Israel: Los enfrentamientos contra la flotilla son un “serio problema de Relaciones Públicas”

Graves enfrentamientos entre las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y los miembros de la flotilla han sido destacados en organizaciones de noticias y blogs de todo el mundo. Protestas masivas se están produciendo clamando por justicia y una toma de medidas contra Israel. Pese a todo, el curso de los acontecimientos todavía está confuso. ¿Qué ocurrió al amanecer, a casi 100 kilómetros de la costa israelí, cuando las FDI abordaron los barcos?

Muchas publicaciones narran la siguiente imagen: ‘Los soldados de las FDI abordan barco de activistas: 9 muertos y multitud de heridos’. Pese a que, teóricamente, estas palabras son ciertas, están excesivamente simplificadas y carecen de un contexto. En el siguiente texto espero proporcionarles dicho contexto y resaltar una serie de diversas perspectivas, tanto de los medios israelíes como de la blogosfera hebrea.

Los nefastos resultados de la operación de hoy dejarán una oscura mancha en el futuro de Israel. Será recordado como el día en que Israel presenció su mayor desastre en Relaciones Públicas hasta el momento. También, como el día en que la relación entre Israel y Turquía se llevó un nuevo golpe, tras la retirada de Israel del embajador de Turquía, el pedido de Turquía de una sesión de emergencia de las Naciones Unidas e, incluso, la cancelación efectiva de vuelos entre Tel-Aviv y Estambul.

Así que, ¿qué ocurrió realmente?

La operación

La expedición de la flotilla partió hacia Gaza hace un par de días. Israel ofreció en varias ocasiones transportar la mercancía por vía terrestre a través del puerto israelí de Ashdod. Después de repetidas declinaciones, las fuerzas de Israel decidieron interceptar la flotilla antes de que se acercara más a la costa de Gaza. Mientras los soldados de las FDI abordaban el barco, fueron ‘atacados con palos y cuchillos‘, lo que llegó a parecerse a un linchamiento por parte de la muchedumbre de pasajeros.

A medida que la lucha se intensificaba, los oficiales de las Fuerzas de Defensa de Israel afirmaban que no había otra opción que usar la munición. A continuación, contamos con una traducción del curso completo de los acontecimientos narrada por Ron Ben Yishai, un periodista israelí que estaba presente en uno de los botes de las FDI durante la operación:

The original plan was to disembark on the top deck, and from there rush to the vessel’s bridge and order the Marmara’s captain to stop.

Officials estimated that passengers will show slight resistance, and possibly minor violence; for that reason, the operation’s commander decided to bring the helicopter directly above the top deck. The first rope that soldiers used in order to descend down to the ship was wrested away by activists, most of them Turks, and tied to an antenna with the hopes of bringing the chopper down.

Navy commandos slid down to the vessel one by one, yet then the unexpected occurred: The passengers that awaited them on the deck pulled out bats, clubs, and slingshots with glass marbles, assaulting each soldier as he disembarked. The fighters were nabbed one by one and were beaten up badly, yet they attempted to fight back.

However, to their misfortune, they were only equipped with paintball rifles used to disperse minor protests, such as the ones held in Bilin. The paintballs obviously made no impression on the activists, who kept on beating the troops up and even attempted to wrest away their weapons.

One soldier who came to the aid of a comrade was captured by the rioters and sustained severe blows. The commandos were equipped with handguns but were told they should only use them in the face of life-threatening situations. When they came down from the chopper, they kept on shouting to each other “don’t shoot, don’t shoot,” even though they sustained numerous blows.

The planned rush towards the vessel’s bridge became impossible, even when a second chopper was brought in with another crew of soldiers. The forces hurled stun grenades, yet the rioters on the top deck, whose number swelled up to 30 by that time, kept on beating up about 30 commandos who kept gliding their way one by one from the helicopter. At one point, the attackers nabbed one commando, wrested away his handgun, and threw him down from the top deck to the lower deck, 30 feet below. The soldier sustained a serious head wound and lost his consciousness.

Only after this injury did IDF troops ask for permission to use live fire. The commander approved it. The soldiers pulled out their handguns and started shooting at the rioters’ legs, a move that ultimately neutralized them. Meanwhile, the rioters started to fire back at the commandos.

