- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Venezuela: La interrumpida huelga de hambre de Franklin Brito

Categorías: Latinoamérica, Venezuela, Derechos humanos, Protesta

Franklin Brito, un agricultor del estado Bolívar [1] (sureste de Venezuela) permaneció en huelga de hambre desde julio de 2009 en las afueras de las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas, la ciudad capital. En diciembre, la Fiscalía General de la República (Ministerio Público) requirió una orden judicial para llevarlo a un centro hospitalario, lo que fue concedido. Brito ha permanecido desde el 10 de diciembre en un hospital militar, acto impugnado por él y sus familiares. Ellos exigieron que Brito sea tratado por un médico de su propia elección, pero la corte rechazó la apelación respectiva el 21 de diciembre. (Vea un video [2] del traslado de Brito desde la OEA hasta el Hospital Militar “Carlos Arvelo”, en Caracas)

El 9 de enero, personal del hospital hizo saber a la hija de Brito (en visita a su padre), que sería llevado a terapia. Ella afirma que lo sedaron antes de trasladarlo. No fue permitida la visita de su familia durante los días siguientes. Dos días después, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llamó al gobierno venezolano para que permita a Brito recibir visitas, así como derecho al acceso y tratamiento de su propio médico [3], o uno provisto por el Comité Internacional de la Cruz Roja. El gobierno no concedió esta petición, como tampoco una similar expresada por el Colegio de Psicólogos de Caracas [4].

(Observe el video [5] de la conferencia de prensa conducida por familiares de Brito y organizaciones de derechos humanos pidiendo su liberación de la custodia militar)

Brito comenzó su protesta en 2006 contra una decisión del Instituto Nacional de Tierras, oficina gubernamental que dictaminó que su finca agrícola era improductiva, afirmación negada por Brito. El Instituto ordenó la confiscación de sus tierras y algunos creen que dicha decisión constituyó una venganza por denuncias de corrupción que Brito había hecho contra el alcalde del municipio Sucre (estado Bolívar). Sus protestas han incluido desde entonces varias huelgas de hambre. Aunque el gobierno central devolvió eventualmente a Brito la titularidad de las tierras en disputa y le ofreció compensación, las autoridades no expulsaron a un grupo de personas que habían invadido sus terrenos, hecho que impulsó a Brito a iniciar su huelga de hambre más reciente.

La huelga de hambre de Franklin Brito ha sido tema de discusión en Twitter, bajo el hashtag #FranklinBrito [6]. Un ortodoncista, Eloy Bustamante (@eloyb [7]), examinó a Brito en el Hospital Militar y tuiteó:

Odontológicamente muy comprometido. Sistémicamente esta un poco mejor. Es un señor con mucha entereza. No tiene rastros de enfermedad mental

El usuario @radardebarrios [8] reportó y tomó fotografía a las protestas fuera del hospital donde Brito está recluido:

Hace minutos. Dirigentes d barrios de Caracas protestan frente al Hospital Militar en solidaridad con Franklin Brito! http://tweetphoto.com/9214426 [9]

El 16 de enero, Amnistía Internacional emitió una Acción Mundial por Brito [10] urgiendo a las autoridades a revelar su paradero y asegurar su bienestar, así como respetar su deseo de atención por parte de un médico electo por él mismo.

Desde entonces, la esposa de Brito, Elena, inició su huelga de hambre propia y participó en una marcha el 23 de enero, desde una silla de ruedas:

Photo of Elena Brito at demonstration courtesy of Brito and Habla Venezuela. [11]

Foto de Elena de Brito protestando cortesía de Brito y Habla Venezuela

Los documentos acerca del caso de Brito pueden ser encontrados en el blog Prohibido Olvidar [12].

En otra vuelta a la historia, la Fiscalía General de la República decidió que Franklin Brito padece de insania mental y por consiguiente, es incapaz de tomar sus propias decisiones. Este caso es considerado como la aplicación de una doctrina popular entre algunos seguidores del gobierno venezolano, que denominan a aquellos críticos a la gestión de Hugo Chávez como “disociados” [13].

Este tema es analizado abiertamente [14] por Rodolfo, un periodista y activista de derechos humanos en su blog Colofón:

Rondaba por allí de vez en cuando cuando algunos inistían en llamarlos disociados pero con el caso de Franklin Brito que fue capturado de su huelga de hambre y trasladado a un hospital militar para luego ser llevado al área de siquiatría la tendencia se ha confirmado. Ahora el gobierno al que proteste, al que se le oponga lo considera un enfermo mental.