¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica: ¿32 equipos y 40,000 prostitutas en la Copa Mundial de la FIFA?

Si usted está pensando ir a Sudáfrica para presenciar la Copa Mundial de la FIFA 2010, probablemente necesitará estar preparado para toparse con las 40,000 prostitutas de todo el mundo que se espera lleguen en manada a Sudáfrica… bueno, ¡Sólo si usted cree en rumores!

Arte callejero en Cape Tpwn, Sudáfrica. Imagen: candinski en Flickr (2005)

Arte callejero en Cape Tpwn, Sudáfrica. Imagen: candinski en Flickr (2005)

Un artículo en la página de Hindustan Times dice:

Crealo o no, al menos 40 mil prostitutas de todas partes del mundo se dirigen a Sudáfrica esperando hacer fortuna con los fanáticos del futbol en la Copa Mundial que empieza el próximo mes, sugiere el reportero.

Savious Kwinika de Nehand Radio escribe sobre las trabajadoras sexuales de Zimbabwe que se dirigen a la vecina Sudáfrica, sede de la Copa Mundial:

Las trabajadoras sexuales de Zimbabwe están abandonando su país en busca de los verdes campos que ofrece la próxima Copa Mundial en Sudáfrica, provocando que los grupos católicos y en favor de los derechos humanos alrededor de todo el mundo exigan medidas que puedan prevenir la trata de personas y prostitución. Sin embargo las promesas económicas que ofrecen los casi 500 000 fanáticos extranjeros de la Copa Mundial ya atraen a las empobrecidas trabajadoras.

En una de las líneas del post aparece la cifra mágica:

El evento no es novedad para la industria del sexo. En la Copa Mundial del 2006 en Alemania, donde son legales los prostíbulos y la prostitución, llegaron casi 40,000 trabajadoras sexuales- sin hacerse esperar las respectivas críticas de los grupos conservadores. La Oficina Central de Drogas en Sudáfrica también ha estimado que 40,000 trabajadoras sexuales llegarán a Johannesburg para la Copa Mundial del 2010, aunque la oficina no brinda explicaciones por esta cantidad.

Otra historia similar (con otra mágica cifra- un billón de condones) se publica en Soud Africa World Cup: A Billion Condoms And 40,000 Sex Workers (Copa Mundial Sudáfrica: Un Billón de Condones y 40,000 Trabajadoras Sexuales):

Podría decirse que la Copa Mundial es para la industria del sexo lo que la temporada de fiestas es para una tienda de dulces. Una oleada de gente emocionada sintiendo alegría colectiva, dispuesta a pagar un poquito más de lo normal.

La Oficina Central de Drogas en Sudáfrica estima que 40,000 trabajadoras sexuales llegarán al evento desde Rusia, El Congo y Nigeria para satisfacer las bastas necesidades post-futbolísticas de 40,000 visitantes, la mayoría masculinos.

Brett Davidson, un blobger consultor independiente de medios, separa la realidad de la ficción. Aparentemente, la cifra (40,000 prostitutas) es completamente irreal: Es una farsa:

Estoy confundido y hastiado de que la prensa repita lo mismo, que 40,000 prostitutas están listas para comercializarse en Sudáfrica con motivo de la Copa Mundial.

Esta cifra se repite continuamente (y en este caso, un video anti-trata en el que aparecen varias estrellas sudafricanas ha exagerado el número a 100,000). A pesar de todo, se trata solamente de una mentira fabricada, sin ninguna base en realidad, y sin evidencias que lo sustenten.

Brett sostiene que las cifras fabricadas también existieron en la Copa Mundial de Alemania:

Exactamente lo mismo ocurrió en la Copa Mundial de Alemania- pero posteriormente, una investigación de la Unión Europea (documentos 5006/1/07 y 5008/7) reportaron apenas un total de 5 casos de trata de personas- sí, sólo 5.

Estas cifras fabricadas se han duplicado en los últimos años, nos dice:

La publicación en línea Spiked, le prestó su atención a este hecho en el mes de febrero del año 2007. Esta semana, Spiked otra vez toca el tema de estos infundados rumores. Fascinantemente, Brendan O'Neill, observa como los números imaginarios se han multiplicado en los últimos años- empezando con un estimado de 10,000 esclavas sexuales para las Olimpíadas de Australia, luego 20,000 en Atenas para el 2004; 40,000 en Alemania para el 2006 y ahora en Sudáfrica ¿Serán 80,000?

