¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Acosan a blogger rusa por casarse con ciudadano chino

Maria Gromakova en China

Maria Gromakova en China

La noción común de que Internet fortalece a los que tienen valores democráticos y liberales se ve a menudo cuestionada por historias que salen de las comunidades rusas en línea. Ciertamente, la blogósfera puede ser un lugar donde la gente comparte valioso contenido con una amplia audiencia, pero también puede convertirse en una plataforma para atacar identidades virtuales. Desafortunadamente, la disponibilidad de información y las crecientes conexiones entre personalidades virtuales y reales hacen que el acoso en línea sea algo real.

María Gromakova, una joven blogger de San Petersburgo, experimentó de primera mano el potencial malvado de Internet. Constantes ataques de nacionalistas rusos radicales en su blog convirtieron la vida de Maria en un infierno e hicieron que ella y su pequeña familia dejaran Rusia.

Maria estudió filología en la Universidad de San Petersburgo, donde se concentró en enseñar ruso a los extranjeros. También actuaba en un teatro local y trabajaba como presentadora en una estación local de televisión. En 2007, María empezó a enseñar ruso en una de las universidades en China. Ahí conoció a su futuro esposo Bo, un atleta profesional.

Desde 2005, María tiene un blog en Livejournal.com [rus]. Sus coloridos posts sobre su vida en China hicieron rápidamente populares a su diario en línea, con más de 1,500 suscriptores frecuentes a los posts de su blog.

María y Bo regresaron a San Petersburgo en 2009 apenas pocos meses antes del nacimiento de su hijo. El blog de María estaba lleno de alegres actualizaciones acerca de su primer hijo. Esto resultó ser un terrible error.

En uno de sus posts, María contó a sus lectores que a ella y su hijo los habían atacado en un tren de la ciudad. Uno de los pasajeros empujó a María cuando ella, Bo y su hijo bajaban del tren. María casi se cayó, pero Bo la agarró en el último momento. También recordó que la persona que la empujó estaba quejándose en voz alta con sus amigos de las “mujerzuelas rusas que hacen mutantes con asiáticos”. Su intención era exponer el feo rostro del nacionalismo ruso extremo, pero el post causó un efecto diferente.

“Todo empezó con un joven que apoya abiertamente los puntos de vista de los fascistas”, María dijo en una entrevista a Global Voices. “Encontró mi blog con esta historia y fotos de mi hijo. Puso esas fotos en su blog con comentarios acerca de una “maldita prostituta que dio a luz a un producto defectuoso desde la perspectiva racial”.

Esto provocó que muchos partidarios de rock_my_cock, el blogger que empezó a acosar a María en línea, visitaran su blog y dejaran ofensivos comentarios y amenazas.

“Quiero que nuestra raza sobreviva”, escribió rock_my_cock a María. “No es una cuestión de deseo personal, sino de eugenesia. Y tú has desperdiciado tu código genético. Eso me tiene muy frustrado”.

Después, Rock_my_cock borró su cuenta en Livejournal.com

Pero el acoso no se detuvo ahí. Pocos días después, María recibió un e-mail que contenía un collage de fotos con un nombre aterrador: “Cómo cocinar un bebé”.

“Escribieron que la única manera en que podía ser excusada por mi culpa en contra de la nación rusa por casarme con un asiático era matar a nuestro ‘sapo’ [el nombre que los nacionalistas rusos le dieron al hijo de María – GV), dado que ‘no es humano’, y hacer una sopa de acuerdo con las instrucciones que estaban adjuntas”, dijo María. “También prometieron visitarme y probar la sopa. También me solicitaron divorciarme de mi esposo inmediatamente o amenazaban con lastimarlo”.

Esas personas también dijeron que conocían la dirección de la casa de María y su número de teléfono.

Incapaz de tolerar más el acoso, María publicó un post en el que revelaba sus intenciones de encontrar a las personas detrás de las amenazas y denunciarlas a las autoridades rusas. El blog fue pirateado poco después del post y todo el contenido del blog fue borrado. Lo mismo pasó con las cuentas de correo de María y Bo. Después, los hackers publicaron el collage de “Cómo cocinar un bebé” en el blog de María y escribieron que la “sopa de su hijo estuvo deliciosa”.

María no tuvo más opción que dirigirse a la blogósfera [rus]:

Caballeros,
esta es María Gromakova escribiendo desde una cuenta de blog de su esposo. Esta noche nuestros fascistas locales piratearon mi Livejournal. Han borrado TODOS los posts comenzando desde 2005. […] Es por eso que les pido a todos que me ayuden de alguna manera en términos de información para entrar en contacto conmigo a través de teléfonos celulares o que me manden mensajes de texto. O sin ponerse en contacto conmigo, ¡hagan algo para ayudarme!

La noticia se difundió a través de la comunidad rusa en línea y provocó reacciones molestas de bloggers comunes y corrientes. El usuario de LiveJournal Pushba escribió:

No es importante dónde vivimos ni qué pensamos. Lo que es importante es que estoy temblando cuando pienso en el fascismo, sobre todo en el contexto de nuestro país. Por supuesto yo entiendo que este desgraciado [usuario rock_my_cock – GV] solamente trata de aumentar la calificación de su blog por parte de posts similares, pero no puedo evitar escribir sobre el tema. En este caso, la brutalidad vence a la brutalidad. ¿Hay alguien que pueda cocinar a este tipo?

