¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica: Recordando la Matanza de Sharpeville

El 21 de marzo de 1960, la policía sudafricana abrió fuego contra una multitud de manifestantes negros, quienes eran parte de una campaña política organizada por el Congreso Panafricano contra la ley de pases. Se estima que 69 personas murieron ese día en la ciudad de Sharpeville. Este terrible evento es conocido comúnmente como la Masacre de Sharpeville.

La masacre de Sharpeville fue el punto decisivo en la historia de la resistencia política al Apartheid en Sudáfrica. Desde 1994, el 21 de marzo es el Día de los Derechos Humanos en Sudáfrica. Asimismo, es el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, en recuerdo de la masacre.

Cada 21 de marzo, Rethabile postea un poema para recordar la Matanza de Sharpeville. Su poema de Sharpeville para este año, fue posteado en Black Looks:

the day king walked
from selma to montgomery,
the tops of trees shook
as in a forest, and shivered
for this man who had crossed a line
of centuries in the south, but
even more south, we worried for our lot,
resolved as we were to break you,
but you to put us with our ancestors.
of course there have never been questions:
why shoot them in the back? why shoot them?
why shoot? why? but our name got its shrine
where the children now gather,
for sixty-nine of us lay on the street
on that day in march sixty. as others
filled hospitals and covered cell-floors
with clenched bodies, dachau
was completed, stowe published her book,
alcatraz was shut down for good, and
we moved from non-whites
to non-carriers of passbooks.
© Rethabile Masilo

El día que el rey caminó
desde selma a montgomery,
las puntas de los árboles se sacudieron
como en un bosque, y temblaron
por este hombre que había cruzado una línea
de siglos en el sur, pero
incluso más al sur, nos preocupamos por nuestro terreno,
decididos como estabamos a quebrarte,
pero nos pusiste con nuestros ancestros.
Por supuesto nunca han surgido preguntas:
¿Por qué dispararles en la espalda? ¿Por qué dispararles?
¿Por qué disparar? Pero nuestro nombre tiene su santuario
donde los niños ahora se reunen,
para sesenta y nueve de nosotros que yacen en la calle
ese día de marzo sesenta. Como otros
llenaban hospitales y cubrían suelos de celdas
con cuerpos apretados, dachau
fue completado, stowe publicó su libro,
alcatraz cerró para bien, y
pasamos de no blancos
a no portadores de libretas.
© Rethabile Masilo

También publicó un poema del activista político y poeta sudafricano Dennis Brutus. Se titula, “Un poema sobre Sharpeville”:

What is important
about Sharpeville
is not that seventy died:
nor even that they were shot in the back
retreating, unarmed, defenseless
and certainly not
the heavy caliber slug
that tore through a mother’s back
and ripped through the child in her arms
killing it
Remember Sharpeville
bullet-in-the-back day
Because it epitomized oppression
and the nature of society
more clearly than anything else;
it was the classic event
Nowhere is racial dominance
more clearly defined
nowhere the will to oppress
more clearly demonstrated
what the world whispers
apartheid with snarling guns
the blood lust after
South Africa spills in the dust
Remember Sharpeville
Remember bullet-in-the-back day
And remember the unquenchable will for freedom
Remember the dead
and be glad.
© Dennis Brutus

Lo que es importante
sobre Sharpeville
no es que setenta murieron:
ni siquiera que les dispararon en la espalda
retrocediendo, desarmados, indefensos
y ciertamente no
la pesada bala de alto calibre
que rompió a través de la espalda de una madre
y desgarró a travéz del niño en sus brazos
matándolo
Recuerda Sharpeville
día de la bala en la espalda
porque personificó la opresión
y la naturaleza de la sociedad
más claro que cualquier otra cosa;
fue el clásico evento
En ningun lado está la dominación racial
tan claramente definida
en ningun lado el deseo de oprimir
tan claramente demostrado
que el mundo susurra
apartheid con armas gruñiendo
la sed de sangre después
Sudáfrica derramada en el polvo
Recuerda Sharpeville
Recuerda el día de la bala en la espalda
y recuerda el insaciable deseo por libertad
recuerda la muerte
y se agradecido.
© Dennis Brutus

El Travel Blog Portfolio les desea a todos los sudafricanos un seguro y pacífico Día de los Derechos Humanos y les pide aprender más sobre el Día de Sharpeville.

