Brasil: “Tsunami” golpea a algunas de las ciudades ribereñas más pobres

Al menos 46 personas resultaron muertas y se estima que unos cientos permanecen perdidas desde el viernes 18 de junio, después que las inundaciones torrenciales arrasaran con los vecinos estados de Alagoas y Pernambuco, al noreste de Brasil, en la peor tragedia medioambiental que recuerde la población local. Apodado el “tsunami del noreste”, las inundaciones han sido comparadas con catástrofes similares en Asia, como el tsunami del Océano Índico de 2004.

Al menos 180.000 personas han sido desplazadas por el desastre, muchas han encontrado refugio en escuelas, iglesias o con otros miembros de sus familias. La mayoría de las personas han perdido todo lo que tenían y ahora cuentan solamente con la ayuda humanitaria. El retraso en la llegada de la ayuda implica que las personas están pasando hambre y comenzando a enfermarse.

Desde Santana do Mundau, una de las ciudades más afectadas en Alagoas, un reportero ciudadano grabó el momento en que la inundación azotó la ciudad el pasado viernes. El usuario de YouTube TheWelligton1 captó el video desde el techo de su casa:

Después de haber perdido todo, Teresa Aragão [pt] ha publicado imágenes de la destrucción alrededor de ella y celebra estar viva, sana y salva luego de la mayor catástrofe que ella haya visto en su ciudad, Palmares (Pernambuco). También ha estado usando su propio blog para brindar noticias locales y coordinar las donaciones para aquellos en necesidad, especialmente para los discapacitados: [pt]

A maior catástrofe que eu já presenciei aqui na minha cidade. a maior enchente de todos os tempos!!! Toda a minha família perdeu tudo!!!estamos sem roupas , documentos e sem remédios também.Graças a Deus não houve mortes na família. O desespero está grande , um verdadeiro caos de lama e amontoados,carros virados submersos…destruiçaõ total.

La mayor catástrofe que yo haya presenciado en mi ciudad. La mayor de todos los tiempos!!! Toda mi familia peridó todo!!! estamos sin ropas, documentos, y sin remedios también. Gracias a Dios no hubo muertes en la familia. La desesperación es grande, un verdadero caos de lodo y amontonamientos, autos volteados y bajo el agua… destrucción total.
Branquinha, after the flood. Photo Marcelo Albuquerque, used with permission.

Branquinha, después de la inundación. Foto de Marcelo Albuquerque, usada bajo permiso.

Según Gilvan Júnior [pt], el caudal de agua equivalente al de un mes fue volcado en las áreas afectadas en menos de una semana – junio es normalmente la estación húmeda en Brasil, pero este volumen de precipitación no fue previsto:

Na capital alagoana, a expectativa era que chovesse 298,3 milímetros (mm) durante todo o mês, mas até ontem (22) foram registrados de 470,2 mm. Em Recife, choveu 456,7 mm até a manhã de hoje (23), enquanto eram esperados 388,9 mm em todo o mês.

En Maceió, capital de Alagoas, la expectativa era de 298,3 milímetros (mm) de lluvia durante todo el mes [de junio], pero fueron registrados 470,2 mm ayer [22 de junio]. En Recife, hubieron 456,7 mm de lluvia hasta esta mañana [23 de junio], mientras lo esperado era de 388,9 mm en todo el mes.

Algunas ciudades chicas han sido destruidas casi de manera completa por las inundaciones, mientras comunidades enteras a orillas de los ríos  Mundau y Capibaribe, en Alagoas y Pernambuco respectivamente, fueron arrastradas completamente por el agua. Puentes colapsados y rutas inundadas dejaron a muchas ciudades aisladas; no hay electricidad, agua dulce para beber o servicios telefónicos en la mayoría de los lugares afectados. Lays describe la desolada imagen en Alagoas [pt]; incluye la situación en Branquinha[ing], una de las ciudades más pobres del país, que ha sufrido más del 90% de destrucción y necesitará reconstruirse en otro sitio:

Em cidades como Branquinha e Quebrangulo não restou um só prédio público de pé. Não há postos de saúde, mercadinhos ou farmácias que possam dar uma ajuda emergencial à população. Essas cidades terão que ser reconstruídas por completo, visto que também nenhuma documentação restou nos cartórios de registro públicos.

