¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Elecciones 2010 en Sudán: Lo bueno, lo malo y lo feo

El 11 de abril de 2010, los ciudadanos sudaneses fueron a votar por primera vez en 24 años. Una generación entera que nació, creció, fue educada y se graduó bajo un gobierno totalitario ha sido capaz ahora de emitir su voto.

Las elecciones en Sudán allanarían el camino a un referéndum en 2011 en Sudán del Sur que cambiaría para siempre los límites geográficos del país más grande de África.

Veamos qué es lo que está ocurriendo en el país a través de blogueros en Sudán o en la diáspora.

En su blog Observing Sudan's elections, Fatma Naib comenta:

The process was supposed to start from 0800am Mecca time. I arrived at a polling station in central Khartoum, where voting began more than an hour late.

But the delay did little to dim the fervour of several 60-year-old women, who were waiting eagerly for the voting process to start.

I asked some of them of how they felt. Khadija, 63, said that she was excited and this is her “right” as a Sudanese. I noticed that there were a lot of older women and soldiers who came early to cast their vote.

Se supone que el proceso debería haber empezado a las 8:00 a.m. (horario de La Meca). Llegué a un colegio electoral en el centro de Jartum, donde las votaciones comenzaron más de una hora tarde.

Sin embargo, el retraso no calmó el entusiasmo de varias mujeres de unos 60 años que estaban esperando con ganas a que las votaciones comenzaran.

Les pregunté a algunas de ellas cómo se sentían. Khadija, de 63 años, me dijo que estaba entusiasmada y que era su “derecho” como sudanesa. Me di cuenta de que había muchas mujeres mayores y soldados que habían venido temprano a votar.

Allí en el centro electoral, Fatma se dio cuenta de que no había muchos jóvenes sudaneses entre 18 y 35 años:

I didn't see many young Sudanese in the 18-35 age group. Perhaps this will change in the coming days.

The process was observed by local and international observers. The Carter Center was there and Jimmy Carter, the former US president, came to watch the process unfold. When asked about what he thought of the polling procedures, he said that everything seemed “orderly”.

No vi muchos jóvenes sudaneses entre 18 y 35 años. Quizá cambie en los próximos días.

El proceso fue supervisado por observadores locales e internacionales. El Centro Carter estuvo allí y Jimmy Carter, expresidente de los Estados Unidos, vino a observar el desarrollo del proceso. Cuando le preguntaron qué pensaba del proceso electoral, contestó que todo parecía “en orden”.

Un miembro del grupo “Girifna” (que significa ‘Estamos hartos’ o ‘Indignados’) declara: “Ayer voté por primera vez en mi vida en las primeras elecciones sudanesas en 24 años”:

I voted for the first time in my life yesterday in the first Sudanese elections in 24 years. The first vote I ever cast was in an election that is rigged and predetermined. I debated whether I should even cast it because all the opposition candidates had pulled out, and there was so much evidence of foul play during the registration period and leading up to the elections, that it seemed pointless. I voted anyway, partly because my candidate was still on the ballot despite having pulled out, and because I wanted to exercise my right to vote against President Bashir and the ruling National Congress Party (NCP).

Ayer voté por primera vez en mi vida en las primeras elecciones sudanesas en 24 años. La primera vez que voté fue en unas elecciones amañadas y prefijadas. Me estuve pensando incluso si debería votar porque todos los candidatos de la oposición se habían retirado y había tantas pruebas de que había habido trampas durante el periodo de registro y en el camino a las elecciones, que parecía no tener sentido. Voté de todas formas, en parte porque mi candidato aún se encontraba en las papeletas a pesar de haberse retirado y también porque quería ejercer mi derecho a votar en contra del presidente Bashir y el Partido del Congreso Nacional (NCP).

Girifna exige a las Misiones de Observación que dejen de dar credibilidad a las elecciones sudanesas:

International observer missions have so far been subject to severe government intimidation. The Sudanese government harshly criticized the Carter Center after publication of its report on March 17, 2010 which detailed significant violations in the elections process throughout all stages including fraud and repression of speech and other freedoms. The report also described the uneven playing field for political parties and unequal access to media suggesting technical advises to enable National Election Commission (NEC) to handle the electoral process.  Since then the Sudanese government has on multiple occasions threatened all international observer groups more broadly.  On March 22 President Omar al Bashir publicly threatened to cut off the noses and fingers of internationals who “intervene in internal affairs” and endorsed any delay of elections. He repeated this threat on April 5 in Jazeera State. Threats to international actors who intervene to oppose any postponement of the poll—such as for example, the United States Special Envoy— are conspicuously absent.

