¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Reseña de Tecnología para la Transparencia, parte III

A lo largo de nuestra cartografía y análisis de los 36 casos de estudio en la Red de Tecnología para la Transparencia, hemos tendido a agrupar los proyectos según su región geográfica. Esto es en gran parte porque nuestro equipo de investigadores y reseñadores fueron contratados expresamente para mapear y evaluar proyectos de tecnología que promueven la transparencia y rendición de cuentas en las regiones donde residen. Sin embargo, al retraernos para observar todos los proyectos desde una perspectiva global, se hace evidente que hay temáticas y categorías estratégicas que se aplican en todas las regiones. El articulo de esta semana pretende rescatar algunas de esas tendencias y ofrecer una crítica constructiva y recomendaciones concretas para los proveedores de fondos, líderes e investigadores, en cuanto a cómo los proyectos de este tipo pueden ser más eficaces, eficientes y sostenibles.

En la plataforma de la Red de Tecnología para la Transparencia hemos organizado casos de estudio y listas de proyectos en diez categorías diferentes: control presupuestario, denuncias civiles, supervisión de elecciones, informática del parlamento, industrias extractivas, transparencia del sector privado, defensa, crimen, gobierno local y transparencia de la ayuda. Pueden ordenar a través de cada una de las diez categorías haciendo clic en los filtros bajo nuestra interfaz del mapa. Si tienen sugerencias para otras categorías que deberíamos seguir, por favor dejen un comentario más abajo.

El post de hoy se centrará en dos de las mayores categorías que revisamos -presupuesto y supervisión de elecciones.

Monitorización del presupuesto

Monitorizar los presupuestos de los gobiernos locales y nacionales, es un instrumento clave en la caja de herramientas de cualquier activista de la rendición de cuentas. El seguimiento activo del presupuesto puede prevenir y denunciar la corrupción. A modo de ejemplo, a pesar de las protestas de los defensores de la privacidad, el gobierno mexicano decidió publicar los sueldos de los funcionarios electos. (Para entonces, los gobernadores mexicanos se encontraban entre los mejor pagados del mundo). El razonamiento es que cualquier funcionario electo que esté claramente gastando más de lo que su sueldo le permite debería analizarse detenidamente, para determinar de dónde proviene ese dinero y si está vinculado a la mala conducta política.

La monitorización presupuestaria también puede conducir a la mejora de los servicios públicos e infraestructura. Por ejemplo, en los Estados Unidos el gobierno aprobó recientemente el mayor programa de estímulo económico en la historia del país. Para rastrear cómo se gastaba ese dinero, el gobierno creó Recovery.gov [en] mientras ProPublica creó Eye on the Stimulus [Ojo en el Estímulo] [en], que también rastrea la forma como se gasta el dinero. Kenya tenía su propio programa de estímulo, llamado Fondo de Desarrollo de la Circunscripción, que se inició en 2003 como una manera de financiar los gobiernos locales para mejorar su infraestructura y servicios. Budget Tracking Tool [Herramienta de Seguimiento Presupuestario] es una manera de ver cómo ese dinero se está gastando y dejar comentarios para reportar sobre los avances de dichos proyectos. Sin embargo, hasta ahora muy pocas personas parecen utilizar la herramienta y aún menos comentan sobre la marcha de los proyectos de desarrollo en su circunscripción.

Con el fin de monitorizar y evaluar eficazmente cualquier presupuesto, los datos deben estar disponibles en un formato que permita el análisis en una hoja de cálculo o programa de base de datos. La información debe ser a la vez granular, con el fin de evaluar tantas variables como sea posible, y oportuno, para así denunciar la corrupción y las ineficiencias antes que sea demasiado tarde. Desafortunadamente, la mayoría de los gobiernos que sí dan a conocer públicamente su información presupuestaria, lo hacen utilizando el formato PDF de Adobe, que no permite el análisis de datos. Como señalaron Noam Hoffstater y Alon Padan, de Our Budget [Nuestro Presupuesto], en nuestra entrevista, las oficinas de contabilidad de los gobiernos, obviamente, tienen su información presupuestaria en formato de hoja de cálculo, pero lo publican a propósito en formato PDF con el fin de desalentar un escrutinio más detallado.

