¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Turquía: Tercer aniversario del asesinato de Hrant Dink

El 19 de enero de hace tres años, al periodista turco-armenio Hrant Dink lo mataron de un disparo fuera de su oficina del periódico Argos, del que era editor, en Estambul, Turquía. Fue a menudo ignorado, detestado u odiado por los nacionalistas de ambos lados cuando estaba vivo por su mensaje de tolerancia y reconciliación entre turcos y armenios, Dink era una voz moderada y un hombre de paz que Ianyan compara con Martin Luther King Jr.

[…] Se aferró fuertemente a sus no convencionales creencias y no pidió disculpas por ellas. Era alguien que entendía que la comunicación era el único camino al entendimiento y la paz. Fue el único que conmovedoramente declaró que las “relaciones turco-armenias deberían ser sacadas de un pozo de 1915 metros de profundidad”.

A diferencia de los que viven en el extranjero, vivió y trabajó entre turcos. Fue un hombre que trató de sortear la brecha entre los dos grupos con una historia desafortunada, un hombre que sugirió a los armenios que viven en el extranjero que se liberaran del odio fuertemente arraigado en contra de los turcos, sin dejar nunca de luchar por los derechos humanos y de las minorías. Para Dink, odio y violencia no era sinónimos de reconocer la discriminación. Para él, eran contraproducentes.

[…]

[…] Gracias por hacer una contribución tan enorme y progresiva con esta cultura colectiva. Tú, no por las ciegas masas intransigentes, que ceden la bandera, eres una de las muchas razones por las que estoy orgulloso de llamarme armenio y también periodista.

Mientras tanto, Journalist in Turkey recuerda dónde estaba ese día fatal y también reflexiona acerca de cómo se ha realizado la investigación de su muerte hasta la fecha.

[…] ¿Dónde estamos? ¿Se ha resuelto el asesinato, se ha castigado a los responsables? Ni de lejos. Los abogados de Hrant Dink han publicado un informe donde llegan a la conclusión que están exactamente donde estaban hace tres años. Solamente el asesino, Ogün Samast, está tras las rejas. Todos saben quién descuidó los informes de inteligencia acerca de las amenazas contra la vida de Dink, pero aunque al comienzo se investigaron, se han dejado de lado los casos en contra de todos estos tipos. Todos tienen todavía trabajos de responsabilidad en la fuerza policial, por ejemplo. ¿Qué podemos concluir, además de que dentro del aparato estatal a nadie le importa la justicia en este horrible caso de asesinato.

Que Hrant descanse en paz.

Foto: Hrant Dink © Onnik Krikorian / Oneworld Multimedia 2005

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.