During the commotion, another commando was stabbed with a knife. In a later search aboard the Marmara, soldiers found caches of bats, clubs, knives, and slingshots used by the rioters ahead of the IDF takeover. It appeared the activists were well prepared for a fight. Only after a 30-minute shootout and brutal assaults using clubs and knifes did commandoes manage to reach the bridge and take over the Marmara.

It appears that the error in planning the operation was the estimate that passengers were indeed political activists and members of humanitarian groups who seek a political provocation, but would not resort to brutal violence. The soldiers thought they will encounter Bilin-style violence; instead, they got Bangkok. The forces that disembarked from the helicopters were few; just dozens of troops – not enough to contend with the large group awaiting them.

The second error was that commanders did not address seriously enough the fact that a group of men were expecting the soldiers on the top deck. Had they addressed this more seriously, they may have hurled tear-gas grenades and smoke grenades from the helicopter to create a screen that would have enabled them to carry out their mission, without the fighters falling right into the hands of the rioters.

El plan original era desembarcar sobre la cubierta superior, para dirigirse rápidamente desde allí hasta el puente de mando y pedir al capitán del Marmara que parase.

Los oficiales presupusieron que los pasajeros mostrarían poca resistencia y una violencia menor. Por esta razón, el comandante de la operación decidió situar el helicóptero encima de la cubierta superior. La primera cuerda que utilizaron los soldados para descender al barco fue arrancada por los activistas, la mayoría de ellos turcos, y la amarraron a la antena con la esperanza de hacer caer el helicóptero.

Los comandos de la armada se deslizaron hasta la embarcación uno por uno, cuando entonces ocurrió lo inesperado: los pasajeros que les esperaban en la cubierta superior sacaron bates, palos y hondas con piedras, y asaltaron a cada soldado conforme desembarcaba. Los combatientes fueron atrapados uno a uno y golpeados duramente, pero aun así volvían a pelear.

Sin embargo, para su desgracia, los soldados solo estaban equipados con rifles con bolas de pintura, normalmente utilizados para protestas menores como las ocurridas en Bilin. Las bolas de pintura no causaron ninguna impresión en los activistas, que continuaron combatiendo las tropas e incluso intentaron arrebatarles las armas.

Un soldado que fue en la ayuda de un camarada fue capturado por los activistas y recibió varios golpes. Los comandos estaban equipados con armas de fuego pero estaban advertidos de usarlas solo en defensa propia. Cuando descendieron del helicóptero, continuaron gritándose el uno al otro ”no disparen, no disparen”, aun cuando recibían numerosos golpes.

La carrera que habían planeado hasta el puente de mando devino imposible, incluso cuando se trajo un segundo helicóptero con otro equipo de soldados. Las fuerzas lanzaron granadas con gases lacrimógenos, pero los activistas en cubierta (cuyo número se acercaba a los treinta en aquel momento), continuaron peleando contra los aproximadamente treinta comandos que seguían abriéndose paso, uno a uno, desde el helicóptero. En un momento dado, los atacantes atraparon a un comando después de arrebatarle su pistola, y lo arrojaron de la cubierta superior a la inferior, a casi cien metros de altura. El soldado sufrió una grave herida en la cabeza y perdió el conocimiento.

Solo después de este perjuicio las tropas de las FDI pidieron permiso para abrir fuego. El comandante lo aprobó: los soldados sacaron sus pistolas y empezaron a disparar a las piernas de los activistas, lo que finalmente les neutralizó. Mientras tanto, los activistas empezaron a devolverles el fuego a los comandos.

Durante la conmoción, otro comando fue apuñalado con un cuchillo. En una búsqueda posterior a bordo del Marmara, los soldados encontraron los escondites para los bates, palos, cuchillos y hondas usados por los activistas contra las FDI. Parecía que estaban bien preparados para la lucha. Solo después de media hora de tiroteo y brutales agresiones con palos y cuchillos, los comandos consiguieron llegar al puente de mando y hacerse cargo del Marmara.