¿Cómo pudieron suceder tales atrocidades y nadie resultar castigado?, pregunta Sokari Ekine:

 It’s been a long time coming, but change is gonna come, sang Sam Cooke about America. He could have been singing about South Africa, or the world, even. For what is baffling is how Sharpeville 1960, Soweto 1976, King’s and X’s murders, the Civil Rights movement, Mandela’s 27 years in jail, not to mention the thousands tortured and killed in South Africa, and tortured and lynched in America, what is baffling is how these have not entered the minds of all and instructed them on the evils of discrimination and segregation in all its forms. That is truly baffling to me.

It is also amazingly stunning that all these things happened and almost no one got punished for it, no international hunt for the wrong-doers, no motivation to see them “brought to justice,” as George Bush the son would say about so many who had committed so less. Today is a day to remember and to know why it should be remembered

Ha tardado mucho, pero el cambio ocurrirá, cantaba Sam Cook sobre EE. UU.. El podría  haber estado cantando sobre Sudáfrica, o el mundo inclusive. Pero lo que es desconcertante es cómo Sharpeville 1960, Soweto 1972, asesinatos de reyes y personas, el movimiento de los Derechos Civiles, los 27 años en prisión de Mandela, sin mencionar los miles de torturados y asesinados en Sudáfrica, y torturados y linchados en EE. UU.; lo que es desconcertante es cómo aquellos no ingresaron en las mentes de todos, y les enseñaron sobre los males de la discriminación y segregación en todas sus formas. Eso es verdaderamente desconcertante para mí.

También es algo increíble que todas estas cosas sucedieran, y casi nadie fuese castigado por ello, ni una caza internacional por los malhechores, ni motivación por verles “llevados ante la justicia”, como George Bush hijo diría sobre muchos que han cometido tan poco. Hoy es un día para recordar y saber el por qué debería ser recordado.

Alpha Christian discute la relación entre el Viernes Santo, el Día de los Derechos Humanos y el Día de Sharpeville:

In a recent column in the Beeld, Nico Botha, deals with this anomaly where the Good Friday falls on the same date as the Human Rights Day, or, even better, the commemoration of Sharpeville Day. For many the debate was whether we will loose a public holiday as workers.

Where are we to find the key to link Good Friday to the significance of today, Human Rights day, Sharpeville day ?
I believe the little dialogue between Jesus and Pilate helps us to start to understand this link.

En una columna reciente en el Beeld, Nico Botha, trata con esta anomalía donde el Viernes Santo cae en la misma fecha que el Día de los Derechos Humanos o, mejor aún, la conmemoración del Día de Sharpeville. Para muchos, el debate fue si perderemos una celebración pública como trabajadores.

¿Dónde encontramos la llave para relacionar el Viernes Santo al significado de hoy: Día de los Derechos Humanos, Día de Sharpeville?
Creo que el pequeño diálogo entre Jesús y Pilatos nos ayuda a empezar a entender esta relación.

Michael Trapido recuerda este día en su publicación en Thought Leader titulada Sharpeville Redux y un poco más:

On that fateful day a group of between 5 000 and 7 000 people converged on the local police station in the township of Sharpeville, offering themselves up for arrest for not carrying their pass books.

As the large crowd gathered the atmosphere was peaceful and festive with less than 20 police officers in the station at the start of the protest. Police and military tried using low-flying jet fighters in an attempt disperse the crowd without success.

As a result the police set up Saracen armoured vehicles in a line facing the protesters and, at 13:15, incredibly, opened fire on the crowd.

En ese fatídico día, un grupo de entre 5.000 y 7.000 personas acudieron a la estación de policía local en el poblado de Sharpeville, ofreciéndose para ser arrestados por no cargar sus libretas de pases.

