¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto: Mi nombre era Khaled y yo no era un terrorista

Foto de Mourid Barghouti

Las manifestaciones y la rabia continuaron en Egipto luego de la muerte de un joven egpicio, supuestamente a manos de la policía. La rabia de la calle es evidente en internet, donde los periodistas ciudadanos dicen lo que piensan.

My Name was Khaled and I was not a Terrorist (Mi nombre era Khaled y yo no era un terrorista) es el nombre de una nueva página de Facebook que condena la tortura policial y el uso de la Ley de Emergencia para aterrorizar a los ciudadanos. “La ley de emergencia es una herramienta en manos del Poder Ejecutivo para tomar por asalto muchos derechos básicos y la libertad garantizada por la Constitución egipcia”, explica la Federación Internacional para los Derechos Humanos. La muerte de Khaled Said ha enfurecido a muchos egipcios, que salieron a manifestarse en protesta por su brutal asesinato; Amnistía Internacional instó al gobierno egipcio a investigar el homicidio de este joven; y el gobierno alegó que era un criminal.

El asesinato de Khaled está resumido de nuevo en la página de Facebook en inglés:

La historia empezó el 7 de junio de 2010 cuando Khaled Saeed fue a su habitual café Internet en Sidigaber – Alejandría, Egipto.

Después dos salvajes detectives policías -Mahmoud Alfallah y Awaad Elmokhber/el detective- emboscaron el café y pidieron las identificaciones a las personas, lo que está totalmente fuera de su autoridad y sin permiso legal. Él -Khaled- rechazó esa forma de trato inhumano y como consecuencia fue atacado ferozmente, lo patearon fuertemente en el pecho y estómago, y su cráneo fue aplastado con la barra de mármol delante de todas las personas en el café mientras Khaled sangraba. Luego los salvajes policías secuestraron a Khaled y lo pusieron dentro del vehículo policial para seguir torturándolo hasta la muerte en la estación de policía. Finalmente, arrojaron su cuerpo a la calle para alegar que fue atacado por extraños a fin de evadir su responsibilidad.

Todo esto es el resultado del opresivo sistema de Mubarak para controlar Egipto bajo la ley de emergencia que le da a la policía la ventaja de tratar a los ciudadanos como esclavos.

Shadowy agregó:

Testigos presenciales –clientes del cibercafé y transeúntes- afirmaron que toda la golpiza siguió de manera constante durante 20 minutos, y que fue ejecutada a vista de todos, acompañada por los gritos, lágrimas y llamadas de ayuda de Khaled.

Otro testigo, Mahmoud Ali, informó que los dos policías se llevaron el cuerpo de la víctima a la estación de policía de “Seidy Gaber”, y lo llevaron 15 minutos después a la escena del crimen, y llamaron a una ambulancia para escaparse de su crimen.

El hermano de Khaled certificó a “Shorouk Newspaper” que Khaled nunca estuvo detenido esa noche en particular en ninguna estación de policía ni en ninguna otra parte, y que era muy bien educado, bien parecido y admirado por sus vecinos y amigos. También mencionó que es de una familia virtuosa, cuyos hijos no son prisioneros. “En cuanto escuché la acusación de mi hermano de la estación de policía, me dirigí directo a la embajada estadounidense y les informé del incidente, pues soy ciudadano estadounidense; creí que mi pasaporte estadounidense me salvaguardaría, en vez del egipcio, que es la principal razón de la deshonra de su titular” agregó.

El abogado de la víctima, Waleed Saeed, ha presentado una queja ante el fiscal, acusando a los dos policías de golpear y torturar a Khaled hasta la muerte, y de arrastrar su cuerpo hasta la estación de policía.

¡¿Quién hubiera jamás pensado que el precio que Khaled pagaría por preguntar “por qué” violaban sus derechos básicos sería su vida?! Bueno, como parece, este es el caso bajo la ley de emergencia; todo egipcio debe pensarlo dos veces antes de ir muy lejos y defender sus derechos civiles, asumiendo que es el Martin Luther King de su tiempo.