El error de la operación parece haber presupuesto que los pasajeros eran activistas y miembros de grupos humanitarios que buscaban una provocación política, y que no recurrirían a una violencia tan brutal. Los soldados pensaron que encontrarían una violencia similar a la que encontraron en Bilin; sin embargo, se pareció a la de Bangcock. Las fuerzas que desembarcaron desde los helicópteros eran pocas (solo una docena de tropas), no las suficientes para la confrontación con el numeroso grupo que les esperaba.

El segundo error fue que los comandos no abordaron de manera suficientemente seria el hecho de que un grupo de hombres estaba esperando a los soldados en la cubierta superior. De haberlo hecho, habrían lanzado los gases lacrimógenos y las bombas de humo desde el helicóptero para crear una pantalla que les permitiera seguir adelante con su misión, sin caer en las manos de los activistas.

Las consecuencias

Nueve de los pasajeros de la flotilla fueron asesinados y hubo bastantes heridos en ambas partes. Israel ha recibido intensas críticas, tanto internas como por parte del resto del mundo. Israel ha garantizado el control sobre todos los barcos y los ha dirigido al puerto de Ashdod, donde han pasado una inspección y se ha interrogado a los pasajeros antes de extraditarlos a sus lugares de origen.

Provocación no humanitaria

Para muchos en Israel la flotilla triunfó al atraer a Israel a otra trampa de desastrosas relaciones públicas. Una movilización provocativa y bien planeada, destinada a alentar el rechazo hacia Israel alrededor del mundo. En una entrevista con una cadena de televisión turca, Tzipi Livni dijo:

There was a need to stop these ships from reaching Gaza, because it was not a humanitarian mission. I'd like to remind everybody that Israel offered to transfer all the goods through land.
A few ships decided to stop and to transfer the humanitarian goods, and only one ship decided to continue. It brings me to an understanding that it was all about provocation and the need to have this as propaganda and not as a humanitarian aid mission.

Era necesario evitar que estos barcos atracaran en Gaza, porque no era una misión humanitaria. Me gustaría recordar a todo el mundo que Israel ofreció transportar la mercancía por tierra. Unos pocos barcos decidieron parar y trasladar la asistencia humanitaria y solo uno decidió continuar, lo cual me lleva a pensar que todo era una provocación para tratar de hacer propaganda, y no una misión de ayuda humanitaria.

Danny Carmon, enviado de Israel en las Naciones Unidas, defiende las acciones de las FDI al cuestionarse los motivos en juego:

What kind of peace activist would insist to bypass the UN, Red Cross and other well known international organizations? What kind of peace activists carry knives, bats and other weapons to attack soldiers? The answer is clear. There are NOT peace activists!

¿Qué clase de activistas insistirían en ignorar a las Naciones Unidas, la Cruz Roja y otras reconocidas organizaciones? ¿Qué tipo de activistas llevarían consigo cuchillos, bates y otras armas para atacar a los soldados? La respuesta está clara: no son activistas.

En su página de Facebook Mihal Ratner publica imágenes de armas encontradas a bordo del Marmara:
Ratner añade:

On board of the vessels are so called Peaceful political activists. The Mavi Marmara had the most peaceful activists on it: They brought, on top of humanitarian aid of course, and cement (that was used before to build bunkers and therefore banned), weapons such as knives, metal rods, firebombs, sling shots, water hoses, stun grenades, saws, and more, to attack soldiers who are there to legally enforce the blockade in international waters, and after repeated requests in the naval radio – that were all denied.

A bordo de las embarcaciones se encuentran los llamados activistas políticos. El Mavi Marmara llevaba a los activistas más pacíficos. Encima de, obviamente, la ayuda humanitaria y del cemento (usado antes para construir búnkers, por consiguiente prohibidos), encontramos armas como cuchillos, barras de metal, bombas, hondas, mangueras, gases lacrimógenos, sierras y demás, con los que atacaron a los soldados que trataban de llevar a cabo el bloqueo en aguas internacionales, después de repetidas peticiones por la radio naval (todas denegadas).

