- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Marruecos: El blogger Bashir Hazzam cuenta su experiencia en prisión

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Marruecos, Activismo digital, Derechos humanos, Libertad de expresión, Protesta

Tarhjicht [1] es una pequeña ciudad al sur de Marruecos a casi 200 kilómetros de Agadir, es Bashir_Hazzamun pueblo pintoresco al borde del desierto del Sahara, cuya serenidad se debe a las cinco plegarias diarias de los fieles.

El 2 de diciembre del 2009, la paz se interrumpió por el clamor de estudiantes locales quienes protestaban por su díficil situación y falta de infraestructura apropiada. La marcha pacífica se tornó violenta cuando la policía procedió a arrestar a varios estudiantes. Más tarde ese mismo día, se creó un comité ad hoc para respaldar el arresto de los estudiantes. Se publicó un comunicado en el que se exigía la inmediata liberación de los estudiantes y se denunció el acto violento y bárbarico de las autoridades. Bashir Hazzam [2],  blogger local publicó el comunicado [3] y el enlace del vídeo [4] de la protesta. Días después, Bashir y Abdullah Boukfou propietario del cyber café preferido del blogger, fueron arrestados [5] y acusados de “publicar información falsa dañando la imágen del país en cuanto a derechos humanos”.  Poco después tuvo lugar  una campaña virtual de solidaridad [6] respaldada por organizaciones internacionales de derechos humanos con la finalidad de pedir la liberación de Bashir y sus colegas. Sin embargo, una corte de la ciudad vecina Guelmim sentenció al blogger a cuatro meses en prisión y su compañero recibió una sentencia aún más severa.

No obstante, los participantes de las campañas y solidarios de todo el mundo presionaron a las autoridades marroquíes. Finalmente, dos meses después de su arresto, Bashir fue liberado el 8 de febrero del 2010.

En la siguinte entrevista Bashir cuenta su experiencia.

¿Podrías por favor presentarte a nuestros lectores?

Primero, quiero agradecer al equipo que trabaja en Global Voices En línea por darme la oportunidad de conectarme con sus lectores y por su ayuda y solidaridad conmigo y con mi lucha; les deseo muchos éxitos. Mi nombre es Bashir Hazzam, nací en el año 1982 en Tarhjicht donde recibí la educación primaria, luego me mudé a Bouizakarne para estudiar la secundaria. Recibí el bachillerato en el 2002 en Tarhjicht, luego ingresé a la Facultad de Sharia (derecho islámico) en Ait Melloul en Agadir, y me gradué de ésta en el año 2008. Desde muy joven participe en trabajo asociativo en asociaciones locales y me involucré en actividades estudiantiles dentro de la Unión Nacional de Estudiantes de Marruecos (UNEM). Soy miembro del grupo Justicia y Caridad (grupo islámico censurado, también llamados Al-Adl wal-Ihssan o Al-Adl) y blogueo desde el año 2007.

¿Cómo descubriste la blogósfera y sobre qué temas escribes generalmente?

Descubrí el blogueo en Internet cuando era estudiante. Navegé por varios blogs y me dí cuenta que bloguear permite que las personas publiquen sus ideas fácilmente, sin restricción y gratis. Me gustó tanto la idea que, después de investigar brevemente, decidí crear mi propio blog en el sitio árabe Maktoob. Eso fue el 1ero de septiembre del 2007. Decidí llamarlo Al- Bushra (Buenas Noticias). Mi primer post se tituló “Promesas Electorales: Realidad o Ficción”. Por cierto, cuando me arrestaron en diciembre, la policía me interrogó sobre el contenido de ese artículo. En cuanto a mis escritos, generalmente abordo temas nacionales, internacionales, políticos, intelectuales y religiosos.

¿Cuánto ha ayudado en tu vida cotidiana el blogueo y el Internet?

La blogósfera me permite intercambiar opiniones e ideas y me comunica con muchos blogueros y escritores de todo el mundo, afectando positivamente mi vida. Aunque soy un novato en este campo, creo que con el pasar del tiempo podré descubrir cosas nuevas e importantes que me ayudarán a mejorar mi blog y mis actividades diarias. El internet crece muy rápido, lo cual beneficia en gran escala a quienes lo emplean.

Después de tu arresto junto con Abdullah Boukfou y los demás; las autoridades justificaron el hecho diciendo que publicaste “información falsa dañando así la reputación de Marruecos”. ¿Estás de acuerdo con esta versión? ¿Cómo explicas el motivo de tu arresto?

Estoy en total desacuerdo con la versión oficial porque la publicación en mi blog no incluye ningún término que pueda dañar la reputación o los intereses del país. Cualquiera que lea el contenido de mi escrito podrá confirmar que es completamente inofensivo y que no insulta de ninguna manera la reputación del país. Fue por tal, que la corte decidió que mi ensayo era inofensivo y me absolvieron de ese cargo específico, pero aún así se me procesaría por participar en una protesta armada a pesar que no lo hice.  Esto es algo que verdaderamente me sorprendió.

Creo que mi arresto fue una cortina de humo para ocultar lo que acontecía en Tarhjicht, es decir, para esconder la violenta intervención de las autoridades contra estudiantes desarmados y demás civiles que los apoyaban. Este es un intento por filtrar la verdad para que no llegue al público.

