridas llegaron en un flujo constante. Con el tiempo, tuvo a 300 personas acampando en un cercano terreno vacío, donde pudo ir entre ellos para darles analgésicos, vendarlos, coserles las heridas sin herramientas quirúrgicas ni equipos estériles, distribuir antibióticos y darles comida y agua…

.. Dice que cada vez hay menos heridos a los que atender y ahora el hedor de los muertos es abrumador al caminar por las calles. De todas las casas colapsadas emana el olor. Aunque muchos de sus “pacientes” están estabilizados y vivirán, varios han muerto.

Keziah advierte que a menos que comida, agua y provisiones médicas lleguen rápido, muchos morirán innecesariamente. Hasta ahora no ha visto ningún equipo extranjero de ayuda ni de rescate en la parte de la ciudad donde ha estado atendiendo heridos:

Keziah está recibiendo comida y agua limpia del Hogar St. Joe. La mayoría de las personas no tienen tanta suerte; la comida y el agua se están volviendo cada vez más escasas. Kez cree que a menos que la ayuda llegue rápido, empezarán a matar a los perros para comida. Ninguna ayuda ha llegado a esta parte de la ciudad. No han visto trabajadores de asistencia, ni camiones de agua ni equipos de rescate. Se han visto helicópteros volando, pero no se ha hecho ningún contacto; no hay evidencia de que la ayuda haya llegado. Cuando le dije a Kez que las Fuerzas Armas de EEUU estaban en Puerto Príncipe y que equipos de rescate y médicos de varios países estaban en el terreno, lloró.

Los suministros de Kez están disminuyendo; ella predice que para el sábado 16 ya no tendrá vendas, ni medicinas ni agua para entregar.
Ha hecho todo lo que ha sido capaz de hacer por sus heridos. Si la ayuda no llega pronto, algunos morirán innecesariamente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.