Al mismo tiempo, algunas personas tuvieron miedo de defender activamente a María. No querían convertirse en las siguientes víctimas de los nacionalistas. En su post “Nacionalistas piratean cuentas de LiveJournal,” el usuario desp-immigrant de LiveJournal escribió:

Claro que puedes hacerlo [ayudar a María-GV] si no tienes miedo que estas personas le hagan a tu blog lo mismo que hicieron con el de María. Es un riesgo, real y no pequeño. Pero si no reaccionas a eso no te concierne personalmente, sabes en qué se puede convertir. Ya ha pasado antes.

Varios bloggers culparon a María por revelar su verdadera identidad en línea. “La reacción de la mayoría de las personas fue ‘es tu culpa'”, contó María a Global Voices. “Me dijeron que no debí seguir teniendo el blog. No debí haber publicado fotos en línea y no debí haber hablado de mi familia. Dijeron que si hubiera escrito sobre pájaros y mariposas, nadie me hubiera acosado. Pero como no tengo vergüenza de mi esposo asiático y mi hijo, he atraído todo eso”.

Tatyana Tihomirova (conocida como la usuaria de LiveJournal Tanchik) es una de las defensoras más activas de María. Ella culpó [rus] a los bloggers por ser tan pasivos y descartó las acusaciones que dicen que María es la culpable por lo que le pasó.

¿Cuándo entenderán todos ustedes que todos esos locos [nacionalistas -GV] pueden actuar en la vida real y en línea solamente porque ustedes […] se quedan callados hasta en las situaciones en que todo se desarrolla ante sus ojos y ustedes aconsejan “ignorarlo”? Si lo ignoran en LiveJournal, lo ignoran en la vida real. Que no les sorprenda que la gente los ignore cuando ustedes sean las víctimas en línea o en la vida real.

Tatyana exhortó a otros bloggers a seguir de cerca las actividades de blogs radicales y reunir cualquier documento y posts que viole los términos de uso de LiveJournal. Sugirió informar a la administración de LiveJournal de cualquier evidencia de abuso. Tatyana también pidió abogados para ayudar a María.

Ciertamente, muchos bloggers trataron de ayudar a María en su lucha en línea. Algunos ayudaron pasando la voz por la blogósfera y haciendo del tema uno de los más discutidos en línea. Otros ayudaron a recuperar la cuenta de correo de María y de su esposo. Un especial esfuerzo colectivo se realizó para identificar a los atacantes. Maria compartió direcciones IP y apodos de bloggers que la acosaron y la comunidad en línea ayudó a revelar las verdaderas identidades de los atacantes.

Pero los ataques en línea contra María continuaron. Recibía mensajes de texto con contenido fascista en su celular. Las amenazas en contra de ella y su hijo no se detuvieron. En algún punto, los hackers piratearon la pagina de su perfil personal en la popular red social rusa Vkontakte.ru. También  robaron $35 de su cuenta de celular.

María estaba desesperada. Escribió un post [rus] donde afirmaba que se había convertido en víctima no solamente de fascistas y nacionalistas radicales, sino también de muchas personas comunes y respetables que por lo general prefieren no mostrar su xenofobia en la vida real. María sugirió que esas personas usan el anonimato en línea para ocultar sus verdaderas identidades y su odio por los extranjeros. Advirtió que esas acciones en línea pueden crecer rápidamente y pasar a ser algo real y más peligroso que podría afectar a todos:

La gente se olvidará de mí y de toda la historia en un par de días. La vida sigue. Es imposible vivir la vida entera en barricadas. Es tonto. E  innecesario. Solamente recuerden que les puede pasar fácilmente a ustedes. Le puede pasar a tu familia, hijos, nietos, amigos y parientes.

Actualmente, María vive en Pekín con su esposo e hijo. Dijo que el acoso en línea tuvo desafortunadas consecuencias que la hicieron salir de Rusia. Un nota sobre María en un periódico ruso llamó la atención de funcionarios locales de  migración. Se negaron a emitir un permiso para que el esposo de María se quedara en el país. Después fueron al departamento de María por la noche para verificar la condición migratoria de Bo y le ordenaron salir del país en un término de 24 horas.

El blog de María sigue siendo el blanco de contínuos ataques en línea.

“No puedo decir que esta historia ha terminado”, dijo María. “Sé que la gente que antes me acosó sigue de cerca mi blog y a veces escribe cosas desagradables en sus blogs y en comunidades en línea. Pero por lo menos no han tratado de piratear mi blog ni mis e-mails ni de robar información desde mediados de diciembre de 2009”.

Lo que le molesta a María es que la gente detrás de esos ataques en línea sigue impune. Dirigir acciones legales en contra de ellos requiere que María esté físicamente presente en Rusia y no está segura de si quiere pasar por toda la historia de nuevo.