Mientras la inmensa multitud se reunía la atmósfera era pacífica y festiva, con menos de 20 oficiales de policía en la estación al comienzo de la protesta, la policía y los militares intentaron usar aviones de combate volando bajo en un intento fallido por dispersar la multitud.

Como resultado, la policía organiza vehículos armados Saracen en línea, frente a los protestantes y a la 1:15, increíblemente, abrieron fuego contra la multitud.

Él continúa:

The official casualties were 69 people killed, including 8 women and 10 children, with more than 180 injured.

To date the worst case of police insanity in the history of this country.

As a result there followed a spontaneous uprising among black South Africans with demonstrations, protest marches, strikes, and riots taking place throughout the country.

This led to the government declaring a state of emergency on March 30 1960, which saw more than 18 000 people detained.

Las bajas oficiales fueron de 69 personas asesinadas, incluyendo 8 mujeres y 10 niños, con más de 180 heridos.

Hasta la fecha, es el peor caso de locura policial en la historia de este país.

Como resultado, siguió una insurrección espontánea entre los sudafricanos negros con manifestaciones, marchas de protesta, huelgas, y disturbios ocurriendo por todo el país.

Esto llevó al gobierno a declarar un estado de emergencia el 30 de marzo de 1960, que vio más de 18.000 personas detenidas.

Texas In Africa señala que Sharpeville fue el primer gran punto decisivo en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, y que la matanza llevó a la militarización del movimiento anti-apartheid:

The rest of the world started to question the regime's racist policies much more openly; South Africa left the commonwealth a year later.

It also provoked the militarization of the anti-apartheid movement. The ANC's militant wing, MK (Umkhonto wa Sizwe) and Poqo, the military wing of the PAC, both formed soon after the massacre. The next thirty years were marked with horrific acts of violence before – to almost everyone's surprise – the evil of apartheid ended peacefully.

Five years later to the day, American civil rights protesters led by Dr. Martin Luther King, Jr. began marching from Selma to Montgomery. The attempt by 600 marchers to do the same thing three weeks earlier culminated in Bloody Sunday, an attack by local and state law enforcement officials. With a protective order from a federal judge, five times as many marchers turned out for the March 21 walk. A few months later, LBJ signed the Voting Rights Act, which effectively ended the last vestiges of legal discrimination in the south.

My students (whom, you will remember, are almost all black men) sometimes debate the question: “Are you a Malcolm or a Martin?” What they mean by this is, “Is social change best achieved through peaceful means (as MLK carried out his work) or violent means (as Malcolm X advocated)?”

I cannot even begin to claim to be qualified to answer this question. If we look at political history, it's clear that MLK's nonviolent methods worked to restore voting rights and some degree of social equality for American minorities, and they worked relatively quickly. MK and Poqo's violent methods certainly also had an effect on the apartheid regime, although the struggle was very long and ultimately did not end because of violence but rather because of economic turmoil and Mandela's willingness to negotiate a peaceful settlement with de Klerk. But nothing approaching true equality of economic opportunity has happened for the vast majority of blacks in either country.

El resto del mundo comenzó a cuestionar las políticas racistas del régimen más abiertamente; Sudáfrica deja Mancomunidad Británica de Naciones un año después.

También causó la militarización del movimiento anti-apartheid. El ala militante del ANC, Umkhonto wa Sizwe (MK) y Poqo, el ala militar del PAC, se formaron poco después de la masacre. Los siguientes treinta años estuvieron marcados con horribles actos de violencia antes de que, para sorpresa de casi todos, el mal del apartheid terminara pacíficamente.

Cinco años después de este día, los protestantes estadounidenses de los derechos civiles, liderados por el Dr. Martin Luther King, Jr, comenzaron a marchar desde Selma a Montgomery. El intento de 600 manifestantes de hacer lo mismo, tres semanas antes, terminó en el Domingo Sangriento, un ataque de las autoridades locales y estatales. Con una orden de protección de un juez federal, salieron cinco veces más manifestantes para la marcha del 21 de marzo. Pocos meses después, LBJ firmó la Ley de Derecho de Voto, la cual terminaba efectivamente con los últimos vestigios de discriminación legal en el sur.

