- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Marruecos: Discutiendo el legado de un librepensador

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Marruecos, Arte y cultura, Literatura
[1]

Medersa de Piero Sierra en Flickr

La muerte del filósofo y teórico social marroquí, Mohammed Abed al-Jabri [2], ha pasado con poca cobertura en los medios. Sin embargo las contribuciones de al-Jabri de las últimas décadas a la creciente disputa entre la racionalidad y el pensamiento religioso probablemente nunca han sido tan relevantes como hoy en día. Ha habido una efusión de tributos al hombre y a su obra en las semanas pasadas, pero si la muerte de uno de los pensadores árabes más liberales a inicios del mes ha acarreado tan abrumadora simpatía, también ha descubierto la parte sórdida de la inteligencia árabe, una que está profundamente dividida entre el liberalismo apasionado y el firme conservadurismo. En la blogósfera y los sitios de redes sociales, las reacciones estuvieron divididas entre aquellos a quienes el pensamiento de Jabri ayudó a reconciliar la modernidad y la tradición y aquellos que ven en el trabajo del filósofo un ataque más contra la autoridad religiosa. He aquí algunas de las reacciones:

Abdeslam Ben Abdelali fue uno de los estudiantes de al-Jabri. A través de al-Awan, una plataforma de blogueo de temática filosófica y actualidad, comparte sus pensamientos [3] [Ar] acerca del filósofo:

[ كان الجابري يعلم ] أنّ الوقت هو وقت زرع البذور. الا أنّ زرع البذور لا يمكن البتّة أن يتمّ من غير جذور ووعي تاريخيّ. لذا وجب علينا أن ننفتح على التراث، على تراثين: التراث العربي الاسلامي وكذا على التراث الانساني، الا أنّ كلّ تملّك لما يسمّى تراثا انسانيا لا بدّ أن يتمّ عبر خصوصية هي خصوصيتـ”نا”.
[Al-Jabri sabía] que era tiempo de plantar semillas. Sin embargo, la siembra no puede simplemente ser hecha sin aprender acerca de las raíces y sin tener cierta conciencia social. Así que debemos abrirnos a la tradición; a dos tipos de tradición: la tradición Árabe-Islámica y la tradición humana. Sólo nosotros deberíamos estar concientes de que cualquier adopción de la herencia humanista debe realizarse a través de nuestros lentes particulares.

Mustafa Lemoueden bloguea en SidiSlimane.com. Él escribe [4] [Ar]:

لم يحدث أن تنازل الجابري يوما عن توجهه، وعن أفكاره، رغم كل الصعاب والعراقيل التي صافته، ومن ذلك طبعا عدم رضى بعضهم على كتباته التي تفتت الموروث الثقافي برمته، وقد انبرى بعض أشباه الكتاب للرد عنه ومحاولة دحض خلاصاته المخلخلة لعدد من المفاهيم، ومن المفجعات/المضحكات أن هناك جهات بالمشرق أفتت ب”هدر دمه”
Al-Jabri nunca vaciló en sus orientaciones o ideas, a pesar de todas las dificultades y obstáculos, incluída la disconformidad que sus escritos pueden haber causado a muchos, ya que estaba echando abajo el patrimonio cultural completo. Esto incitó a muchos pseudoescritores a intentar responder y refutar sus conclusiones y conceptos desconcertantes. El punto triste/irónico es que algunos grupos acabaron emitiendo edictos que clamaban por su sangre.

Llegaron reacciones de toda la región. Mohammad Omar es un blogger Jordano. Él escribe [5] [Ar] :

[كنت أعيش في] حلقة مفرغة إذن، حلقة تدور حول نفسها تبحث عن إجابة السؤال “البسيط”، الذي طرح قبل 150 عاما، مع “بداية عصر النهضة العربية”، ويعاد طرحه يوميا منذ “خمسين عاما على هزيمة الثقافة العربية”،، لماذا تخلفنا وتقدم غيرنا؟…
بهذا السؤال بدأ الجابري مشروعه في نقد “العقل العربي”،،، وأسس لمفهوم “العقل المستقيل”،،،
عندما تعرفت على مؤلفات الجابري حينها، اختلفت كل نظرتي، لا بل وطريقة حياتي، فلم اعد ذاك الشاب الذي تكفيه النصوص وحفظها، ولا يكفيه الإعجاب بالجمل الثورية، وبالشخوص،،،
الجابري هو بداية رحلتي من اليقين إلى الشك، هو “لحظة وعي”، اشراقة،،،

[Viví en] un círculo vicioso, en un bucle que vagaba alrededor de sí mismo buscando por una respuesta a aquella “simple” pregunta formulada hace 150 años, al “comienzo del Renacimiento Árabe”, y que continuamos haciéndonosla cada día desde “la derrota de la cultura árabe” hace 50 años: ¿por qué otros avanzan mientras nosotros quedamos rezagados?
Esta pregunta fue el punto de inicio del proyecto de al-Jabri para la crítica de “The Arab Mind” (La Mente Árabe), y es la fundamentación de su concepto: “la resignación de la mente”.
Cuando descubrí el trabajo de al-Jabri, cambié completamente mis perspectivas e incluso mi forma de vivir. No fui mas aquel hombre joven que solamente leía y memorizaba algunos textos o que estaría satisfecho por la mera admiración de frases o personalidades revolucionarias.
Al-Jabri es el comienzo de mi viaje de la certeza a la duda. Él es mi momento de conciencia; una iluminación.