Es más, el cargo que se me imputaba por haber insultado la reputación del país en cuanto a derechos humanos debe ser dirigido a las autoridades locales, la misma que violentaron a protestantes y detenidos quienes reclamaban sus derechos pacífica y civilizadamente. No deberíamos sentir culpa. Publicamos lo que venía sucediendo en el país y nos convertirnos en víctimas al azar de la tiranía contra la población.

¿Cómo te trataron durante tu detención?   ¿Crees que recibiste una sentencia justa?

Excepto por algunas provocaciones esporádicas cuando se inició la investigación, los oficiales me trataron bien. El juicio no fue justo, se me sentenció a cuatro meses en prisión, Abdullah Boukfou, el propietario del cyber café, a un año y los tres estudiantes y el bloguer Boubaker-Al Yadib (recientemente liberado) fueron sentenciados a seis meses. El juicio estaba a punto de librarnos de los cargos cuando de pronto, el veredicto fue contra nosotros. Nuestros abogados y nosotros sentimos que las autoridades estaban manejando el proceso de tal manera que los veredictos eran desiguales, es decir mis cargos y los de Abdullah Boukfou eran los mismos, pero la sentencia de mi compañero fue más severa.

Hubo varias interpretaciones de tu liberación: Algunos dijeron que las autoridades reconocieron su “error”, otros sugirieron que fue una estrategia de relaciones públicas para salvar la reputación del país. ¿Qué opinas al respecto?

Todo puede ser verdad. Talvez esos sean los motivos detrás de la decisión de las autoridades para que retracten su postura inicial que sólo ha distorsionado la imagen y la reputación del país en el extranjero.

En tu opinión, ¿La campaña de solidaridad ha influenciado en el desarrollo de  los hechos? ¿Estas campañas de verdad importan?

Sí, las campañas de solidaridad de blogueros en Marruecos y en el mundo, dirigidas por la Asociación de Blogeros Marroquíes y que cuentan con el apoyo de organizaciones humanitarias nacionales e internacionales, en especial Reporteros sin fronteras, Casa de la Libertad y también de los medios, han contribuido significativamente en influir y presionar a los funcionarios para que nos liberen. Gracias al esfuerzo de todos – y en especial a Allah- recuperé la libertad después de pasar dos meses en prisión. Sin la campaña, estaría aún trás las rejas. También, mi afiliación al Al-Adl logró una presión significativa ya que es la oposición más importante del país. Todos esos factores contribuyeron eventualmente a mi liberación.

¿Cómo describirías la libertad de expresión en Marruecos, especialmente en Internet?

La libertad de expresión en nuestro país está en picada y en constante deterioro. Las figuras de las organizaciones internacionales atendieron este reclamo colocando a Marruecos entre los países con menos libertad de expresión. La realidad reafirma esta percepción mediante una sucesión de arrestos y juicios a varios blogueros, periodistas, activistas de derechos humanos y figuras de oposición que viven amenazados solamente por expresar sus opiniones. En cuanto a la libertad en el Internet, el estado siempre quiere imponerse. Esto se hizo evidente en el ataque a los blogueros y en el arresto del diseñador web Abdellatif Ouiass  hace unas semanas quien creó la página: “El mejor gobernante del mundo”, felizmente ya fue liberado bajo fianza. Esto demuestra claramente que las manos y los ojos del servicio de inteligencia de Marruecos quieren ahora apoderarse del Internet. Esto, sin embargo, no tendrá mayor importancia por que la información evoluciona y aminora los mandatos represivos.

¿Todo lo que ha pasado ha cambiado tu forma de bloguear o escribir? ¿Te censuras a ti mismo?

Lo que viví no me afecta. A pesar de la detención arbitraria, sigo manteniendo mi estilo literario intacto. No ha afectado ni mis pensamientos ni mis opiniones. Todos en este mundo tienen el derecho de expresar sus opiniones sin censuras siempre y cuando no vaya contra la ley que ya se conoce bien en este campo.

¿Qué le aconsejarías a los blogueros en Marruecos, y en el mundo quienes  temen la ira de los gobiernos o regimenes?

Les diría que saquen ventajas de las tecnologías que ofrece Internet para resaltar sus habilidades y talentos, y que expresen sus ambiciones y aspiraciones mediante el blogueo. También les diría que rompan la marginación sistemática que imponen las autoridades estatales, especialmente a los jóvenes. Es una forma para que los países logren progresar realmente y mantengan la paz con naciones desarrolladas, en donde la expresión es disciplinada, responsable y respeta la privacidad y especificidad de los demás. No debería existir ningún temor de arresto o represión que mitige la voluntad de las personas siempre y cuando las publicaciones de blogs no infringan ninguna ley.

Para terminar, ¿Qué le dirías a quienes te apoyaron solidariamente?

Para terminar esta catarsis, quiero extender mi gratitud a todas las personas que me apoyaron durante esta pesadilla, especialmente a la Asociación Marroquí de Blogueros, todos los blogueros y activistas dentro y fuera del país que mostraron gran solidaridad conmigo. También le agradezco a mi abogado, y comunicadores que publicaron mi caso, mis hermanos del grupo Justicia y Caridad, y todas las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos especialmente a la Casa de la Libertad, Reporteros sin Fronteras y a quienes llevaron consciencia al mundo para que apoyen mi causa. Les pido que continuen apoyando a Abdullah Boukfou, Abdellatif Ouiass (que acaba de salir en libertad bajo fianza) y a todos los demás prisioneros por represión en las cárceles del país.