“La historia prueba que todo es posible en la Internet rusa”, dijo María. “Simplemente nos encontramos al límite. Y tuvimos que dejar el país. Es bueno que hayamos tenido la oportunidad de irnos. Hubiera sido peor si no nos íbamos”.

La historia de María plantea unos cuantos puntos importantes acerca del nacionalismo y el odio en RuNet. El fenómeno de las personas que se introducen en los foros para crear controversia [ing] no es nuevo y es muy popular en Rusia. Hay algunos ejemplos bastante conocidos cuando a los bloggers los obligaron a dejar de lado cierto tipo de actividad en línea o hasta cometer el denominado “suicidio en línea” (borrar sus blogs). Tampoco sorprende que los ataques en línea en contra de María hayan tenido un clara connotación racista.

Acá lo que llama la atención es cómo se desarrollaron los ataques. Es claro que todo esto empezó casi por accidente. El blogger que inició un ataque escribió [rus] después que dio con el blog Maria por casualidad cuando buscaba a un amigo con el mismo apellido. También trató de explicar [rus] la naturaleza de su ataque:

Cínicamente me reiré de cualquier tema. Y quiero decir cualquier tema. Es ilusorio tratar algo como un objeto sagrado. Francamente, me importa una m..a ese fenómeno de ojos rasgados, su padre y su madre. Ellos pecaron y eso le pasa a todo el mundo. Alguien duerme con una muñeca de caucho, alguien duerme con inferiores racialmente, todos se hacen la p..a como quieren. Sabía cómo serían los efectos de mis acciones. Y estoy bien con esto.

Sin embargo, en este caso podemos señalar algunos factores que van más allá del fenómeno de estas personas que se meten en foros para crear controversia. La naturaleza del ataque podría enfocarse como “crueldad de comunes anónimos”. El ataque tiene una naturaleza autoemergente y pululante.

El primer post llamó la atención de la gente que tenía una diversidad de razones para seguirlo. Esas reacciones iban desde mera curiosidad a racismo y fascismo. El avance adicional de los ataques fue más allá del control del que los inició. Este caso demostró cómo Internet fortalece a los elementos más radicales de la sociedad y les da nuevas herramientas para cumplir con sus objetivos sin aceptar ninguna responsabilidad por los resultados. Hasta cierto punto, podemos tratar este fenómeno como una “larga cola” de identidad política cuando una minoría radical tiene un impacto tan fuerte como el de la mayoría. Como podemos ver, la única respuesta efectiva acá es la actividad de autoemerger por parte de la mayoría que podría permanecer pasiva y cautelosa sobre responder al ataque.

La transformación autoemergida de elementos radicales en multitudes que atacan no solamente puede ocurrir en línea. En 2009, funcionarios rusos de seguridad alegaron [rus] que unas cuantas docenas de personas murieron en el área de Moscú en las denominadas “multitudes criminales instantáneas”. Es común sobre todo en crímenes de odio cometidos por los nacionalistas radicales rusos.

“Siguiendo la distribución de mensajes en la red, con instrucciones detalladas, personas que no se conocen entre sí se reúnen en un punto de encuentro con un propósito –cometer un crimen”, dijo Igor Sundiev, experto en el Ministerio del Interior de Rusia. Según Sundiev, las personas que participaron en las multitudes instantáneas acordaron matar al primer no ruso que vieran y salir corriendo.

Hay otra significativa diferencia en el caso de María. Anteriormente, la mayoría de los ataques de “multitud con bases en línea” se dirigían contra personas que eran consideradas figuras públicas en el mundo en línea y fuera de línea. Por lo general, estos ataques se limitaban al propio blog y usaban principamente el método de entrar a los foros para crear controversia. En el caso de María, la victima era un particular.

Además los ataques tuvieron la naturaleza más extendida que nunca. No solamente el blog, sino todas las plataformas en línea posibles que estaban relacionadas con la identidad de la víctima, incluidos e-mails, redes sociales y páginas con contenido privado se convirtieron en un blanco para el pirateo violento y la destrucción. Así que este caso debería ser abordado como un ataque multiplataforma en contra de la identidad en línea.

El efecto de esta clase de ataques extendidos está creciendo debido al aumento de la importancia de representación en línea. Una identidad en línea no es un lujo sino un elemento crucial en el desarrollo personal y profesional.

La historia de María Gromakova no es la única historia que lo prueba. Hace poco, unas docenas de blogs en LiveJournal fueron borrados por atacantes desconocidos. La mayoría de los bloggers que perdieron sus blogs los tenían desde hace 5  o 7 años. Las historia de estos bloggers muestran claramente que perder un blog no es solamente un desagradable accidente, sino algo que puede causar un trauma psicológico.

En la actual realidad de la información, los blogs no son solamente un reflejo sino una parte de la identidad de cada quien. Es por eso que los ataques multiplataformas o actos de vandalismo en línea deberían ser enfocados no solamente como casos privados de pirateo, sino como una nueva categoría de crimen –crímenes en contra de identidades en línea. Consecuentemente, se requieren estrateagias y medidas especiales para defender y proteger la representación de la identidad en línea así como para facilitar la respuesta de las comunidades en línea a este tipo de delitos.

1 Comentario

Únase a la conversación