Timor Oriental: La expansión del sector de energía en debate

Los meses pasados en Timor Oriental revelaron serias tensiones entre l os lideres timorenses, Australia, y Woodside, la empresa multinacional que espera beneficios de los nuevos recursos petroleros en territorio timorense.

Don Voelte, director ejecutivo de Woodside Petroleum [en], visitó Dili el mes pasado y no fue acogido con entusiasmo por el gobierno timorense, incluyendo el primer ministro Xanana Gusmão. El presidente Ramos Horta tomó su distancia del gobierno y finalmente se reunió con Voelte.

El asunto es cómo desarollar nuevos recursos de petróleo en el Mar de Timor, al sur del país.

Timor Oriental ya estaba recibiendo ingresos por impuestos de la explotación de petróleo en el Mar de Timor al sur del territorio, incluso antes de que su independencia fuera reconocida formalmente en 2002. Se estima que la suma total de ingresos procedentes de los impuestos de esta reserva petrolera llegará a los 8 mil millones de dólares durante la vida de la reserva (el tema se discutió acá).

Usuario de Flickr United Nations Photo, CC

Potencialmente, hay una reserva enorme de gas natural cerca del yacimiento Greater Sunrise, y con la creciente demanda mundial de gas natural licuado (GNL), Timor Oriental espera grandes ingresos inesperados provenientes del Mar de Timor.

En su nuevo blog, la ONG timorense La'o Hamutuk cita el informe anual 2009 de Woodside con relación al GNL [en]:

El Proyecto Amenecer del GNL consiste en el desarollo de los yacimientos de gas de [Sunrise] y [Troubador], conocidos colectivamente como Gran Amanecer, ubicado en altamar, aproximadamente 450 km noroeste de Darwin, Territorio del Norte. […] Los gobiernos de Timor Oriental y Australia recibirán partes iguales (50% cada uno) de los ingresos distribuidores gubernamentales procedentes de la explotación de los yacimientos del Gran Amanecer. Estos ingresos producirán un flujo de caja estable y significativo a largo plazo para Timor Oriental y Australia durante aproximadamente 30 años.

El primer ministro de Timor, Xanana GusmAo, insinuó que el futuro del Gran Amanecer es más que comercio, que sobre todo es significativo desde un punto de vista histórico, refiriéndose a los acuerdos entre Australia y Indonesia durante la ocupación forzada del pais que duró 24 años. El medio timorense Tempo Semanal recientemente describió a Gusmão recordando ante un público en Dili [tet]:

Ho lampu verde xanana hatudu ba mapa area konjunta Timor leste ho Australia nia dehan, “iha ne’e area ida ne’ebe ita esplora hamutuk. Iha 1989, bainhira bapa sira sei kaer ita, dadur ita, oho ita, Ali Alatas ho Garreth Evans, Menlu Indonesia ho Australia sa’e aviaun ida, iha loos klaran ne’e, hemu tiha sampainia, fui ba ita nia ran leten hodi asina lima puluh persen ba Australia. Tan ba Australia rekonese integrasaun no lima puluh persen ba Indonesia tan nia simu integrasaun.”

Eis lider maximu da rezistensia iha luta ba libertasaun nasional Timor Leste ne’e reitera ho hatudu lampu verde ba area konjunta hodi dale, “Loloos ida ne’e hotu ita nian.”

Con luz verde, Xanana enseñó el área conjunta entre Timor y Australia, diciendo “esta es la zona que aprovecharemos juntos. En 1989, cuando los indonesios nos capturaban, encarcelaban y mataban, Ali Alatas y Gareth Evans, cancilleres de Indonesia y Australia, tomaron un avión, y justo por ahí en el medio, bebieron champán sobre nuestra sangre, para firmar 50 por ciento para Australia. Como Australia reconoció la “integración”, sacó 50 por ciento de Indonesia.

El antiguo líder de la resistencia durante la lucha para la liberación nacional de Timor Oriental reiteró, enseñando la zona con una luz verde: “En realidad, todo esto es nuestro”.