Ze'ev Goldstein describe cómo la flotilla trataba de provocar, no de proporcionar ayuda humanitaria:

He who comes to provide humanitarian aid does not come armed for battle, but rather armed with bags of rice and wheat. It is clear that the flotilla was meant to provoke, since they were promised to deliver the goods by land.

Why? Their goal was to deliver the aid, not the delivery route.

Every other person would avoid delays and do anything possible to deliver the aid as fast as possible into Gaza. However these messengers of justice came armed for battle, trained and organized. They had no other intention other than creating a confrontation.

Aquel que viene a proporcionar ayuda humanitaria no lo hace armado para luchar, sino con bolsas de arroz y trigo. Está claro que la flotilla trataba de provocar, ya que se les había prometido que se entregaría la mercancía por tierra.

¿Por qué? Su objetivo debía ser entregar la ayuda, no la ruta de entrega.

Cualquier otra persona evitaría retrasos y haría todo lo posible por entregar la ayuda tan pronto como fuera posible a Gaza. Sin embargo, estos mensajeros de justicia vinieron armados para la batalla, entrenados y organizados. No tenían ninguna otra intención que buscar la confrontación.

Pólemica de relaciones internacionales para Israel

Aunque algunos apoyen y otros se opongan vehemente a la operación, la gran mayoría afirma que ha sido un total y absoluto fallo institucional para Israel en general. Fracasó al no haber sido el primero en reportar lo que estaba ocurriendo, y al reaccionar mientras los eventos se estaban cubriendo en todo el mundo.

Youval Gazith discute los muchos fallos al respecto:

Even the extreme right wing agrees that the operation was a terrible failure; read on rotter. The operation's primary focus was on PR. It was possible to prevent the boats from coming close to shore, stop them then haul them, without requiring contact with soldiers.

Intelligence failure – where was the mossad? You do not embark on such an operation without precise intelligence.
Operational failure – the IDF soldiers came out beaten and hurt, 10 killed, c'mon!
PR failure – in a world that lives and breathes realtime, releasing press material with a 12 hour delay is eternal! A Hebrew press conference for foreign press is a joke!
Leadership failure – our prime minister doesn't even bother broadcasting a message. The blame is passed between the political and military echelons…

Incluso la extrema derecha afirma que la operación fue un fallo terrible. El foco principal de la operación estaba en las relaciones públicas. Había posibilidades de evitar que los barcos se acercaran a la costa, pararlos antes de arrastrarlos; sin necesidad de contacto con los soldados.

Fallo en Inteligencia: ¿dónde estaba el Mosad? No te embarcas en una operación de tal calibre sin una inteligencia exacta.
Fallo operacional: los soldados de las FDI volvieron golpeados y heridos, 10 muertos, ¡vamos!
Fallo en Relaciones Públicas: en un mundo que vive en tiempo real, ¡lanzar el material de prensa con doce horas de retraso se hace eterno! ¡Una conferencia de prensa en hebreo para prensa extranjera es de risa!
Fallo en liderazgo: nuestro primer ministro ni siquiera se preocupa de enviar un mensaje. La culpa se reparte entre los estratos políticos y los militares.

Amos Harel y Avi Issacharoff explican el enorme fallo atribuido a esta operación:

Israel knew it was heading towards this confrontation from a comparatively inferior stance – photos of armed soldiers against protesters will never be well received. The decided answer was – attempt to disrupt broadcast from the boats, and simultaneously let invited journalists (local + international) on board one of the IDF ships provide reports, but only once they reach shore after the operation. Even their mobile phones were closed.

The plan failed miserably. The protesters and broadcast teams succeeded in uploading images and updates to the web. The journalists who came with the Israeli forces only later in the afternoon. The formal Israeli response came some five hours after the events. The Ministry of Foreign Affairs was exposed in its full weakness.

Israel sabía que se dirigía hacia esta confrontación desde una posición inferior, ya que las fotos de soldados armados contra manifestantes nunca son bien recibidas. La respuesta decidida fue tratar de interrumpir la transmisión desde los barcos y, simultáneamente, invitar periodistas locales e internacionales a abordar uno de los barcos de las FDI para proporcionar informes, pero solo una vez hubieran regresado a la costa después de la operación. Incluso apagaron sus teléfonos móviles.

