¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

India: ¿Qué significa ser indio?

¿Qué significa ser indio? Priya Ramani es editora de Mint Lounge, la revista de fin de semana del periodico de negocios Mint, y un artículo que escribió recientemente acerca de sus sentimientos de no ser realmente india provocó un acalorado debate en línea.

Aunque está escrito humorísticamente, por recurrir a estereotipos de comportamiento indio, el artículo Ramani ciertamente encendió pasiones:

Recientemente, me estoy convenciendo cada vez más de no ser india. […] No me gusta (o no entiendo) ninguna novela india que esté en el aire actualmente. Nunca le hablo alto a mi empleada, corredor de bolsa o a un amigo al azar durante una película. Siempre espero que la gente salga de un ascensor antes de entrar. No creo que los cinemeros de Bombay tengan que ponerse en posición de firmes cada vez que quieran ver a Shrek (o a cualquier otro) en la gran pantalla. No siento orgullo —solamente impaciencia que mi popcorn se enfríe—cuando me obligan a escuchar a Lata/Asha en una versión en cámara lenta del himno nacional antes de cada película que veo en mi ciudad natal. […] No creo que seamos el más gradioso pueblo del mundo. No entiendo nuestra sensación de falso orgullo y nacionalismo. ¿Toda esa etapa de golpes de pecho de Jai Ho? Nunca lo entendí.

Flag of India

Bandera de India (de Wikimedia Commons)

El reconocido blogger Greatbong escribe en respuesta a la afirmación de Ramani de no pensar que los indios son el pueblo más grandioso de la tierra:

Absolutamente, no lo somos. No lo es ningún país. Aunque todo el mundo dice que lo es. Si tuviera un dólar cada vez que alguien ve en la televisión de EEUU, incluidos los centros neurálgicos intelectuales como Obama y los columnistas de los mejores periódicos del mundo (y no, no me refiero a los narradores de noticias de Fox News), dicen “No hay duda, Estados Unidos es el país más grandioso de todos” y exageraciones similares, ya me hubiera podido comprar una entrada a un gran partido para participar en una elección india. Similarmente indignante es el desi patriotismo de golpes de pecho que nos hace decir “Ooh Aaah India” durante un partido de cricket, un zumbido de bienestar tan vacío como las calorías de los productos de las empresas que auspician esos lemas.

Greatbong continúa:

Sin embargo, que uno esté orgulloso de su país no implica una creencia en su “mejoridad” y su infalibilidad. En realidad, el patriotismo yace en aceptar nuestros defectos (y tenemos muchos, unos de los cuales menciona la señora Ramani). Pero eso no debería ser llevado a un extremo porque entonces perdemos de vista acerca de lo que tenemos bien. Y cuando eso pasa, dejamos de trabajar para salvaguardarlo. Cuando digo que estoy orgulloso de ser indio, quiero decir que estoy orgulloso de su cultura de pluralidad y su intrínseca tolerancia a lo contrario. […] El espíritu indio de la aceptación es algo que a menudo no está en evidencia en algunos de los “países más libres del mundo”. […] Desafortunadamente, estamos yendo rápidamente hacia abajo en un sendero de intolerancia competitiva, que nos llevará a convertirnos en un espejo de Paquistán, caracterizado por la intolerancia de la peor clase. Cuando y si es que eso llega a pasar, entonces sí voy a plantear preguntas sobre mi identidad como indio. Pero hasta que eso pase, es vital, al menos para mí, no solamente reconocer lo que nos aflige sino también lo que no, para quedar entre los extremos de autoflagelación e insinceras y gratuitas adulaciones.

Comentando el post de Greatbong, Shan dice:

El artículo [de Ramani] refleja mucho de lo que pensamos, pero después lo malogra cuando iguala ciertos rasgos con “indianidad”. La indianidad es algo que nadie, ni más grandes y mejores filósofos y sociólogos que ella han podido definir. Pero eso no detiene a nuestra dama de renegar en contra de lo que ella puede pensar. Escritura pobre. Pensamiento más pobre.

Otro comentarista, liberalcynic, escribe:

Lo que más me molestó de su artículo no es que toda su tesis no india se sostiene sobre una pierna endeble, sino el tono de todo el artículo. ¡Demasiada condescencia!

Arindam comenta furiosamente:

No sé qué clase de desilusiones pueden traerle a las personas algo de dinero, una educación occidental y pura buena suerte. La real ironía es que hablan de la India y su pueblo –de quienes solamente están avergonzados, si acaso. Escucho el mismo tono tontamente condescendiente en la diatriba de Priya Ramani. Increíblemente, estas personas no se detienen ante nada –tener que pararse para el Himno Nacional, mucho menos tenerle orgullo, es un gran sufrimiento en sus traseros rellenos de tocino. Su tolerancia hacia otro indio es cero, pero se irían babeando detrás de un invitado extranjero en una cena meneando sus colas detrás de ellos. La propia perspectiva del indio estereotípico que Priya Ramani tiene es occidental, es una descarada apologista occidental –y miente cuando dice que el blanco no es su color de piel favorito.

La blogger Manasa Malipeddi en Bangalore piensa que el artículo de Priya Ramani fue brillante, pero examina algunos puntos planteados por Ramani:

Ninguna de las cosas que escribió significa que ella no sea india. […] No somos el pueblo más grandioso del mundo. Verdad, solamente un fanático diría lo contrario. Nunca entendió el sentido de indio de (falso) orgullo, como ella lo pone, durante la época “Jai Ho”. De acuerdo con que Jai Ho no fue lo mejor de A. R. Rahman. También me gustaría decir que Slumdog Millionaire no es una película india, sino una película acerca de la India hecha por un extranjero, y no necesitamos sentirnos orgullosos porque ganó Óscares. ¿Pero no estamos orgullosos porque A. R. Rahman, con esa canción, catapultó la música india contemporánea (del tipo que creo que le gustan a la autora pues no le gusta la versión lenta de Lata del himno nacional) en la escena mundial? ¿Por qué eso no nos haría sentir felices y orgullosos? […] La autora ha insistido en el estereotipo que los de fuera tienen acerca de los indios, y trató de encajarse en él. Ella no encajó. No significa que ella no sea india.

El blogger Raj en Chennai sospecha del patriotismo en general:

Estoy de acuerdo con ella acerca del golpe de pecho y la constante proclamación de patriotismo con que seguimos mirándonos. Cuando Sachin anota carreras, no lo hace para él, está sudando por su patria. Cuando Amitabh actúa, el último pensamiento que está en su mente es el dinero; está trabajando por la mayor gloria del país y para mantener la bandera del país volando alto. Cada mañana estos hombres se despiertan y sienten la necesidad de decir algo profundamente patriótico en sus blogs o tweets. (“¿Mi casta? Soy indio”.) Como lo dijo Shaw, el patriotismo es la creencia irracional de que tu país es el mejor solamente porque naciste ahí. Nacer en la India fue un acontecimiento genético aleatorio. Solamente acéptalo como un hecho y sigue adelante. No tienes que estar orgulloso de eso, ni tienes que lamentarlo.

1 Comentario

  • a mi no me parece ueno ser india pero me parece respetar a los pueblos originarios como ellos nos respetan a nosotros … (…)

Cancele esta respuesta

Únase a la conversación -> romina gutierrez

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.