Traveller Within destacó la manera en que la policía manejó la escena del crimen:

Posteriormente, los policías regresaron a la escena buscando artefactos de grabación o teléfonos que hubieran podido informar del incidente. Sin embargo, no pudieron evitar la cobertura de la noticia y que se compartiera ampliamente a través de Twitter y otras herramientas de medios sociales, que detallaron los relatos de los acontecimientos, compartieron fotos del occiso antes y después de su muerte y empezaron a organizarse para manifestaciones y acciones civiles para hacer que los supuestos perpetradores comparezcan ante la justicia y para protestar por el uso de la Ley de Emergencia, vigente desde 1981 y prorrogada el mes pasado por dos años más, con la explícita declaración por parte del estado de que solamente sería usada “en casos de terrorismo y tráfico de drogas”.

Foto de Sarah Carr

Will E. fue a la manifestación del 13 de junio y dio el siguiente relato:

A mi llegada me jalaron por la ropa y me amenazaron con arrestarme y casi pasa si la policía no hubiera estado ocupada arrastrando a dos tipos al camión policial, pero ese es un hecho insignificante en el esquema de las cosas. Tengo que aclarar que no había dicho una palabra cuando recién llegué y que me hablaron con los nombres más descorteses y de manera muy irrespetuosa. Me amenazaron con ‘llevarme’, a todos en la zona nos ‘llevarían’, los policías dijeron antes de empezar a arrastrarme.
Resultó que los dos a los que arrastraban a mi llegada estaban en la parte de fuera del perímetro. Rutinariamente, la policía confiscó cámaras y borró todos los videos e imágenes. Hasta donde vi, devolvieron algunas cámaras y no puedo responder por el destino de las cámaras. Los policías estaban por todos los edificios y cada vez que empezaban los cánticos, les daban unos pocos minutos y después cargaban en su contra.
Unas cuantas personas quedaron heridas, llevaron a uno de nuestros amigos al hospital, otra persona que corría de la carga de la policía cayó de cabeza y su cara se cubrió de sangre. Lo pusieron en un taxi con alguien que parecía ser de seguridad, pero no sé a dónde se lo llevaron.
Había miedo en el aire, miedo de expresar cualquier opinión en la protesta, los que estaba rodeados oficialemente tenían la vista bloqueada por los hombres de negro (amn markazy). Para los propios policías era el trabajo de siempre, no les importaba qué se coreaba ni a quién maltrataban.

The Traveller Within publicó videos, fotosvideo en vivo y escribió:

Hubo varias manifestaciones por El Cairo ayer, exigiendo justicia para Khaled Mohamed Said y para que se juzgue a sus asesinos -hasta el Ministro del Interior, Habib El Adly. Como decía uno de los lemas–
“Si eso fuera Israel (o donde fuera, para tal caso), la cabeza de El Adly ya no estaría”.

No en Egipto. No cuando, como cantaba la gente de nuevo, el principal objetivo de la existencia de la policía es proteger al régimen del pueblo.

Sobre la protesta, Zeinobia escribió:

La mejor foto que encontré de la protest fue esta de Assad.
Acá también hay otra foto de Affet
No sé cómo el régimen se atreve y abre la boca delante de fotos que muestran la brutalidad de la policía en contra de pacíficos manifestantes. Solamente vean los videos y diapositivas para entender de qué hablo.

La blogger y periodista Sarah Carr también fue testigo del Gobierno de los Jabalíes [fotos detalladas]

Más torpeza, crasa estupidez de la policía ayer, cuando respondieron con violencia a los manifestantes que protestaban contra la violencia, de nuevo.

Unas 150 personas se reunieron en la Plaza Lazoghly –sede del cuartel general de la seguridad del estado– a las 5 p.m. Esa cantidad creció rápidamente pues los manifestantes evitaron reunirse afuera de la puerta principal del Ministerio del Interior -como se había planeado originalmente- y convergieron en la plaza. Lograron rodear la plaza dos veces antes que la policía pudiera juntar toda su basura. Se formó el habitual cordón negro de carne de cañón y fuimos sellados herméticamente.
Estábamos bien y realmente en ebullición.

Amr Salama publicó más fot0s de las protestas ACÁ
Kareem El Beheiry publicó videos de las medidas represivas de la policía y los ataques a los manifestantes ACÁ

Pero en realidad, ¿por qué murió Khaled? Tabula Gaza respondió:

En los últimos meses he estado trabajando en un proyecto de un video acerca de la tortura, así que cuando supe de la golpiza pública y asesinato de Khaled Sayed, de 28 años, el jueves en la noche, no me tomó por sorpresa. Según el blogger Mfatta7, Khaled había filmado o conseguido un video que revelaba a un grupo de oficiales de policía involucrados en un negocio de drogas. Este es el video entregado por su hermana [donde expone corrupción policial y un incidente de tráfico de drogas].