Our Budget utiliza la tecnología OCR para crear una hoja de cálculo en versión Excel del presupuesto municipal de Tel Aviv. Los voluntarios van y revisan cada entrada y luego hacen visualizaciones y gráficos de cómo el municipio está gastando el dinero de los contribuyentes. Es importante destacar que, aunque ellos han hecho esto por dos años consecutivos, al final decidieron que los litigios (exigiendo que la municipalidad libere el presupuesto en formato de hoja de cálculo) era una estrategia mejor que las soluciones tecnológicas que consumen tiempo.

Dinero y Política utiliza una estrategia similar para crear más información sobre campañas de financiamiento en las elecciones argentinas, para que los votantes puedan tomar decisiones completamente informados. En Argentina, los partidos políticos deben revelar todos los aportes de campaña que recibieron al menos diez días antes de la elección. Pero, una vez más, sólo tienen que revelar los números en un informe en PDF, el cual no permite a los ciudadanos analizar los datos para ver las relaciones entre los intereses políticos y los políticos. Así que, el equipo de Dinero y Política ha creado una base de datos interactiva que registra las donaciones y crea visualizaciones de cuales partidos reciben donaciones de cuales grupos, sindicatos y empresas.

Recomendaciones:

Tanto Our Budget como Dinero y Política utilizan Many Eyes [Muchos Ojos] para visualizar los datos que recogen. Nosotros recomendamos que otros activistas de seguimiento de presupuesto aprendan a utilizar Many Eyes y Many Eyes Wikified, con el fin de visualizar de forma dinámica la información presupuestaria. Fusion Tables de Google es otra herramienta en línea de gran alcance para almacenar y visualizar información compleja en relación con los presupuestos públicos.

La información recogida y analizada a partir de los tres proyectos no parece ser bien aprovechada por organizaciones de la sociedad civil, periodistas o bloggers en los países donde tienen su sede. Recomendamos a los líderes de proyecto que tengan más interés en entrenar a periodistas, activistas y bloggers en cómo utilizar las herramientas que hemos desarrollado. Una galería de muestra de formas efectivas en que su información se ha utilizado, podría ayudar a inspirar a otros a construir sobre ese trabajo.

Un número de organizaciones tradicionales de la sociedad civil han estado trabajando en el ámbito de la vigilancia presupuestaria y los presupuestos abiertos desde hace bastante tiempo. La International Budget Partnership [Asociación Internacional de Presupuesto] tiene un mapa del mundo muy útil, que enlaza los perfiles de países con información relacionada y organizaciones que trabajan con la monitorización de presupuesto. Recomendamos a los inversores que apoyan un evento internacional, que reúnan a técnicos y activistas de supervisión de presupuesto para compartir las mejores prácticas y estrategias relativas al uso de la tecnología moderna y los sistemas de gestión de información para mejorar la eficiencia del control presupuestario. Este evento debe ir seguido de un intenso “libro-entrenamiento” [en] de tres días, que conduce a un libro de licencia abierta y libremente accesible donde se explican los pasos técnicos a fin de: 1) extraer la información financiera de los documentos PDF mediante la tecnología OCR, 2) almacenar información presupuestaria en bases de datos estructuradas y públicas, 3) verificar y cruzar información de referencia, 4) analizar y evaluar datos utilizando Many Eyes y Google Fusion Tables y 5) usar los resultados y conclusiones resultantes para asociarse con los medios, bloggers, sociedad civil y gobierno en la búsqueda de una mayor rendición de cuentas.

Tras la publicación del libro -y su traducción en los idiomas pertinentes- recomendamos que los inversores apoyen eventos al estilo barcamp [en] a nivel nacional, que reunirán a técnicos, organizaciones de la sociedad civil, funcionarios gubernamentales, periodistas de investigación y bloggers, para enfocarse específicamente en la monitorización de presupuesto.

Por último, recomendamos que las plataformas de monitorización de presupuesto se asocien con docentes de contabilidad, estadísticas y ciencias de la computación en las universidades locales, para que los alumnos de sus clases puedan ayudar a mejorar el gobierno de su país, mientras aprenden nuevas habilidades y técnicas.

