¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Ejecución a manos de la policía y el voyeurismo en YouTube

El viernes 4 de mayo de 2010, se publicó un vídeo en YouTube (que ha sido eliminado) en el que un supuesto delincuente de la favela Fallet, en Río de Janeiro, recibe un tiro en la cabeza. La escena muestra a la víctima y a otras dos personas que caminaban por las calles de la favela portando armas de largo alcance, posiblemente rifles.

Las imágenes y voces fueron grabadas por los propios tiradores, que se hallaban en posición estratégica. El vídeo también muestra las voces al fondo de al menos otras dos personas, una de ellas que observaba el tiroteo y la otra que guiaba al tirador. A pesar de estar disponible en YouTube, hemos preferido publicar el vídeo aquí a través de Vimeo con la esperanza de que siga estando en línea:

Tras escucharse a los tiradores confirmando que uno de los blancos era “Gordão” (el Gordo) (minuto 01:08), y que en una determinada posición desde ese lugar en particular estaría “sin cobertura” (minuto 01:20), argot policial para designar a alguien desprotegido, los tiradores comenzaron la cuenta atrás y finalmente dispararon un arma de largo alcance. ¡En el blanco! A continuación, los tiradores confirmaron a gritos “¡Tienes a uno! ¡Tienes a uno!”. La víctima calló al suelo y pidió ayuda para ser arrastrada fuera del alcance de la cámara por otro acompañante.

A pesar de la seriedad innegable de este contenido, la reacción de los bloggers hasta ahora ha sido como mucho tímida, por no decir nula. Esto tiene dos posibles explicaciones. La banalización de las desgracias humanas ha vuelto al espectador indiferente a la miseria y el dolor. Además, las personas implicadas pertenecen a estereotipos anclados en la historia: por un lado, traficantes armados en su rutina de la delincuencia. Por otro lado, policías valientes cumpliendo con su deber. Si se suman estos dos, tenemos la receta perfecta para no prestar atención a este suceso.

En realidad, hasta ahora no se sabe nada ni sobre quién disparó ni quién murió. Y si realmente murió. Nuestra tragedia se integra en la llamada cifra negra, el misterioso porcentaje de crímenes ocurridos, de los que el estado burocrático desconoce de su existencia. En la mayoría de los comentarios dejados en la página de YouTube se critica a la policía, no por haber disparado a una persona en la espalda, sino por haber perdido el blanco y no darles a los otros dos supuestos traficantes. Otros elogian a la policía por su trabajo. Bolinhajack comenta:

Pelo pouco q eu conheço de armamento… foi um Fal 7.62!
A precisão (alcanse da mira) do Fal, chega no mín. 200 mt's e 600 mt's max.
Mas provavelmente o atirador tinha uma luneta de guerra ao seu poder!
EU ACHO, q deve ser um policial muito bem treinado, mas naum posso dizer com a certeza!
Se foi um policial? Ele fez o trabalho dele!

¡Por lo poco que sé sobre armas, era un Fal 7.62!
La precisión (el alcance efectivo) del Fal es de un mínimo de 200 metros y un máximo de 600.
¡Sin embargo, el tirador probablemente se hallaba en posesión de un monocular!
CREO que debía de ser un policía muy bien entrenado, ¡aunque no lo puedo confirmar!
¿Qué si era un policía? ¡Pues cumplió con su deber!

En Twitter es donde se podía encontrar la mayoría de los comentarios. Roberto Mosca Junior, quien firma bajo el seudónimo @robertomoscajr, lamentaba lo ocurrido, parafraseando al ex oficial del BOPE (grupo especializado de la policía carioca) y guionista de la película Tropa de Élite, Rodrigo Pimentel:

Com diz o próprio Pimentel, isto aqui é uma guerra particular, a polícia mata o bandido, o bandido mata a polícia ou o outro traficante…

Como dice Pimentel, esta es una guerra privada, el policía mata al bandido, el bandido mata al policía o a otro traficante…

Mientras que José Soares Banana, @bananinharadio, comentaba desolado:

Vendo esse vídeo onde um suposto traficante é alvo de um atirador anônimo no Rio, eu me sinto na terra de ninguém http://is.gd/cJcKJ

Al ver este vídeo en el que un supuesto traficante es el blanco de un tirador anónimo en Río, me siento como en tierra de nadie http://is.gd/cJcKJ

ACM, policía militar y usuario de Twitter bajo el seudónimo @PMFogger12, reivindicó el trabajo de los tiradores, confirmando que los involucrados eran sin duda policías y traficantes. Según él, el tiroteo tuvo lugar en septiembre de 2009 aunque el vídeo se publicó tan sólo recientemente:

Só Deus e algumas pessoas sabem que foram os responsáveis pelos disparos que mataram o chefe do trafico na fallet e um do seus seguranças…

lembro que na época os moradores da fallet acusaram a PM de ter matado, um morador inocente, parece que o video desmente os moradores…

só posso disser: parabéns aos atiradores “desconhecidos”! rs

Sólo Dios y algunas personas saben que ellos fueron los responsables de los disparos que mataron al jefe traficante en Fallet y a uno de sus guardaespaldas…

Recuerdo que por entonces los habitantes de Fallet acusaron a la policía militar de haber matado a un inocente, pero parece que el vídeo demuestra lo contrario…

Sólo puedo decir una cosa: ¡Enhorabuena a los tiradores “anónimos”! Jaja.

Enseguida se publicó una rápida noticia en la página web Jornal Hoje y el portal de noticias G1, ambos parte del grupo Rede Globo. En una entrevista, el mismo ex policía, Pimental, explica que el disparo provenía de un hospital abandonado que actualmente se encuentra ocupado por la policía militar de Río de Janeiro de manera temporal:

Segundo Pimentel, o vídeo mostra a Rua Eliseu Visconti, que fica próxima aoo Hospital Quarto Centenário, de onde pode ter partido o tiro. O disparo também pode ter sido feito de um muro da Rua Almirante Alexandrino, diz Pimentel. O hospital, que foi desativado, atualmente é ocupado pela PM.

Según Pimentel, el vídeo muestra la calle Eliseu Visconti, que se halla próxima al hospital Quarto Centenário, desde donde se pudo haber originado el disparo. También pudo producirse desde un muro que da a la calle Almirante Alexandrino, afirma Pimental. El hospital, que fue abandonado, se halla actualmente ocupado por la policía militar.

Durante años, los órganos de seguridad pública en Brasil han estado sometidos a interferencias de agentes políticos en la dirección de su estructura administrativa. Durante mucho tiempo, la policía y el poder ejecutivo se hallan entrelazados en una peligrosa trama, que permite al jefe de gobierno de cada estado federal disponer de una institución autorizada legalmente para invadir la intimidad de los ciudadanos y producir pruebas procesales contra cualquiera.

En cuanto a los policías, grupos de personas mal remuneradas que ni siquiera pertenecen a la clase media, les toca desempeñar el mediocre papel de brazo armado de las unidades federales de la Unión y, al mismo tiempo, la función de limpiar las calles de la población residual, que se confunde con el propio trabajo de la seguridad pública. En los días de descanso, se dedican a realizar trabajos extra por cuenta propia para compensar sus salarios.

Quitarle la vida a alguien de forma violenta y calculada, como es aquí el caso, parece haber sido justificado por la incontestable prueba visual. El ciudadano voyeur en vez de protestar por la ausencia del Estado cuando se producen ejecuciones arbitrarias y criminales de este tipo, parece aprobarlas con su silencio locuaz, y a la vez criminal.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.