¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Australia: Guerra ballenera de palabras

La caza de ballenas parece ser la guerra olvidada en las noticias de relaciones públicas que rodean la colisión del Ady Gil, propiedad de la sociedad de Conservación Sea Shepherd, con un ballenero japonés.

El grupo Sea Shepherd, contrario a la caza de ballenas, ha prometido continuar su lucha en el Océano Antártico luego que un bote japonés golpeara uno de sus buques.

Sea Shepherd dice que el buque japonés de seguridad Shonan Maru 2 atravesó la proa del Ady Gil, su barco de alta velocidad de fibra de carbono.

Los balleneros japoneses también están acusados de usar aviones charter australianos para espiar el paradero de los buques de Sea Shepherd.

“Ataques intencionales” intensifican la guerra contra la caza de ballenas [en].

La atención de los blogueros de Australia ha estado en el enfrentamiento marítimo y su cobertura por los medios.

El bloguero youngmarxist de Strange Times fue uno de los primeros en crear controversia, cuestionando el informe de la ABC (Australian Broadcasting Corporation):

La australiana ABC ha reportado, como un hecho, las acusaciones de la organización contraria a la caza de ballenas Sea Shepherd de que un barco ballenero japonés, el Shonan Maru 2, hundió deliberadamente el buque de Sea Shepherd, el Ady Gil. [en]

… Es claro que la ABC no ha logrado reportar ambos lados de la historia y en este caso, está actuando como brazo propagandístico de Sea Shepherd, en lugar de buscar las declaraciones presentadas en esta publicación y darle a la gente la información que necesita para que saque sus propias conclusiones.

ÚLTIMA HORA: Video de la colisión entre el Ady Gil Sea Shepherd y un barco ballenero japonés [en].

A Tory Maguire de The Punch le preocupa el riesgo para la vida de las personas por esta lucha orquestada en el Océano Antártico:

No somos grandes justicieros en esta nación, que tiene un sistema imperfecto pero viable de estado de derecho y que la policía hace cumplir con fondos públicos. Por alguna razón, las ridículas matonerías actualmente en curso en el extremo de la Antártida se pueden llevar a cabo sin control, y han provocado un frenesí de chicos aventureros aquí en casa.

Quizá con un toque de ironía como trabajadora de Murdoch, sugiere una falta de objetividad en la cobertura de los medios de comunicación tradicionales:

Quien quiera que sea el responsable final por el hundimiento del Ady Gil ayer en la tarde, fue muy irresponsable por parte de la organización Sea Shepherd poner a la tripulación en ese peligro. Pero ahí estaba el señor Watson esta mañana en la ABC, saludado como héroe por proteger a las ballenas de los buques factoría japoneses. También estuvo en Radio Macquarie, sin duda en radio Fairfax, la mayoría de las estaciones de televisión y en todos los periódicos.

Sea Shepherd va a hacer que alguien muera [en].

De Ambit Gambit, Graham Young es siempre más calificado por su crítica a los medios. Inicialmente, refuta la precisión de los informes de que el Ady Gil estaba “detenido”:

Sea Shepherds sostiene que el Adi Gil estaba retrocediendo cuando lo chocaron. Puede haber sido así, pero esto fue después de que se pusiera frente al Shonan Maru.

Que los periodistas representen esto como que los japoneses embistieron al Sea Sheperds es resultado de astuta manipulación de Sea Shepherds.

Graham también ataca lo que ve como una parcialización similar:

Los periódicos de Fairfax pusieron la noticia de que los japoneses han contratado aviones en Australia para rastrear a los Sea Shepherds. En lugar de preguntar por qué a los Sea Shepherds se les permitió usar puertos australianos para realizar actos de piratería en la Antártida sin impedimento (ni supervisión) alguna del gobierno australiano, las noticias, y la respuesta del gobierno, condenaron a los japoneses.

Parcialización en la confirmación choca con los japoneses [en].

Por su parte, el debate político en Australia se centra en lo que debió hacer el gobierno de Rudd acerca de la contínua presencia de balleneros en aguas australianas:

AUSTRALIA debería enviar al Oceanic Viking para supervisar los choques entre balleneros y las naves de Sea Shepherd, que está en contra de la caza de ballenas y que operan “en el propio límite y filo de la ley”.

El profesor Donald Rothwell, experto en Derecho Internacional de la Universidad Nacional Australiana, dijo a The Australian Online que a pesar de lo sostenido de que los ballneros embistieron al Ady Gill, un claro comportamiento “provocador” estuvo involucrado por parte de los manifestantes que rechazan la caza de ballanas.

Botes que protestan contra la caza de ballenas operan al filo de la ley: Donald Rothwell [en].

El mismo artículo en el periódico The Australian tiene un encuesta en línea ‘ENFRENTAMIENTO BALLENERO': ¿Quién crees que es responsable por el choque entre un barco ballenero japonés y el barco de protesta de Sea Shepherd?

Balleneros y manifestantes son las únicas opciones.

Nora Catalina Urquijo Tejada colaboró con la traducción de este post.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.