Monitorización de elecciones

Como la monitorización presupuestaria, la observación electoral es una actividad de rendición de cuentas y transparencia del gobierno con una larga historia. De acuerdo a Wikipedia, se remonta por lo menos a 1866 en el plebiscito de Moldavia y Valaquia, que llevó a la Rumania moderna. En épocas más recientes, la observación electoral ha tendido a centrarse en los países con democracias débiles o democracias en transición y ha sido organizada por organizaciones internacionales como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, la Unión Europea, la Secretaría de la Mancomunidad de Naciones, el Consejo de Europa y la Unión Africana. Las principales ONG internacionales como el Centro Carter, la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), la Fundación Nacional para la Democracia (NED), el Instituto Electoral del África Austral, el Instituto Democrático Nacional y la Red Europea para la Vigilancia Electoral, también se han vuelto cada vez más activas y, a menudo, asociadas con las ONG locales para aprovechar las redes nacionales establecidas.

Como si todos esos jugadores no fueran suficientes, una nueva generación de sitios web de supervisión electoral ahora piden a los ciudadanos comunes se conviertan en observadores electorales también, mediante el uso de sus teléfonos celulares para reportar cualquier irregularidad que puedan encontrar en la votación. Si todo va según lo previsto, esos informes son entonces verificados, clasificados y ubicados en un mapa de acceso público.

Uno de estos proyectos que no documentamos, porque sentimos que ha sido suficientemente discutido, tanto en los medios masivos como en los medios ciudadanos es Vote Report India. De hecho, el co-fundador Gaurav Mishra, ha bromeado que tal vez había más artículos acerca del proyecto que reportes enviados a la plataforma. Mishra también ha escrito una excelente y sincera evaluación [en] del proyecto, que enumera los éxitos, fracasos y -lo más importante- las lecciones aprendidas para la próxima encarnación de la plataforma para las elecciones de 2014 en India.

El mes pasado fue la primera elección multipartidista que se celebró en Sudán en más de 20 años. Sudan Vote Monitor es uno de los muchos sitios web basados en Ushahidi que revisamos que permite a los votantes reportar las irregularidades enviando mensajes de texto, que luego son verificadas por una ONG asociada y ubicadas en un mapa. Para comprender el contexto detrás de Sudan Vote Monitor y la dificultad en la ejecución de un proyecto de tecnología en Sudán, les recomiendo el artículo de Rebekah Heacock, “Sudán: ¿Son las TIC una simple moda?” La mayoría de la atención prestada a la iniciativa durante la elección se concentró en el hecho que el sitio fue bloqueado temporalmente [en] por el gobierno. Menos reportado fue el impacto del sitio web en la celebración de elecciones creíbles. Según el propio sitio web, 257 reportes [en] de irregularidades en la votación fueron recibidos. En una siguiente entrevista [en] con Heacock, el coordinador del proyecto, Fareed Zein, dice que ese número está probablemente entre 300 y 500 si se cuentan todos los reportes de SMS que aún no se han agregado al sistema. Pero pocos, si alguno, de estos informes han sido verificados y no ha habido ninguna respuesta oficial a ninguno de los reportes. Sin embargo, Zein sugiere que el objetivo de esta primera implementación fue simplemente crear más información, en lugar de mantener la rendición de cuenta de alguien:

En elecciones anteriores todo era un asunto a puerta cerrada -nadie sabía exactamente lo que pasaba en el sitio. La intención de esto era ser capaces de obtener la información para la opinión pública, interna y externamente, sobre lo que está pasando. Ser capaces de correr la voz era suficiente para nosotros. No nos establecimos para tratar de instar a nadie a tomar ninguna acción específica. Nuestra misión era obtener la información y después dejar que la gente juzgue y actúe por sí misma.

Zein dice que es probable que el Sudan Vote Monitor se vuelva a utilizar durante el Referéndum por la independencia de Sudán del Sur [en] en Enero de 2011.

