¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bután – China: De guerras cibernéticas y territoriales

Mientras que los gigantes mundiales libran sus batallas en áreas internacionales (primero la India contra China por sus límites, luego Google contra China por Internet) en las altas y lejanas cumbres del Himalaya, la pequeña Bután (con 600.000 habitantes) también comenzó hace poco a competir con China, sin más alternativa que la diplomacia y el tacto discreto.

El 14 de febrero, Bután ganó la decimonovena serie de debates sobre los límites geográficos con la República Popular China. Según estos debates, los dos gobiernos se volverán a reunir para llevar a cabo una “junta de encuestas de campo” de los territorios que se disputan en el norte, que están compuestos por 4 áreas de un total de 874 km2.

Image from public domain via wikipedia

Imagen de dominio público a través de Wikipedia.

La noticia lanzada por el Ministerio del Exterior luego de los debates señaló que ambos gobiernos resolverán los problemas de límites territoriales a través de una consolidación mutua teniendo en cuenta los fundamentos de acuerdos anteriores de los años 1988 y 1998. También se abstendrán de tomar cualquier tipo de acción unilateral y mantener status quo en los límites. Además, se manifestó que los debates se realizarán de un “modo cordial y más amistoso”.

Sin embargo, las acciones del gobierno chino sobre los límites del norte de Bután casi nunca han sido “cordiales” o “más amistosas”. Entre los años 2008 y 2009, se informaron varias violaciones a los límites territoriales dentro de Bután por soldados chinos.

Además, los soldados chinos empezaron a construir caminos en territorio butanés. Esto conllevó a varias protestas del gobierno de Bután y a muchas discusiones a nivel estatal del lado chino para detener estas construcciones.

Pareciera que el sentimiento entre los funcionarios de Bután, en lo que tiene que ver con China, es que se debe pisotear con cautela al gigante. Después de todo, Bután es el último país que puede afrontar la sensación de ira. Por lo tanto, la posición oficial siempre ha considerado que las discusiones fueron “significativas” y “productivas”, a pesar de lo sucedido.

Tal vez exista una muy buena razón para que los escritores y blogueros de Bután no hablen de esta cuestión; sin embargo, en el sitio web Bhutantimes.com donde muchos habitantes de este país interactúan (algunos bajo el anonimato, otros con seudónimos) se ve reflejada la disconformidad al respecto. Lo que nos hace preguntarnos: ¿en verdad China está confiscando en silencio las tierras de Bután?.

Con respecto a esta idea, un comentarista de nombre Farmer dijo:

It is definitely not an easy problem because we are dealing with a powerful (and yet dictatorial) nation that has no regard for human rights or independence of other nations…. Few years ago Bhutan’s size was 46,000 sq km and now it has decreased to 38,000 sq km. So Bhutan is now the only country in the world which is shrinking…

“Sin duda alguna esto no es un problema sencillo porque estamos negociando con una nación poderosa (además de dictatorial) que no tiene en consideración los derechos humanos o las libertades de otras naciones… Hace unos pocos años el tamaño de Bután era de 46.000 Km2., y hoy en día se ha reducido a 38.000 Km2. Por lo tanto, Bután es el único país en todo el mundo que se ha reducido…”

Bronze 2000 contestó:

The Chinese will soon be laying more roads inside Bhutan and set up posts. They will show new maps with the new Bhutanese areas inside China. This is what is being done for all these years. The govt. should really wake up to this issue and give priority as this issue can really threaten the sovereignty.

“Los chinos pronto harán más caminos dentro de Bután y podrán correos postales. Pronto mostrarán los nuevos mapas de las recientes zonas de Bután dentro de China. Eso es en lo que se ha estado trabajando en los últimos años. En verdad el gobierno debería darse cuenta de este problema y darle la prioridad que merece ya que la soberanía puede estar en peligro”.

Y Geasar agregó:

China has one of the worst records of human rights abuses. Despite that no country, including the USA, seems to pressurize this country into being a disciplined and humane country. With such a track record and virtual immunity from external pressure we can never rule out when Bhutan will also fall prey to this Giant.

“China tiene uno de los peores registros en cuanto abuso a los derechos humanos. A pesar de esto, ningún país, ni siquiera los Estados Unidos, parece presionar a que este país se convierta en uno más disciplinado y humano. Con estos antecedentes y la virtual inmunidad a la presión externa, jamás podremos descartar el hecho que Bután sea también víctima de este gigante”.

