¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Haití: ¿Por qué de todas las historias sobre huérfanos?

Un mes después del terremoto de siete grados que destruyó gran parte del sur de Haití, el destino de los niños, y particularmente los huérfanos, se ha convertido en la principal noticia en muchos lugares. Pero las voces haitianas sobre el tema han sido pocas.

En este largo informe en video publicado en Telegraph21, grabado en los días inmediatamente posteriores al sismo, los directores de dos orfanatos haitianos hablan del tema en dos maneras drásticamente diferentes. En el minuto 2:30, la directora de un orfanato en una ubicación no nombrada en Haití expresa su frustración por el súbito interés en los niños haitianos, donde antes había menos preocupación. Se ha vuelto diarias las solicitudes de familias extranjeras que buscan adoptar. “Ni siquiera contesto”, dice. “Escuchen todos, no quiero recibir solicitudes posteriores a la catástrofe”.

Sin embargo, una contraparte identificada como Ledice, que se encarga de sesenta niños en una institución diferente, hace un llamado para reubicar más rápido a los niños, y menciona la falta de servicios del gobierno para aprobar las adopciones, incluso las que estaban en trámite antes del desastre. “Ahora es una causa humanitaria”,  dice. “Llevemos a los niños. Veremos los papeles después”.

Gran parte de la reciente atención en los niños, sea o no desde los medios convencionales, viene del ampliamente publicitado caso de un grupo de una iglesia estadounidense arrestado mientras trataba de llevar a 33 niños de Haití a la República Dominicana. Pero también está en proceso un debate  más amplio.

Conducive, un blog grupal que con frecuencia debate sobre adopción internacional, nota que anteriores apuros para adoptar niños durante una crisis salieron mal:

Sacar a los niños en tiempos de desastre no es algo nuevo. Vimos la Operación Babylift después de la Guerra de Vietnam, donde el gobierno estadounidense apresuradamente retiró a casi 3,000 niños de su lugar de origen durante la caída de Saigón en 1975. Demandas entre padres biológicos y padres adoptivos tuvieron ocupadas a las cortes en EEUU durante años. Los padres biológicos alegaron que nunca consintieron en la adopción, y los padres adoptivos alegaban que la adopción era legítima. Los teóricos críticos de la adopción están viendo paralelos con las actuales adopciones apresuradas de los niños haitianos.

En un post titulado Orphans, Orphans, Orphans!, ResistRacism es más específico:

¿Cuántos posibles padres adoptivos han sido capacitados en temas de adopciones entre diferentes culturas y transraciales?  (El mismo padre al que se hace referencia arriba [en el post] se pregunta sobre cuidado de pelo de los negros. Ahora que está recibiendo al niño.  ¿Creen que pensó sobre otros temas de raza y cultura?)  (Ni me vengan con temas de traumas. Eso es demasiado grande como para siquiera cubrirlo. Pero soy de la opinión que el individuo promedio no está equipado para manejar grandes traumas en un niño.)

¿Por qué las agencias no están ofreciendo futuros padres de ascendencia haitiana? ¿Personas con experiencia en manejo de traumas?

El mismo post sugiere una solución más creativa.

He aquí una idea radical:  si algunos de estos “huérfanos” hubieran sido dados en adopción porque sus padres no podían tenerlos, ¿qué tal si hacemos un puente aéreo para familias enteras desde Haití a EEUU? Si están hablando en serio acerca del bienestar del niño, ¿no es mejor para la familia seguir unida? Pero eso no serviría a las necesidades de esas otras familias. Ya saben, esas buenas familias quieren salvar a los huérfanos.

La renovada atención en el sistema Restavec (a veces Restavek) de Haití también se ha convertido en un problema. En un post de antes del terremoto, Repeating Islands dice que el sistema “a través del cual los padres que no pueden mantener a sus hijos los mandan a vivir con parientes más acomodados o con extraños de los que reciben comida, techo y educación a cambio de de trabajo” se ha convertido en casi una esclavitud. Cita a un investigador de las Naciones Unidas que visitó Haití el año pasado para investigar el tema de Restivek, y dijo:

…Aunque colocar a niños con otros miembros de la familia ha sido desde hace tiempo una práctica en Haití, hoy en día ‘los reclutadores remunerados rastrean el país buscando niños para traficar dentro y fuera de Haití. Esta práctica es una severa violación de la mayoría de los derechos fundamentales del niño’.

En las últimas dos semanas, la mayoría de las agencias internacionales involucradas en cuidado de niños en crisis han declarado su oposición a las adopciones rápidas en Haití. El Comité Internacional de la Cruz Roja, en una declaración presentada como una entrevista con uno de sus funcionarios de protección al menor, dijo que creía que los esfuerzos para conectar a niños con familiares en Haití deberían tener prioridad, y que la adopción sea el último recurso.

… En situaciones en que se evacúa a un niño, hay claros procedimientos a seguir: el niño debería estar acompañado de un pariente o alguien que lo conozca, si es posible; los detalles del niño deben estar registrados y su familia debe saber a dónde se llevan al niño y quién se lo lleva. Desafortunadamente, algunos niños fueron evacuados de prisa y sin que se registraran todos sus datos.

Grupos de asistencia, incluidos Save the Children, World Vision y el Fondo de Desastres de la Cruz Roja (que es aparte del Comité Internacional), emitieron una declaración conjunta también oponiéndose a las evacuaciones y las adopciones. Lo mismo hizo UNICEF.

Entonces, ¿cuál es la controversia? El caso de los niños detenidos en la frontera tenía que ver con un grupo de adopción de una iglesia protestante, algunos de los cuales habían recomendado la adopción internacional como un medio de difundir sus propias ideas religiosas. Otros blogs cristianos evangelistas son más cuidadosos. Christianity Today, “Una revista de convicción evangélica” se opuso a las adopciones internacionales rápidas:

En los primeros meses después de un incidente como este, no queremos sacar a los niños de la zona donde los familiares los están buscando. Después del tsunami del sudeste de Asia en 2004, había muchos niños pequeños virtualmente inidentificables, y aun así un alto porcentaje de esos niños, gracias a pruebas de ADN y otros métodos, al final fueron devueltos a sus familiares.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.