Dibujo de Gus Leonisky de Your Democracy

El asunto de un futuro ducto y una plata de procesamiento para el GNL fue el escollo más grande entre Australia y Timor Oriental, y Woodside, la empresa con la mayor parte de las acciones en el proyecto. Según el Tratado del Mar de Timor [en], ambos países determinarán más adelante [en] el desarollo del yacimiento de Gran Amenecer. A fines de abril, Woodside y sus socios anunciaron su hallazgo, que solamente dos opciones eran viables comercialmente: un plata flotante de procesamiento o un ducto a Australia, con lo que esencialmente rechazaron un ducto a la costa sura de Timor Oriental.

Timorenses de todos los partidos han presionado para un ducto de GNL y procesamiento en Timor Oriental, que esperan que genere trabajo y desarollo económico. Pero algunos tienen un enfoque más pragmático, y reconocen la complejidad de la negociación.

Otra ONG timorense, Luta Hamutuak, escribió en marzo [tet], después de que el gobierno cuestionara sus lealtades:

Bainhira Luta Hamutuk halo vizita ba iha Viqueque, lideransa komunitariu nomos povu barak husu kona-ba posibilidade kadoras ba iha neba, tamba ofisiais guverno dala barak promete buat oi-oin iha neba nune to’o agora povu hein hela ho laran metin hodi simu kadoras. Problema lolos ne’e iha nebe? Bainhira guverno tun ba baze hateten tun-sae kona-ba kadoras atu mai ona; maibe realidade hatudu momos katak iha tensaun antre guverno Timor Leste ho Woodside nebe agora buat hotu sai la-klaru tiha.

Cuando Luta Hamutuk visitó [el distrito de] Viqueque, los líderes de la comunidad y muchas personas preguntaron sobre la posibilidad de un ducto a Viqueque, pues funcionarios del gobierno prometieron ayudarlos muchas veces, pero hasta ahora la gente sigue esperando con resolución recibir el ducto. ¿Cuál es la problema, exactamente? El gobierno visita las bases alardeando del ducto como si estuviera en camino; pero la realidad muestra que hay tensión entre Timor Oriental y Woodside y que todavía no está claro qué pasa.

Loron Economico [pt], el único blog dedicado al análisis económico de Timor, discute el énfasis en la “rápida expansión de los sectores de petróleo y gas” en el borrador del Plan Estratégico de Desarollo que Gusmão está promocionando. El bloguero Lino Freitas escribe [pt]:

Quanto àquele pressuposto, ele parece ser de tal maneira forte e central a todo o Plano que qualquer “desaire” neste domínio — por exemplo, a não concretização a curto-médio prazo da instalação da fábrica de liquefacção do gás natural na costa sul do país — pode deitar por terra todo o “castelo” construído sobre essa base.

En torno a este supuesto [la rápida expansión de los sectores de petróleo y gas], parece ser tan fuerte y crucial para todo el Plan que cualquier tipo de “fallo” en esta área–por ejemplo, el no poder construr en el corto plazo una planta de gas natural licuado en la costa del sur del pais– podría echar por tierra el castillo construido sobre esta base.

A pesar de esto, periodista independiente y bloguero Matt Crook observó a principios de mes [en]:

El gobierno de Timor Oriental sigue lanzando amenazas a todo lo que Woodside ofrece sobre el desarollo de Gran Amanecer [en]. […] Obviamente, el gobierno no tiene ganas de apresurarse con Gran Amenecer.

La'o Hamutuk escribió en su blog [en] a fines de abril cuando Woodside anunció que elegiría una planta flotante de GNL:

La'o Hamutuk, como organización timorense que ha seguido este tema durante muchos años, espera que el proyecto [del Gran Amanecer] consiga el máximo benificio para el pueblo timorense. Nos preocupa que muchos de los comentaristas desfiguran la realidad de la situación, que tiene aspectos económicos, legales, técnicos y medioambientales, no solo politicos.

Este post es el segundo de una serie de dos sobre la riqueza natural de los recursos de Timor. El primer post trató el tema del Fondo de Petróleo de Timor y asignaciones presupuestarias procedentes de los ingresos de petróleo.

Gabriela García Calderón colaboró con la traducción de este post.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.