¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Caribe: ¿Preparado para otro terremoto?

Las historias y las imágenes de la tragedia de Haití a causa del terremoto de 7.0 el 12 de enero han alarmado a los habitantes de los países vecinos. Muchos países se han aunado para ayudar, y algunos otros se han embarcado en profundas investigaciones sobre la historia de Haití  y el rol que el Caribe deba tomar en las funciones de reconstrucción. Las discusiones y debates sobre el clima no puedieron evitarse, ni tampoco aquellas sobre cuán preparado está el Caribe para afrontar futuras catástrofes, puesto que la mayor parte del área es sísmica. (Repeating Islands posteó una lista de los principales terremotos en el Caribe, desde el siglo XVII hasta el siglo XX).

El temblor de 5.8 en las Islas Caimán el 19 de enero y la réplica de 6.1 en Haití el 20 de enero no hicieron más que intensificar el debate. Muchos blogeros – como Yardflex- se unen a la discusión mediática sobre el riesgo que corre el Caribe o sobre si se viene un temblor más destructivo. Así como @anniepaul (la escritora Annie Paul instalada en Jamaica) resaltó en el Twitter luego del temblor en las Islas Caimán: “¡Seguimos nosotros!”

Dos días después del terremoto en Haití, Living in Barbados escribió:

La mayoría de nosotros en el Caribe pensamos que los desastres en esta zona tienen que ver con el clima como por ejemplo los huracanes. Pero los terremotos son muy diferentes. No pueden predecirse con precisión, aunque uno puede distinguir su proximidad por las fallas de la tierra… no tienen la misma frecuencia de tiempo ni tienen temporadas. Cuando el país experimenta este hecho cada 100 ó 200 años es difícíl que la población sepa cómo actuar en estos casos.

Unos cuantos días después, la escritora canadiense radicada en Jamaica, Pamela Mordecaia, preguntó: “¿Podemos prevenir catástrofes como la de Haití?”

Lo ideal… sería saber cuándo va a ocurrir un terremoto.

Hay un caso muy famoso de una alarma de temblor que logró salvar muchas vidas. En 1975, oficiales chinos ordenaron la evacuación de la ciudad de Haicheng (un millón de habitantes) pocos días antes de un temblor de 7.3 grados. Apenas pocos murieron o resultaron heridos… La observación del comportamiento de los animales fue en parte lo que llevó a la predicción del terremoto…

Es muy difícil imaginar que el escuchar a los perros y gatos hubiera podido salvar a Haití.

La bahamesa Womanish Words reflexionó en los elementos de la casualidad o suerte:

Aquí en Las Bahamas estamos tan vulnerables a los temblores y tsunamis como en cualquier otro lugar, y nunca lo supe hasta hoy. Afuera todo esta calmado, silencioso, aún no llega la noche, Haití llora, y yo asombrada por la dureza de todo lo que nos rodea y amamos, abatida por un momento tan terrible que atraviesan tanta personas a la vez, esa es toda la suerte que nos ha salvado hasta ahora.

Y desde Trinidad y Tobago Coffeewallah se pregunta si estos últimos desastres naturales son apenas el inicio de una cadena de catástrofes:

Ya es casi una costumbre que la Madre Naturaleza se desquite con nosotros los humanos. Sequías, innundaciones, terremotos, tsunamis, hemos visto mucha actividad… Los humanos hemos crecido pensando que estamos al final de la cadena alimenticia y que siempre tenemos la razón, tal vez la naturaleza tiene otros planes para nosotros o al menos debemos tener conocimiento que todo tiene un precio.

Otros blogeros se muestran pragmáticos. Islas Bellas en las Islas Caimán escribe que “no hay como unos cuantos temblores para aterrar a la gente”, además publicó 10 tips de seguridad sísmica (y explica que los consejos caseros de quedarse en el marco de la puerta no son tan buena idea). Desde Trinidad y Tobago, Taran Rampersad quien escribe en KnowTnT.com, comenta la implementación del sistema de sms de emergencias (Servicio de mensajería corta) para facilitar la comunicación en casos de desastre:

Imaginate estar atrapado bajo escombros con sólo un celular como compañía. Podrías estar herido, sangrando, hambriento, deshidratado o tener más de uno de las anteriores. Si el celular está ileso, la sobrecarga en la red sería un problema  para efectuar una llamada. Pero los mensajes sms son más rápidos, incluso gastan menos bateria así que si estas atrapado ayudaría a salvar tu vida o de tus seres queridos…

La tecnología existe. Desafortunadamente, la preocupación nunca aparece hasta después de la tragedia.

kid5rivers escribe acerca de la importancia de reforzar las normas de construcción en Trinidad y Tobago:

… el viaje debe comenzar… con el público masivo del sector vivienda, en donde, desde hace mucho, se ha permitido el uso de materiales de mala calidad. En mi vida nunca entendí por qué se permite construir y habitar edificaciones inadecuadamente reforzadas.

Mientras que Now is Wow simplemente decidió inscribirse en el curso de primeros auxilios de la Cruz Roja: “Sin ser negativa, si no práctica”.  Escribió: “Sin importar que las heridas provengan de un simple percance diario o de un desastre natural, es bueno tener nociones básicas”

Como para reforzar el sentido de emergencia y prevención en caso de emergencias, Repeating Islands posteó un artículo del geólogo experto en tsunamis Brian McAdoo quien analizó el terremoto de Haití y declaró:

Este terremoto debe ser una llamada de atención para Kingston (Jamaica). Si el terremoto de 1692 hubiera ocurrido hoy, Kingston estaría devastada aunque no en la misma magnitud de Puerto Príncipe. Si estos fuertes temblores ocurrieran en regiones con edificaciones frágiles, después que el terremoto termine apenas comienza la destrucción, el tsunami será quien termine de devastar el pueblo y aquellos que permanecen atascados en edificaciones colapsadas se quedarán sin esperanza.

Esta es la página de Global Voices sobre la cobertura especial del terremoto en Haití.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.