Las Misiones de Observación internacionales han sido hasta ahora objeto de graves amenazas por parte del gobierno. El gobierno sudanés criticó duramente al Centro Carter tras la publicación de un informe el 17 de marzo de 2010, donde se detallaban importantes violaciones del proceso electoral durante todas las etapas, entre las que se incluían fraude y represión de la libertad de expresión y de otras libertades. El informe también describía el desigual campo de juego para los partidos políticos y el dispar acceso a los medios de comunicación y aconsejaba permitir a la Comisión Nacional Electoral (NEC) encargarse del proceso electoral. Desde entonces, el gobierno sudanés ha amenazado en más ocasiones a los observadores internacionales. El 22 de marzo, el presidente Omar al Bashir amenazó públicamente con cortarles la nariz y los dedos a los extranjeros que “intervinieran en asuntos internos” y apoyó cualquier retraso en las elecciones. El 5 de abril repitió estas amenazas en Jazeera State. En cambio, las amenazas a observadores internacionales que intervienen para oponerse a cualquier aplazamiento de la votación -como, por ejemplo, el Enviado Especial de los Estados Unidos- brillan por su ausencia.

En el mismo artículo, el grupo sostiene que los observadores internacionales perjudican a los observadores locales:

This silent acquiescence by international observer missions in the face of increasing repression also undermines the attempts of local domestic observers to monitor the process. Today, for example, a number of local organisations, all of which have been internationally recognized as independent civil society experts, were summarily informed they would not be permitted to participate as election monitors by the NEC. The NEC refused to provide either a copy of this determination in writing or reasons for the decision. The silence is contributing to the climate of fear and insecurity which is unfolding around the elections, adding to both the apprehension and probability of violence and greater repression.

Este consentimiento mudo de los observadores internacionales a pesar de la creciente represión también debilita los intentos de los observadores locales por supervisar el proceso. Hoy, por ejemplo, un número de organizaciones locales, todas ellas reconocidas internacionalmente como expertos independientes en sociedad civil, fueron informadas de forma escueta por la comisión electoral de que no se les permitiría participar como supervisores electorales. La comisión se negó a aportar una copia escrita de esta resolución o a dar razones para haber tomado esa decisión. El silencio contribuye a mantener este clima de miedo e inseguridad que está teniendo lugar en las elecciones y aumenta el temor y la probabilidad de actos violentos y una represión aún más grande.

The Sudan Tribune opina que la presencia de observadores internacionales en Sudán está al servicio de los intereses del Partido del Congreso Nacional (NCP).

BlackKush llega a la conclusión de que todo el proceso se está convirtiendo en una farsa:

If the elections are not going to be free and fare in the North, how will it be in the South? Is it not the same elections, same ballots and same NEC? When there are no explanations, the conspiracy theories abound and I like what I hear, because it goes with what I believe a long time ago that it is going to happen: that SPLM is handing Northern Sudan to NCP and NCP is handing Southern Sudan to the SPLM. That will be the results of the elections, each ensuring their grip in power. And the oppositions parties, they can go to hell.

The opposition have already sensed this and said the SPLM cut a deal with NCP. Are they right? Maybe. Bashir has threatened to postpone the crucial referrundum in the South in 2011 if SPLM withdraw completely from the elections aor asked for delays. For the SPLM, 2011 is much more important than the elections.

Si las elecciones no van a ser libres y justas en el Norte, ¿cómo van a serlo en el Sur? ¿No son acaso las mismas elecciones, las mismas papeletas y la misma comisión electoral? Si no hay explicaciones, las teorías conspiratorias abundan y me gusta lo que oigo porque se asemeja a lo que pienso desde hace tiempo que iba a pasar: que el SPLM está entregando Sudán del Norte al NCP y que el NCP está entregando Sudán del Sur al SPLM. Así acabarán las elecciones: cada uno asegurándose su puesto en el poder. Y los partidos de la oposición se pueden ir al infierno.

La oposición ya se ha dado cuenta de esto y ha dicho que el SPLM llegó a un acuerdo con el NCP. ¿Tienen razón? Puede ser. Bashir ha amenazado con posponer el crucial referéndum en el sur el 2011 si el SPLM se retira completamente de las elecciones o pide un aplazamiento. Para el SPLM, 2011 es mucho más importante que las elecciones.

Por último, Sudan Thinker cuestiona el papel de los Estados Unidos en estas elecciones históricas:

why do the US envoy to Sudan and Jimmy Carter seem to express a rather optimistic, albeit cautious views about the event? Well, to answer that, one first needs to notice that the US administration took a position contrary to that of the opposition parties in Sudan.

While many in the opposition wanted the elections to be postponed, the US pressed that they should continue on time, regardless of boycotts and threats of more boycotts by the opposition. This is because America views the historic event within the bigger and more important context in which it is happening: the implementation of the Comprehensive Peace Agreement, which has milestones and a timeline designed to lead to the Southern Sudan referendum in January 2011.

¿Por qué el enviado de los Estados Unidos en Sudán y Jimmy Carter parecen opinar de forma optimista pero prudente sobre el acontecimiento? Bueno, para responder a eso, primero hay que darse cuenta de que la administración de los Estados Unidos adoptó una posición contraria a la de los partidos de la oposición sudaneses.

Mientras que la mayoría de la oposición quería posponer las elecciones, los Estados Unidos presionaron para que se mantuvieran en la fecha fijada, a pesar de los boicots y las amenazas de más boicots por parte de la oposición. Esto es así porque en los Estados Unidos se ve este histórico acontecimiento en un contexto más grande e importante: la puesta en práctica del Acuerdo de Naivasha, con unas fases y un calendario planeados que conducen al referéndum de Sudán del Sur de enero de 2011.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.