El plan fracasó miserablemente. Los manifestantes y los equipos de transmisión lograron subir imágenes y actualizaciones a la web. Los periodistas que llegaron con las fuerzas israelíes sólo en la tarde. La respuesta israelí formal llegó unas cinco horas después de los hechos. El Ministerio de Relaciones Exteriores fue expuesto en toda su debilidad.

En una entrevista para la televisión israelí, el Dr. Guy Bechor habla sobre el rol de Turquía en el apoyo a la flotilla:

This is not an International operation, but a Turkish one. Erdogan (Turkey's Prime Minister whose had a falling out with Israel since the Gaza bombings in January of '09) is taking Gaza as a tool to harm Israel and increase and support his own interests.
This is not a pro-Palestinian flotilla, but primarily an anti-Israeli one.
One of the boats was provided by the Turkish government. This is a country standing behind the flotilla, not an international flotilla.

Esto no es una operación internacional sino una operación turca. Erdogan (el primer ministro turco que tuvo una discusión con Israel a propósito de los bombardeos de Gaza en enero del 2009) está utilizando Gaza como herramienta para dañar a Israel e incrementar y apoyar sus propios intereses. No hay una flotilla pro-Palestina, sino una anti-Israel. Uno de los barcos fue proporcionado por el gobierno turco. Hay una nación detrás de todo esto, no una flotilla internacional.

Continúa describiendo un cartel que creó su grupo y que representa a Erdogan como Ahmadinejad, entonces presidente de Irán. Un cartel similar se utilizó durante las protestas afuera de la embajada turca en Tel-Aviv.

Críticas dentro de Israel

Parte de las duras críticas que recibió la operación vienen desde dentro de Israel. Se han producido múltiples protestas en el ámbito universitario, y se han congregado masas de gente fuera de los cuarteles militares de Tel Aviv. Gritando consignas como ‘peligro, peligro, gobierno de la guerra’, la gente se unió para mostrar su disgusto ante las recientes acciones del gobierno.

Lisa Goldman aludió a la piratería, tras los ataques de Israel en aguas internacionales:

La armada israelí ha atacado un barco de civiles en aguas internacionales. Eso se llama piratería. Despierten.

Roy Rotman, criticando las tácticas de las FDI:

It drives me crazy to think that after the decision for a military operation was made, they couldn't find a more intelligent way to operate. Good god, the IDF special unit was surprised to find resistance on a boat it was taking over on international water? Surprised that there were people who would try to hit its soldiers with bats? How idiotic do you have to be? What did the operation planners expect? That the soldiers be welcome with flowers and rice?
BTW, there's a certain paradox: if you were surprised by the resistance, this means you didn't expect it, hence you didn't really think that these would be boats carrying dangerous, armed terrorists; If you really thought that the situation was truly dangerous, how did you let them surprise you this way?

Me vuelvo loco de pensar que después de decidirse a realizar una operación militar no encontraran una manera más inteligente de hacerlo. ¿Se sorprendieron las FDI de encontrar resistencia tras abordar un barco en aguas internacionales? ¿De que la gente intentara herir a los soldados con bates? ¿Cómo de tontos son? ¿Qué esperaban cuando lo planificaron? ¿Que los soldados fueran recibidos con flores y arroz?

Por cierto, en cierto modo es absurdo: si les sorprende encontrar resistencia, significa que no la esperaban, por lo que no pensaban que esos barcos pudieran transportar terroristas peligrosos y armados; si realmente creían que la situación es peligrosa, ¿de verdad iban a dejar que les sorprendieran así?

El siguiente paso

Hemos cubierto el curso de los acontecimientos desde las perspectivas de voces a pie de calle en Israel – Flotilla de la libertad: ¿maniobra de relaciones internacionales o acto humanitario? – y de países árabes en Medio Oriente – Medio Oriente: Ira por el Ataque de Israel a una Flotilla Pro-Gaza.

Le agradecemos que comente y nos ayude proporcionando perspectivas adicionales.

Actualización: Este post suscitó un acalorado debate en Twitter en el momento de su publicación. Hemos resumido el debate aquí.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.