¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Juegos de Sochi y el genocidio circasiano

The mountaineers leave the aul, by P. N. Gruzinsky, 1872. Public Domain

Los montañeses salen del aul, de P. N. Gruzinsky, 1872. Dominio público.

En 2014, el centro turístico ruso de Sochi será el anfitrión de los Juegos Olímpicos de Invierno [ing], pero las entre 700,000 a 900,000 personas de etnia circasiana [ing] que viven en Rusia están haciendo todo lo posibles para evitar que el país tenga sus Juegos Olímpicos en paz.

El pueblo circasiano exige que el gobierno ruso reconozca el Muhayir [ing] (Genocidio Circasiano) del siglo XIX, cuando el Zar Alejandro II ordenó la muerte o la deportación del 90 por ciento de la población circasiana. El problema es aun más serio si se considera que Sochi es el lugar exacto donde ocurrió uno de los peores episodios del genocidio, como lo informa [ing] Dina Tlisova, del blog Mass Communications WHS:

Otros, como los circasianos se oponen a las Olimpiadas porque el lugar principal, llamado el Valle Rojo, fue donde ocurrió el Genocidio Circasiano en 1864 y mataron y deportaron al 97% de los circasianos al Imperio Otomano, Siria, Jordania y otros países. Las tumbas de los soldados que fueron enterrados cerca del lugar fueron derrumbadas y exhumadas para reemplazarlas con parques de diversión. Oficialmente, Rusia no reconoce el Genocidio Circasiano, y por ello el tema no recibe suficiente atención.

Martim W Lewis, del blog GeoCurrents.info, agrega [ing] información sobre el genocidio:

Luego de combatir con los circasianos durante casi un siglo, los líderes de Rusia decidieron expulsar a la población. Entre el 80 y el 90 por ciento de los circasianos fueron obligados a salir; la mayoría encontró refugio en el Imperio Otomano, pero cerca de la mitad murió en el proceso. Hoy, la población circasiana en Rusia llega a ser cerca de 900,000. En Turquía, entre dos y cuatro millones de personas son descendientes de circasianos, y la comunidad circasiana en Jordania bordea los 150,000. Sin embargo, se duda si la cultura circasiana puede sobrevivir fuera del terruño caucásico.

El grupo étnico circasiano comprende a los adigúes [ing], los abjasios [esp], los ubijos [esp], los cherkesios, los shapsugs y los cabardinos [esp], principalmente en el noroeste del Cáucaso (sur de Rusia) dentro de las Repúblicas Autónomas de Adigea, Cabardino-Balkaria y Karatchevo-Terkessia, pero también en gran número por todo el mundo, principalmente en Turquía, Jordania y EEUU.

Actualmente, la Circasia histórica está dividida entre seis regiones de la Federación Rusa, pero cerca del 90 por ciento de la población circasiana global vive ahora fuera de Rusia, según el sitio web Mundo Circasian, que nos brinda algo más de información acerca del pueblo circasiano y los que están en el extranjero, el segundo en tamaño fuera de Rusia.

El pueblo circasiano ha venido exigiendo desde hace tiempo el reconocimiento de su genocidio, aunque Rusia ha guardado silencio acerca de todas las protestas, manifestaciones, sitios web y libros que piden ese reconocimiento a Rusia y también protestan en contra de los Juegos Olímpicos en Sochi, como la protesta en Nueva York el pasado octubre, que se muestra abajo en el video de Sokarov:

Según “NoSochi2014“, un stio web creado para poner más presión sobre el gobierno ruso y para reunir apoyo para su causa, la fecha de los juegos coincidirá con el 150 aniversario del genocidio, lo que es bastante emblemático para el pueblo circasiano. Para empeorar aun más la situación, Sochi, cuo nombre proviene del grupo étnico circasiano Shache que vivió ahí hasta 1864, queda exactamente sobre los huesos y la sangre [ing] de miles de circasianos que murieron durante las últimas batallas de la guerra y la ciudad fue la última capital de Circasia independiente. Además de esto, Radio Adiga explica [ing] que se usará la colina llamada “Colina Roja” en las competencias de esquí. Está justo afuera de Sochi y fue el lugar de una sangrienta batalla donde asesinaron a muchas personas.

Usado con licencia CC

Usado con licencia CC

El gobierno ruso se ha negado [ing] a todo intento de discutir sobre el tema. En 1994, el entonces presidente ruso Boris Yeltsin reconoció que muchos pueblos caucásicos habían luchado en contra del régimen zarista y que eso estaba legitimado. Aunque no reconoció la respuesta rusa como “genocidio”, el blog de la Fundación Jamestown dice [ing] que eso fue lo más cerca que estuvo un gobierno ruso a un reconocimiento:

El tema del reconocimiento tiene historia propia. El ex presidente ruso Boris Yeltsin, en su declaración de 1994, reconoció que la “resistencia a las fuerzas zaristas [en el siglo XIX] fue legítima”, pero no reconoció “la culpa del gobierno zarista en el genocidio”.

En cuanto a la RuNet rusa, bloggers como Yuri Mamchur, de Russian Blog, han informado sobre los juegos y dijo que la ciudad estaba fortificada para resistir en contra de las invasiones circasianas y ha sido parte del Imperio Ruso desde 1829, sin siquiera mencionar [ing] las sangrientas batallas o el enorme desplazamiento de la población local durante el siglo XIX:

Desde el siglo XV la costa estuvo controlada por los clanes montañeses locales, nominalmente bajo la soberanía del Imperio Otomano. Fue cedida a Rusia en 1829 como resultado de la Guerra Ruso-Turca.

En 1838, el fuerte de Alejandría, renombrado como Navaginsky un años después, fue fundado en la boca del río Sochi para proteger el área de incursiones circasianas. Durante la Guerra de Crimea la guarnición fue evacuada de Navaginsky para reforzar las fuerzas activas. El fuerte fue reconstruido en 1864 con el nombre de Dakhovsky, o Dakhovsky Posad (como se hizo conocido en 1874). En 1896, el asentamiento adquirió su nombre actual, derivado del río Sochi. En 1917 se confirió a Sochi la condición de pueblo.

Finalmente, Em Kâ Bé, de Share Brook, cuestiona al Comité Olímpico Internacional, y compara [ing] la decisión de elegir Sochi con elegir Auschwitz como un lugar para los Juegos:

No se puede decir que el Comité Olímpico Internacional sea una organización que esté involucrada en causas humanitarias o políticas, solamente por que cierren los ojos o pongan la cabeza en la arena. De hecho, apostaría que los Juegos podrían realizarse en Auschwitz y no levantaría una ceja del COI ante el hecho. Deporte solamente. Deporte por el bien del deporte, separado del resto. Apenas deporte. En la sangre y en el dinero a cualquier costo. En tanto sea solamente deporte.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.