Como Vote Report India y Sudan Vote Monitor, Cuidemos el Voto es otra plataforma de observación electoral nacional que utiliza Ushahidi. El co-fundador, Oscar Salazar, señala que, mientras México cambiaba a la democracia multipartidista en 2000 con la elección de Vicente Fox, los programas de compra de votos y transferencias condicionadas en efectivo [en] aún están corrompiendo el proceso democrático. Cuidemos el Voto consiguió algo importante, que otros proyectos similares carecían: el apoyo y el respaldo de un organismo oficial del gobierno, en este caso, el Despacho de la Fiscalía Especial de México. Sin embargo, ese respaldo no parece conducir a ningún tipo de rendición de cuentas. Por ejemplo, el 5 de Julio de 2009, alguien informó que en Puebla ofrecían 500 pesos para votar por el partido PAN. Pero este informe no ha sido comprobado y no vemos ningún tipo de seguimiento. Para que tales proyectos de monitorización electoral tengan un impacto, en términos de la rendición de cuentas, necesitan el personal y los recursos para verificar todos los reportes y garantizar que el organismo gubernamental apropiado responda. O, tal vez más apropiadamente, deben asociarse con otras organizaciones que puedan invertir a largo plazo en la labor de seguimiento. Incluso podría ser el proyecto perfecto de un semestre de duración para una clase de Ciencias Políticas de pregrado.

El African Elections Project [Proyecto Elecciones Africanas] difiere ligeramente de otros proyectos de seguimiento electoral que revisamos en que 1) no utiliza Ushahidi y 2) se centra en varios países de toda África subsahariana. El proyecto, financiado por la Open Society Initiative for West Africa, utiliza herramientas de nuevos medios para producir y difundir más información sobre las elecciones en diez países africanos como Malaui, Namibia, Botsuana, Nigeria, Guinea, Mozambique, Mauritania y Togo. Su esperanza es que ojos más atentos reportando sobre el proceso electoral ayudarán a prevenir y denunciar el fraude electoral y alentarán elecciones limpias. Sin embargo, la mayoría de los países donde trabajan tienen niveles de penetración de banda ancha entre cinco y diez por ciento. Hasta que haya una mayor conectividad, el impacto de un proyecto en línea como African Elections Project es de por sí limitado, a pesar de su relativo gran presupuesto.

VoteReport PH es la inciativa más reciente de monitorización electoral basada en Ushahidi que analizamos. La mayoría de estos proyectos sólo atraían la participación de muy pocos usuarios porque no había un amplio conocimiento de la existencia del sitio web. VoteReport PH es diferente, ya que su equipo pasó seis meses antes de la elección recorriendo el país y dando clases de educación a votantes acerca de cómo utilizar las máquinas automatizadas de votación (utilizadas por primera vez) y, al mismo tiempo, cómo presentar informes a VoteReporter PH mediante el envío de mensajes de texto. Estos trabajos de campo son necesarios para crear más conciencia acerca de las plataformas de vigilancia ciudadana de las elecciones. En total, 654 denuncias de irregularidades en la votación fueron enviadas. Por ejemplo, a la 1 pm el 10 de Mayo fue reportada por un colaborador anónimo una “masiva compra de votos” a través de mensajes de texto. Se nos dice que el reporte fue verificado, pero no hay más detalles sobre lo que constituye la verificación o si nada se hizo para dar seguimiento a este informe. Una estrategia muy útil del equipo de VoteReportPH era escribir una entrada en el blog por separado destacando los reportes más urgentes de fraude electoral. También publicaron una útil entrada en el blog resumiendo algunas de sus primeras experiencias y conclusiones. Recomiendo la reseña de Mong Palatino, “Monitorizando las elecciones en Filipinas a través de los medios sociales“, para tener una mejor idea de cómo Twitter y los blogs desempeñaron un papel distribuido en monitorizar las elecciones de Filipinas.

Aunque Ushahidi fue creado para mapear reportes de violencia que se produjeron después de las elecciones de Kenia en 2007, fue adaptado rápidamente para monitorizar ellos mismos las elecciones. Además de los ya mencionados casos de estudio, Ushahidi también se utilizó para mapear irregularidades en la votación en Afganistán y Líbano.

Las implementaciones Ushahidi se establecieron para las elecciones presidenciales de Colombia a finales de mayo, las elecciones municipales de Puebla en Julio y las elecciones generales de Brasil en Octubre.