Tamerlane, un bloguero que no tiene origen butanés, remarcó porqué los chinos estaban interesados en reclamar estas zonas limítrofes:

“The region at issue is important geopolitically because it is so close to India's Chicken's Neck, or Siliguri Corridor. It was created when East Pakistan (Bangladesh) and West Pakistan separated from India. Its purpose is to provide India with a narrow path to reach its faraway northeastern states. The area is also used by smugglers from Bangladesh and as a refuge for Maoist Nepalese rebels.

China has every desire to stir up instability here, as it will inevitably result in the weakening of India. Much of India's army is on the western front defending Kashmir, so China has almost free reign on the eastern front. PLA troops are entering Bhutan. Roads and bridges are being built inside Bhutan (allegedly).”

“La región en cuestión es importante geográficamente porque está muy cerca del Cuello de Gallina de India, o Corredor de Siliguri. Fue creado cuando Pakistán Oriental (Bangladesh) y Pakistán Occidental se separaron de la India. Su objetivo es proveer a la India de caminos angostos para llegar a los estados del noroeste más alejados. El área también se utiliza para contrabandistas de Bangladesh y como refugio para los rebeldes nepaleses maoístas.

China sólo desea provocar inestabilidad en este lugar, lo que resulta inevitablemente en el debilitamiento de la India. La mayor parte del ejército de la India está en el frente occidental a la defensa de Cachemira, por lo que China casi tiene libre el mandato en el frente oriental. Las tropas del Ejército Popular de Liberación (EPL) están invadiendo Bután. Se construyen caminos y puentes dentro de Bután (según se dice)”.

Por su parte, la India ha mantenido una estrecha mirada sobre los acontecimientos. El Dr. S. Chandrasekharan, Director de South Asia Analysis Group (SAAG) (Grupo de Análisis de Asia del Sur) en Nueva Guinea, escribió acerca de estos acontecimientos en el sitio del Chennai Centre for China Studies:

“There are two views in India on the border problems between Bhutan and China. One view is that Bhutan’s border problem will be settled once the border dispute between India and China is resolved. The other view is that once Bhutan is weaned away from India, the Chinese will probably be more reasonable and may be more generous.

While the first position is unlikely, there are no reasons to believe that the Chinese are going to be generous in the second case- as China is very unlikely to give up its position in the four areas of the western sector which is equally important for Bhutan’s security too.

In the near future while major clashes may not occur between the PLA and RBA, China will continue to tease and bully Bhutan and its border outpost personnel. This is the China that is supposed to rise ‘peacefully'!”

“En la India hay dos perspectivas acerca de los problemas de límites entre Bután y China. Una opinión es que el problema de límites de Bután se determinará una vez que se resuelva el problema de las disputas sobre los límites entre la India y China. La otra opinión es que una vez que Bután se desapegue de la India es probable que los chinos sean más razonables y tal vez más generosos.

La primera postura es improbable, no hay motivos para creer que los chinos serán generosos, y con respecto a la segunda postura es muy poco probable que China resigne su posición en las cuatro áreas del sector occidental, que es igual de importante que la seguridad de Bután.

En un futuro cercano, mientras menos choques puedan ocurrir entre EPL y RBA, China continuará molestando y atemorizando a Bután y a su personal de puestos fronterizos. ¡Esta es la China que se supone que crece “pacíficamente”!”.

A través de su historia Bután ha negociado relaciones con el Tíbet, una ocupación pre-China. Sin embargo, luego del año 1960 Bután cerró todos sus límites norteños. En la actualidad, Bután no tiene relaciones diplomáticas con China, pero según el señor Hu Zhengyue, asistente del ministro de Relaciones Exteriores,“en el pasado los dos países hay sido vecinos amigables”.

Para saber que tan amigables son estos vecinos hay que ver los problemas limítrofes que siguen sin resolverse y los debates que continúan. En marzo del año pasado, cuando investigadores canadienses descubrieron un inmenso sistema de espionaje que robaba información de las computadoras en 103 países (incluso aquellos países seguidores del Dalai Lama) el Ministerio de Exteriores de Bután también estaba en la lista.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.