En ciudades como Branquinha y Quebrangulo no queda ni un solo edificio público en pie. No hay puestos sanitarios, mercados o farmacias que puedan dar una ayuda de emergencia a la población. Estas ciudades deberán ser reconstruidas por completo, ya que tampoco queda ninguna documentación en los archivos de las oficinas públicas.
Quebrangulo

"Se estima que el 70% de la ciudad de Quebrangulo, a 115 km de la capital de Alagoas, Maceió, fue destruida por las aguas del río Paraíba". Foto de Marcelo Albuquerque, usada bajo permiso.

La blogósfera está devastada por las noticias de la inundación de tal magnitud en un área ya destrozada por la pobreza extrema. Sin embargo, la noticia que la principal causa del desastre no fue simplemente las condiciones de tiempo adversas sino la destrucción del medioambiente fue lo que dejó a muchos enojados. Alcides Faria [pt] ha aprovechado la oportunidad para enviar un mensaje a los políticos locales que defienden algunas políticas mediambientales controvertidas:

Como todos sabem, o ocorrido em Alagoas também está relacionado ao desmatamento e à não proteção das microbacias. A vegetação marginal de córregos, lagoas e rios é essencial para conter o assoreamento e a crescida rápida do nível das águas. Enviromental policies are good for the economy but also needed to save people's lives.

Como todos saben, lo ocurrido en Alagoas también está relacionado a la deforestación y a la falta de protección de las cuencas. La vegetación de los márgenes de los lagos, corrientes y ríos son esenciales para contener el desprendimiento de tierras y la crecida rápida del nivel de las aguas. Las políticas medioambientales son buenas para la economía pero también para salvar la vida de las personas.
Streets under water in Quebrangulo, Alagoas. Photo: Marcelo Albuquerque.

Calles bajo el agua en Quebrangulo, Alagoas. Foto: Marcelo Albuquerque.

Muchos bloggers han publicado información sobre cómo ayudar. Las redes de solidaridad comienzan a aparecer fuera y dentro de la web, tales como SOS Alagoas [pt], un sitio web que usa OpenStreetMaps para hacer un mapa de las áreas más afectadas y para proveer información sobre los centros de donación. Los bloggers se están organizando en conjunto para establecer un blogueo de emergencia [pt] para crear conciencia sobre las formas de ayudar.

Décio Junior [pt] dice que las imágenes le recuerdan el Tsunami en Indonesia y el terremoto en Haití. Mientras todos están pensando en la Copa Mundial en Sudáfrica, él trata de llamar la atención de las personas hacia asuntos más urgentes:

Mas não há diferença para a mãe natureza, não há hiato, não há desigualdade. A tragédia pode acontecer para John ou pra João.
E é uma pena ter que repetir esta retórica, mas preciso de alguma maneira contagiar todos os tocedores nesta corrente pelo Brasil.

Vamos juntos, tudo é um só coração, um só povo irmão. Pra frente Brasil, salve seus filhos, salve seus irmãos.

No hay diferencia para la madre naturaleza, no hay paréntesis, no hay desigualdad. La tragedia puede ocurrirle a Juan, John o João. Es una pena tener que repetir este discurso, pero necesito de alguna manera contagiar a a todos en esta corriente de solidaridad por Brasil.

Unámonos, todos somos un solo corazón, un solo pueblo hermano. Adelante Brasil, salva a tus hijos, salva a tus hermanos.

Train line cut by the floods. Photo Marcelo Albuquerque, used with permission.

Línea de tren cortada por las inundaciones en Quebrangulo. Foto: Marcelo Albuquerque, usada bajo permiso.

Después de unos pocos días bastante secos, la lluvia que ha asolado el área durante los últimos días no acabará, al menos por un tiempo. Según el Servicio Meteorológico Nacional, el pronóstico de lluvia para los próximos días podría provocar que los ríos y corrientes del área vuelvan a subir, y que los equipos de rescate tengan dificultad para alcanzar las áreas afectadas.

Las áreas afectadas son parte del noreste de Brasil, una región destruida por la extrema pobreza y normalmente afectada por un clima extremadamente seco y con abundante sequía. Las inundaciones, sin embargo, se han vuelto un desastre anual recurrente: en mayo de 2009 [ing], al menos 44 personas resultaron muertas y 380.000 fueron desplazadas en las mismas áreas.

La corrección de este artículo en su versión en inglés fue realizada por Marta Cooper.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.