¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Taiwán: “Cuando las excavadoras entraron a los campos de arroz”

Un campo de arroz en Dapu, MiaoLi, después del 9 de junio. Foto cortesía de aboutfish

Ocupando ahora solamente el 1.8% del total del PBI en Taiwán, nadie puede negar que la agricultura local ha perdido su alguna vez altamente respetada posición y casi está muriendo bajo muchas decisiones políticas que no están a favor de la agricultura. O podemos decir que el cultivo de la tierra ya no es considerado importante y valioso en las mentes de los políticos, uno de los cuales es Liu Cheng-Hung. Como magistrado del condado de Miaoli, el 9 de junio envió 20 excavadoras a los campos de arroz justo para la cosecha, y ordenó a las pesadas máquinas que causaran estragos en un frenesí de destrucción y aniquilación en un abrir y cerrar de ojos de los campos ricamente cargados de arroz.

Sin ninguna atención por parte de los medios convencionales, el incidente quedó reportado exclusivamente por el periodista ciudadano dino.utopia, que recibió un breve mensaje en su teléfono celular de los vecinos de Dapu la tarde del 8 de junio:

Los caminos alrededor y cerca del Parque Científico de Hsinchu están todos cerrados con barricadas. No podemos entrar ni salir, incluido llevar y traer a nuestros niños hacia y del colegio.

Este informe en video lo realizó dino.utopia con materiales enviados por granjeros locales que fueron testigos del proceso de destrucción:

Peopo Weekly Review tradujo el artículo de dino.utopia al inglés:

El 8 de junio de 2010, una atmósfera bastante rara se extendió por toda esta simple aldea. La policía puso bloques de concreto en las carreteras y cortó toda forma de entrada y salida de la aldea. Toda la fuerza de la policía se abrió camino sigilosamente dentro de la comunidad residencial y prohibió la entrada de todo aquel que no viviera en la localidad.

Excavadoras en el campo de arroz. Foto cortesía de dino.utopia

Entonces llegaron las excavadoras:

Los granjeros trataron de obstruir a las excavadoras parándose en su camino, rogándoles que no destruyeran sus cultivos de esa manera tan cruel. Sin embargo, sin importar si eran granjeros ancianos o mujeres con bebés en sus brazos, a todos las policía los trató de la msma forma dura y nada comprensiva. Una mujer se secaba las lágrimas mientras decía, “caí de rodillas delante de las excavadoras, rogándoles que no destruyeran mis tierras de labranza, pero simplemente no me escucharon”.

Las excavadoras pasaron por encima de todos los campos, destruyendo completamente el arroz que estaba listo para la cosecha, y dejaron solamente una pila de mugre a su paso. Los granjeros solamente miraban desconcertados los destruidos campos de arros, sin poder hablar, buscando las razones por las que esto estaba pasando.

No hubo respuesta sobre el tema en los medios convencionales. Muchos bloggers empezaron a argumentar [ch] que las buenas relaciones entre Liu Cheng-Hung y los medios locales, así como el enorme presupuesto gastado anualmente en compras a los medios y colocación de publicidad política eran las razones por las que los medios convencionales se quedaran callados.

Además, otros [ch] han señalado que los medios convencionales taiwaneses casi nunca prestan atención a este tipo de incidentes, pues están del lado del “desarrollo”. Hasta ahora, el único canal por el que se ha difundido el mensaje han sido los medios ciudadanos y los blogs.

Los únicos medios para que esta historia llegue al público han sido las personas del lugar, periodistas ciudadanos, que han estado en la escena para grabar y emitir este tosco y cruel proceso en internet, trayendo esta desgarradora noticia a la gente, permitiendo que incluso más ciudadanos tengan la oportunidad de ser testigos de las lágrimas y las angustias de estos granjeros.

Los bloggers están mostrando su solidaridad con el pueblo de Dapu publicando un artículo con el mismo título “Liu Cheng-Hung, tal vez puedas comprar a los medios, ¡pero nunca podrás comprar a los bloggers!