Mis estudiantes (quienes, recordarán, son casi todos hombres negros) a veces discuten la pregunta: “¿Eres un Malcolm o un Martin?”, lo que quieren decir con esto es, “¿El cambio social se obtiene mejor a través de medios pacíficos (como MLK llevó a cabo su obra) o medios violentos (como Malcolm X defendía)?”

No puedo empezar a reclamar estar calificado para responder esa pregunta. Si miramos la historia política, está claro que los métodos pacíficos de MLK funcionaron para restaurar los derechos al voto y cierto grado de igualdad social para las minorías estadounidenses, y funcionaron relativamente rápido. Los métodos violentos de MK y Poqo, ciertamente también tuvieron un efecto en el régimen del apartheid, aunque la lucha fue bastante larga y finalmente no terminó gracias a la violencia, sino más bien por la crisis económica y la voluntad de Mandela por negociar un acuerdo pacífico con de Klerk. Pero nada hacia la verdadera igualdad de oportunidades económicas ha sucedido para la vasta mayoría de negros en ninguno de los dos países.

Abioye discute sobre la dimensión del Día de Sharpeville:

In 1966 the General Assembly of the UN proclaimed March 21, the International Day for the Elimination of Racial Discrimination. The UN called on the international community to redouble its efforts to eliminate all forms of racial discrimination. The Canadian government and various institutions in Canada including Carleton University and the University of Toronto, colluded with the white supremacist apartheid government of South Africa by refusing to
divest and continuing to trade with the government and South African companies.

En 1966, la Asamblea General de la ONU proclamó el 21 de marzo el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. La ONU llamó a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para eliminar todas las formas de discriminación racial. El gobierno canadiense y varias instituciones en Canadá incluyendo la Universidad de Carleton y la Universidad de Toronto, confabularon con la supremacía blanca del apartheid de Sudáfrica, al negarse a ceder y seguir comercializando con el gobierno y las compañías sudafricanas.

South Africa Good News posteó una declaración de la Fundación Nelson Mandela:

March 21, 2010, marks 50 years since 69 unarmed protestors were killed by South African police outside a police station in Sharpeville, south of Johannesburg.

Nelson Mandela burning his pass on March 28, 1960, in protest to the atrocities at SharpevilleWhen commemorating Human Rights day, during his presidency, Nelson Mandela said: “21 March is South African Human Rights Day. It is a day which, more than many others, captures the essence of the struggle of the South African people and the soul of our non-racial democracy. March 21 is the day on which we remember and sing praises to those who perished in the name of democracy and human dignity. It is also a day on which we reflect and assess the progress we are making in enshrining basic human rights and values.”

El 21 de marzo de 2010, marca 50 años desde que 69 protestantes desarmados fueran asesinados por la policía sudafricana, fuera de una estación policial en Sharpeville, al sur de Johannesburgo.

Nelson Mandela quema su pase el 28 de marzo de 1960, en protesta a las atrocidades en Sharpeville. Al conmemorar el Día de los Derechos Humanos durante su presidencia, Nelson Mandela dijo: “El 21 de marzo es el Día de los Derechos Humanos en Sudáfrica. Es un día que, más que cualquier otros, captura la esencia de la lucha del pueblo sudafricano, y el alma de nuestra democracia no racial. El 21 de marzo, es el día en el cual recordamos y cantamos alabanzas a los que perecieron en nombre de la democracia y dignidad humana. También, es el día en el cual reflejamos y valoramos el progreso que estamos haciendo en la consagración básica de derechos y valores humanos”.

El fotógrafo Greg Marinovich tiene fotos de la Masacre de Sharpeville en su blog.

La Masacre de Sharpeville dio paso a nuevas formas de organización y resistencia política. El Congreso Nacional Africano y el Congreso Panafricano fueron prohibidos después de la Masacre de Sharpeville.

Monako Dibetle señala en su columna del Mail & Guardian que Sharpeville continúa sangrando. Recientemente, los residentes Sharpeville se amotinaron por los pobres servicios sociales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.