¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Chile: Empieza el Festival de Viña

Este año el Festival de Viña-con el nombre oficial de Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar-abrió en su tradicional escenario, La Quinta Vergara en Viña del Mar, Chile el 22 de Febrero, con la presentación del humorista chileno Coco Legrand y el cantante canadiense Paul Anka. El festival continúa por cinco dias más, con presentaciones de artistas como Ricardo Arjona, Raphael, Don Omar y Los Fabulosos Cadillacs entre otros. Pero a pesar de la aparición de estos conocidos cantantes internacionales, muchos chilenos esperaban más de este año que coincide con la celebración del bicentenario de Chile.

Felipe Camiroaga and Soledad Onetto as hosts of last years' festival; they are hosting this year as well. Picture taken by Flickr user alobos iphoto, and used under a Creative Commons license.

Felipe Camiroaga y Soledad Onetto como anfitriones del festival del año pasado; también lo son este año. Imagen tomada del usuario Flickr alobos iphoto, y usada bajo una licencia Creative Commons.

El bloguero Vito de Valparaíso, quería que este año el festival reflejara la celebración del bicentenario incluyendo artistas más distinguidos.

Años anteriores se usaba el conocido dicho “¡que no se note pobreza!” y la Ciudad Jardín era invadida por un montóooon de artistas que, si bien no es Madonna ni Shakira, lograban llamar mucho la atención. Pero ¿qué pasó este año? ¿dónde están esos grandes artistas que celebrarían con nosotros el Bicentenario?

El periodista, animador de televisión y bloguero Eduardo Fuentes señala que traer invitados como Shakira es simplemente muy caro; y que las criticas a a terna de artistas es parte de la cultura del festival.

Como todos los años hay voces críticas respecto al festival. De seguro, muchos de ustedes quisieran artistas como Jonas Brothers, Tokio Hotel u otros que lamentablemente están fuera de presupuesto. Siempre ha sido igual. A mí me hubiera gustado ver alguna vez a Shakira, Michael Jackson (si sé, ya no se puede) o Pearl Jam, pero simplemente no se puede, entendámoslo de una vez, son muy caros. Pero como en la vida todo es opinable lo más seguro es que siempre escuchemos voces disidentes sobre la parrilla festivalera, eso es parte del encanto también de este certamen.

El blog Chileno Chile Liberal presenta una perspectiva-a pesar de no ser muy positiva-de lo que en realidad atrae a los Chilenos que ven el festival:

El carácter del Homo chilensis está plasmado en el Festival de Viña. Éste es en esencia un programa de TV que nadie admite verlo, pero al final todos lo vemos, aunque sin prestar atención, menos aún disfrutándolo. Es como masoquismo. Está como ahí, pasando en la tele, pero nadie lo pesca. La única gracia es esperar los abucheos y pifias de los pelusones en la galería, que van ilusionados a presenciar un espectáculo de categoría mundial, pero al ver las proporciones liliputienses del escenario en la Quinta Vergara, se decepcionan. Y peor aún, muchos de los artistas no son sino relleno ante las falencias presupuestarias de la municipalidad de Viña del Mar. Todos lo vemos, sin verlo. Viña “es lo que hay”, y por eso es chileno hasta la médula. […] quizás lo seguimos viendo por atavismo, porque de chicos lo hemos visto, y no sabemos otra cosa. Pero al fin y al cabo, todos sabemos que lo mejor son las pifias.

Audience at the 2008 Festival de Viña. Picture taken by Flickr user alobos iphotos and used under a Creative Commons license.

Audiencia de la edición 2008 del Festival de Viña. Imagen tomada del usuario Flickr alobos iphotos y usada bajo una licencia Creative Commons.

Un post del conocido blog chileno Zancada, donde la bloguera enumera las razones por las que no verá el festival este año, recibió muchos comentarios, mayormente mostrando que estaban de acuerdo en que la calidad del festival ha declinado. Sin embargo, el declive en calidad no refleja necesariamente su popularidad. Marco Perez (Twitter @bichomaldito) dice que el si el festival no fuese tan popular como dicen que es, entonces no lo transmitirían a lo largo de Latinoamérica.

LA Julieta respondió al post de Zancada con un enfoque positivo:

Trato de mirar el evento con un poco mas de cariño, si al final nos parece rasca pq tenemos la comparacion con eventos mega increibles gringos o europeos, pero hey, no nos parecemos en nada con ellos, en esto tampoco, y en vdd encuentro bkn que haya gente q le saque el jugo, y lo encuentre alucinante, importante y elegante.
Personalmente me resto, creo q nunca he visto un dia entero, pero reconozco que el dia que fui (hace mil años) lo pase increible y bailé y grité, aunque el invitado del dia fuera Cristian Castro, al que ni conocía ni he vuelto a escuchar hay q buscarle la buena onda al asunto, creo yo.

Nachoop, la voz opositora entre los anti-festival, simplemente dijo, “a mi me enkanta ver el festival es tan nose como entrete!”

Finalmente, Mauricio Jürgensen, un bloguero y periodista, dice que a pesar de las críticas, la atención de Chile inevitablemente se torna hacia el festival durante este semana.

Lo curioso es que esto que parece desagradar a tantos, que este evento al que le dan duro como a ningún otro en cualquier época del año, termine obsesionando de manera casi patológica a un país entero. Durante seis días y con lo que sea que hayan logrado contratar los organizadores, siempre pasa lo mismo: nadie logra abstraerse del todo. Para bien o para mal, Viña en verano siempre está en boca de todos. Atorado como si en esto se nos fuera la vida.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.