Recomendaciones:

Recomendamos a los ejecutores de proyectos que planeen con al menos un año de antelación a las elecciones que serán objeto de vigilancia. Además de los retos técnicos de la ejecución y localización de la plataforma Ushahidi, también deben concentrarse en los esfuerzos de difusión a 1) establecer un código corto SMS, 2) realización de talleres sobre el terreno de entrenamiento, 3) colaborar con las organizaciones de la sociedad civil y 4) colaborar con las organizaciones de medios para difundir el conocimiento. Estos proyectos también deben buscan fondos para cubrir los gastos de comercialización del proyecto a través de vallas publicitarias, anuncios de radio, carteles y folletos. Por último, y quizás lo más importante, las plataformas de observación electoral deberían establecer relaciones fuertes con la comisión electoral que rige, con el fin de acordar un protocolo para verificar y actuar sobre los informes de fraude electoral. Sin un acuerdo firmado en su lugar, el proyecto es poco probable que tengan un impacto concreto hacia una mayor rendición de cuentas y credibilidad de las elecciones.

Recomendamos que los proyectos en línea de monitorización electoral se asocien con los estudiantes en las universidades para verificar y dar seguimiento a todos los reportes presentados, similar a como los estudiantes de la Universidad Tufts trabajaron para verificar los reportes enviados a la implementación de Ushahidi por el terremoto de Haití.

Recomendamos a los inversores que financien plugins específicos relacionados con las elecciones que hacen a Ushahidi una plataforma más funcional para la supervisión de elecciones. Oscar Salazar de Cuidemos el Voto ha señalado que Ushahidi carece de ciertas características para la monitorización de las elecciones:

El diseño principal de Ushahidi era proporcionar un fondo común de reportes. Así que si yo comenzara a dar acceso administrativo a todo el mundo, todo el mundo vería el mismo fondo. ¿Qué pasa si dos de las ONG que se asocian con dos diferentes partidos políticos, obtienen acceso al mismo fondo y empezan a aprobar o desaprobar los informes? Quiero dar cuentas especiales a diferentes ONGs, donde sólo ven sus propios informes así como los informes de los ciudadanos. Ushahidi no fue diseñado para una gran cantidad de ONGs trabajando juntas. Así que estamos ajustándolo para que en estas elecciones locales funcione así.

Los ajustes por el equipo de Cuidemos el Voto deben ser empaquetados en un plugin que se pueda compartir con otras iniciativas de observación electoral.

Recomendamos al equipo de Ushahidi y sus fuentes de financiación, que hagan mayor hincapié en la documentación, especialmente en cuanto a mejores prácticas en materia de monitorización electoral. Patrick Meier ha escrito un manual introductorio y Erik Hersman ha hecho una publicación en el foro para comparar categorías comunes relacionadas a las elecciones, pero todavía hay una falta de documentación necesaria para cualquier activista que desee utilizar Ushahidi para supervisar elecciones. Sugerimos que Ushahidi aspire a una fuente de documentación más completa y de fácil acceso como el Codex de WordPress.

Recomendamos que los investigadores hagan indagaciones más longitudinales y comparativas para comprender mejor el impacto y la metodología de sitios web de monitorización ciudadana en línea de elecciones. ¿Cómo se compara la verificación entre proyectos? ¿Qué estrategias propone para la rendición de cuentas? ¿Cómo se puede aumentar la relación señal-ruido de los informes presentados? ¿Cómo se pueden visualizar mejor los informes que inciten a la acción? ¿Cuáles son los obstáculos a la colaboración con las organizaciones tradicionales de seguimiento electoral? ¿Cuáles son los pros y los contras de mantener el anonimato en el reporte ciudadano electoral? Estas son sólo algunas preguntas abiertas que requieren más investigación.

Por último, recomendamos que las organizaciones multilaterales de la sociedad civil centradas en la monitorización de elecciones, organicen un evento internacional que reúna a los coordinadores y técnicos tras los distintos sitios web de monitorización electoral en línea que ya hemos enumerado para compartir experiencias y preparar la documentación mejorada para futuras implementaciones. Esto ha sucedido ya en el plano regional en África del Este, que dio lugar a los pedidos de una “Tech Election Monitoring Toolbox” [Herramientas Técnicas de Monitorización Electoral], pero también debe suceder en el plano internacional para compartir conocimientos, técnicas, recursos y planes futuros a través de las distintas comunidades tecnología.

En el próximo post vamos a resumir y ofrecer nuestras recomendaciones relacionadas con varias categorías de casos de estudio de la Tecnología para la Transparencia.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.