Pero, un momento… ¿De dónde vienen estas cifras?

Entonces ¿De dónde vienen estas cifras? Bueno, fijémonos en lo que David Bayener, diputado de CDA supuestamente declaró. Así como lo reporta IOL, Bayener no brinda ninguna evidencia para estas cifras e indica que se basa en una información infundada de segunda mano. Dice que la CDA recibió la advertencia de la Municipalidad de Durban sobre la posibilidad de esta tremenda afluencia: “Alguien informó a la Municipalidad de Durban” dijo: “Ellos se enteraron”. Así que- No es que la CDA emita estas cifras, ni siquiera la Municipalidad de Durban. Es sólo un rumor que alguien esparció. Pero ahora que Bayener ha mencionado la cifra 40,000, en reportes posteriores, pues es la autoridad de CDA quien se cita como fuente de dichas cifras.

Aún más interesante, los rumores especulan que estas mujeres son generalmente traídas de Europa oriental. Seguramente, cualquier periodista o lector con medio cerebro podrá darse cuenta que esto no tiene sentido. Según el precio del sexo en las calles de Hillbrow, ¿Cómo un traficante haría dinero, si tiene que pagar muchísimo para importar miles de mujeres en secreto desde Europa oriental?

Concluye:

Pone una gran carga sobre nosotros que tenemos acceso a investigaciones certeras y fiables lo que nos permite asegurar que nuestros mensajes lleguen con claridad y eficacia para que el orden público no se contagie de informaciones totalmente falsas.

En el caso de las trabajadoras sexuales, la histeria infundada sobre la trata está restando atención a lo que verdaderamente importa – la necesidad de asegurar que los derechos humanos, la salud y la seguridad de las trabajadoras sexuales en Sudáfrica, así como en los demás países vecinos, se respeten y protegan.

Chandré Gould toca los mismos temas en el artículo titulado Human Trafficking and The World Cup: How big is the threat? (Trata de Personas y la Copa Mundial: ¿Cuán grande es la amenaza?),  publicado en TheAfrica.org

Antes de la Copa Mundial Alemania 206 ya existía el temor que el tráfico de personas y la demanda de fanáticos dispuestos a pagar por sexo crecieran desmesuradamente durante este evento. La misma preocupación surgió en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. En realidad, como ya lo hemos visto en Sudáfrica, los reportajes de Alemania durante el 2006 señalaban que experimentarían un aumento de 40,000 prostitutas de las cuales la mayoría llegarían por tráfico.

Aun así la investigación de La Organización Internacional de Migraciones poco después del evento del 2006 reportó que no hubo ningún incremento en la trata de personas durante la Copa Mundial y que la cifra estimada de 40,000 trabajadoras sexuales era “infundada” y “poco realista”. Es más, el reporte (septiembre del 2006) concluye en que no hay ninguna información creíble para vincular el tráfico (explotación sexual) con mayores eventualidades. De mismo modo, ni la IOM ni la Policía de Grecia denunciaron tráfico o explotación sexual durante los Juegos Olímpicos, y las cuatro víctimas de tráfico que la OIM trató en Grecia en el año 2004 no ocurrieron por tales fechas.

Hay razones por las cuales no hubo ningún incremento en el número de casos por tráfico/prostitución durante estos eventos deportivos:

El informe de la IOM señala varias razones por las cuales no hubo ningún incremento de trata de personas durante el largo mes de la Copa Mundial en Alemania. Por un lado, los expertos de policia y ONGs a cargo de la investigación sostenían que las medidas implementadas, incluyendo campañas de concientización y reforzamientos en la legislación, fueron los principales factores en la prevención de este crimen. Por otro lado, la demanda por los servicios sexuales fue mucho menor a la que se esperaba. Esto lo explica el factor que generalmente los fanáticos asisten a la copa mundial en grupos familiares, lo que reduce las probabilidades de consumir este tipo de servicios. Además, la mayoría de fanáticos viaja con un presupuesto establecido así que no hay dinero extra para comprar sexo. Otro factor es la poca duración de la Copa Mundial que no es suficiente para que los traficantes recuperen la inversión que implican los costos de transporte de víctimas en las fronteras y el cautiverio de las mismas.

¿Y qué tal un billón de condones? Los blogueros aún no discuten ese tema.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.