Wakint nos recuerda que esta no es la primera vez para Liu [ch] y cita un informe de 2009:

Justo después que el Magistrado Liu Cheng-Hung del condado de Miaoli asumiera el cargo, el gobierno “compró” el terreno en el carril 58 en Zhuolan, lo que agravó a los más de 180 propietarios, que en respuesta se reunieron y se tumbaron en la carretera en protesta. Originalmente, el gobierno del condado anunció que el desmontaje empezaría un lunes, pero arbitrariamente Liu cambió la fecha al sábado anterior, y desmanteló todo con la velocidad del rayo. “No les di oportunidad de tumbarse”, dijo Liu, orgulloso.

En enero (2009), la “Alianza Salven el Antiguo Horno de Miaoli” protestó una vez en contra de los planes del gobierno del condado para desmantelar tres hornos antiguos con más de 140 años de historia, incluido el tradicional ‘horno cuadrilateral’ construido por el artista artesano Tsai Chuan-Chu del Tesoro Nacional en el terreno marcado para la construcción del Tren de Alta Velocidad de Taiwán. Antes de que el Consejo de Asuntos Culturales pudiera realizar una reunión de coordinación, Liu ordenó que los desmantelaran, de nuevo.

Aun cuando Liu alega que no hay más opción que las “compras” forzosas, los medios ciudadanos como “dfun.tw” denuncian esas alegaciones:

Liu ha dicho repetidamente que por el bien del parque científico y del interés público, la compra forzosa de tierras privadas es algo que se tiene que hacer. Compró anuncios de periódicos para acusar a los legisladores que apoyan a los granjeros de Dapu como “legisladores contra los negocios”. Sin embargo, el hecho es que los parques científicos que existen no se usan. Más de 247 hectáreas en el Parque Tungluo del Parque Científico de Hsinchu no han sido desarrolladas para nada, ¡y solamente se han puesto en uso 4 hectáreas!

Además, la administración del parque ha indicado que no compraría terreno privado para expandir el Parque Jhunan a menos que el gobierno encuentre empresas que quieran entrar. Innolux Display Corp., tras enviar su petición para expandir su fábrica, se fusionó con Tungbao Photoelectronic Corp.; luego de expandir su fábrica, no tenía necesidad de expansión adicional. Sin embargo, el condado Miaoli insistió en hacer forzosa esta compra de la tierra, lo que nos hace dudar de su motivación. Si se compra, la mayor parte de la tierra se convertirá en zona residencial, y así la gente no puede más que considerar este comportamiento como transferencia de propiedad de la tierra y aumento de precios en interés privado.

Dapu es apenas una de muchas regiones de campo que enfrenta compras forzosas del gobierno. La gente, mayormente familias de campesinos de 二重埔(Er Chong Pu) en Hsinchu, 相思寮(Xiang Si Liao) en Changhua y Wanbao en Miaoli, están luchando por su derecho a quedarse, para continuar su relación con la tierra y mantener su estilo tradicional de vida heredado de sus antepasados, o que los compensen con un precio razonable y real. Las leyes que dan a los gobiernos locales enorme poder sobre los propietarios privados y la ignorancia del tema por parte de los medios convencionales de comunicación (y temás públicos más importantes), han unido a los bloggers y a los periodistas ciudadanos para romper el bloqueo, como expresa Gene NG en el post de su blog:

Los políticos son las personas que tienen la más pobre capacidad de aprender, porque repiten errores históricos, aun cuando se ha probado repetidamente que esos errores están más allá de la estupidez.

El Kuomintang perdió su poder en China por un levantamiento de granjeros y se retiró a Taiwán. Luego de 60 años, algunos malditos funcionarios del Kuomintang todavía no lo entienden.

Las excavadores malogrando los campos de arroz en Miaoli no es un problema local de destruir los esfuerzos de los granjeros, ¡sino una sistemática invasión de la vida de las personas, la propiedad y la protección de la seguridad! ¡Es un tema de justicia en toda la sociedad!

El gobierno y los medios que se sienten bien han vuelto a echar a la basura la sabiduría popular, ¡y ahora debemos dejarlos que saboreen el resultado que se merecen!

2 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.