¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

EEUU: Primera Enmienda y ciberintimidación

En las escuelas de Estados Unidos, la ciberintimidación es un problema creciente. El caso de un adolescente de Missouri, quien se suicidó después de haber sido intimidado en línea, ha llevado el problema al debate nacional.

Lori Drew, madre, junto con su hija y un empleado crearon un perfil falso de MySpace y acosaron a Megan Meier. Meier después cometió suicidio, pero Drew escapó al castigo.

En Cnet, Caroline McCarthy escribió sobre el caso:

“El juez George Wu revocó el veredicto de culpabilidad de Drew, que fue dictaminado en Noviembre, diciendo que si Drew había sido convicta por un delito grave en el caso, ella ya habría sido sentenciada. Pero debido a que fue condenada por tres delitos menores -un delito mucho más ligero que la Fiscalía pidió inicialmente- la constitucionalidad de la sentencia condenatoria fue menos clara.

Drew, residente de Missouri, había sido declarada culpable de tres cargos de delito menor de “acceso a computadoras protegidas sin autorización para obtener información e inflingir dolor emocional”, cada uno de los cuales podría haber resultado en un año de cárcel y una multa de $100.000. Pero ella no había sido declarada culpable de conspiración, un delito que la podría haber llevado a un máximo de 20 años de prisión”.

Muchos querían que Lori Drew recibiera tiempo en prisión y el caso estaba emocionalmente cargado. Pero el hecho de que fuera dejada en libertad apunta a un conflictivo debate acerca de lo que se puede decir o hacer en línea y lo que está protegido por la Primera Enmienda.

La Coalición Nacional Contra la Censura informó recientemente sobre un caso de ciberintimidación y qué tan lejos pueden ir las escuelas en el control de la expresión en línea de los estudiantes, especialmente si la actividad reportada sucede fuera de la escuela:

Beverly Vista School, una escuela K-8 en el Distrito Escolar Unificado de Beverly Hills, aprendió esta lección a través de un fallo de la corte en Noviembre de 2009, cuando el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Central de California reveló que los administradores de Beverly Vista probablemente habían violado la Primera Enmienda de los derechos de un estudiante de secundaria, referido en los registros como JC.

Los hechos de este caso surgieron cuando JC, una niña de octavo grado, grabó un video de un grupo de sus amigas hablando despectivamente a expensas de su compañera de clase CC. El video mostraba a este grupo de niñas diciendo que CC era una malcriada y una ramera. Entonces JC, estando en casa, subió el video a YouTube e informó a varios de tus compañeros, incluyendo a CC, de de su existencia.

Al día siguiente, CC y su madre informaron a la escuela de la existencia del video. CC también se reunió con un consejero escolar por no más de la mitad de una clase para discutir cómo se sintió humillada por el video”.

JC luego fue suspendida por dos días. Ella demandó al distrito escolar diciendo que violaron su derecho a la libertad de expresión.

Stephen Balkam en el Centro en línea por la Primera Enmienda, al discutir sobre “Proteger a los niños al tiempo que se protege la libertad de expresión”, dice que:

“…pero un puñado de tragedias no deben utilizarse para presionar rápidamente por leyes que pueden castigar, pero no erradicar el problema de la ciberintimidación.

Los legisladores deben actuar con cautela antes de promulgar legislación que rija la expresión fuera del campus que no “interfiera sustancialmente” en las actividades escolares. Los distritos escolares tienen la mayor autoridad para intervenir en la ciberintimidación, cuando las acciones se producen en propiedad escolar o en la red informática de la escuela. Actualmente, algunos estados han adoptado leyes que criminalizan el acoso cibernético o usan códigos de disciplina escolares para castigar a los estudiantes por la conducta en línea que ocurre fuera de la escuela y después del horario escolar.

Estados con casos de perfil más alto tienden a tener aprobadas legislaciones anti-ciberintimidación más estrictas en reacción a la publicidad de un caso de acoso cibernético. Si va a haber de hecho una legislación, debe haber una definición nacional del problema y de manera uniforme para hacerle frente. Los Estados deben ser conscientes que hay un peligro potencial de infringir los derechos de libre expresión de los estudiantes a través de la propuesta actual de legislación”.

Con más y más niños y adolescentes dedicando tanto tiempo y energía a su vida en línea, el problema es probable que se mantenga vigente. Es necesario encontrar el equilibrio entre la legislación para proteger a los niños en línea y sus derechos de la Primera Enmienda.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.