Amr Salama tomó nota de la conversación en el video

Unas escenas de una reciente grabación de video fueron ampliamente compartidas y difundidas entre usuarios de Internet y activistas. Las escenas fueron relacionadas directamente con el crimen de Khaled Said. El video muestra a un oficial de policía y sus asistentes en una oficina donde se dividían 80 kilos de drogas entre ellos mismos. Se les puede escuchar comenta que dicen: “para elevarse” y felicitando al jefe.

Sandmonkey escribió:

Cuando la historia salió y las personas vieron las fotos, por supuesto que estuvieron furiosas. Cerca de 1000 personas se reunieron luego de las plegarias del viernes para protestar delante de las estaciones de policía, y hay planes de hacer plantones y manifestaciones toda esta semana, exigiendo que la gente tome acción, antes de convertirse en el próximo Khaled. El Ministerio del Interior respondió rápidamente afirmando que Khaled era un delincuente y un mujeriego y un traficante de drogas y responsable por el 11 de setiembre y que murió de asfixia, y que la foto simplemente es luego del dianóstico del forense. Y que de verdad, de verdad deberíamos estar contentos porque una amenaza para la sociedad ya no está más con nosotros.

El 12 de junio de 2010 el Departamento de Medios y Relaciones Públicas del Ministerio del Interior de Egipto emitió una declaración donde negaba el contenido de los testimonios de los testigos presenciales así como los informes de las organizaciones de derechos humanos referidos a la muerte de Khaled Said en Alejandría, y acusaban a esas afirmaciones de inexactas, flagrantes falsificaciones y de haber cruzado la línea por diseminar mentiras etc. y Tabula Gaza compartió la declaración oficial del Centro Al Nadeem [ver acá la declaración completa]

La declaración del MDI [Ministerio del Interior] entonces concluyó que no “se echará para atrás, sin importar cuántas sean las acusaciones”. No debemos, no importa cuánto difunda el MOI sus mentiras y terror. Debemos seguir exponiendo los crímenes de tortura, llegar a las víctimas, dar apoyo legal, psicológico y de medios así como otras formas de apoyo hasta que los torturadores sean llevados ante la justicia. En tanto no haya una disculpa pública… en tanto haya tortura… en tanto los autores no sean llevados ante la justicia… no debemos echarnos para atrás.

Limpiando la imagen de Khaled, Zeinobia escribió:

La gente está muy molesta en Alejandría, sobre todo en Sidi Gaber, con los falsos informes sobre Khalid que llevaron a su amigo y periodista Bahaa El-Tawil a escribir una editorial acerca del difunto Khalid, ¡¡el otro Khalid que el MDI no sabe que se negó a dejar su país porque ama este país!! El otro Khalid que no se escapó de su servicio militar como ha dicho el MDI, el otro Khalid que no fumó un cigarro.

También publicó videos de sus vecinos defendiéndolo y el testimonio del propietario del café Internet:

Y aunque Khaled hubiera sido un  “marihuanero”, un delicuente sexual o un terrorista como alegó el Ministerio del Interior, Zeinobia se pregunta

¿¿¡¡Los policías con ropa de civil tienen derecho de registrar a otros ciudadanos!!?? Si es No -que es la respuesta- entonces, ¿¿¡¡por qué estaban registrando a la gente!!??
¿¿¡¡Existía una orden emitida de investigación oficial para registrar a cualquiera en esa calle
¿¿¡¡Cómo sabían esos agentes que Khalid era un delincuente peligroso!!??
Si creemos la declaración del MDI, ¿¿¡¡debemos preguntarnos cómo sabía Khalid que esos dos hombres vestidos de civil que caminaban por la calle eran en realidad agentes de policía!!??

Sandmonkey concluyó su post diciendo:

A Egipto le gusta referirse a sí mismo como la tierra de la Seguridad y la Protección. Por favor, mira que siempre ponemos la palabra Seguridad primero. Nos gusta pensar que estamos seguros, que somos mejores que esos malvados países occidentales, donde violan a una mujer cada 48 segudos o lo que fuera, pero no lo somos. No estamos seguros. Ninguno de nosotros. No en este país, no en este mundo. Cualquiera de nosotros puede perder la chispa de la vida en cualquier minuto, y a los afortunados les pasa rápido y sin dolor. Los desafortunados sufren. Los realmente desafortunados terminan como Khaled.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.