¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Indonesia: Cuando las mujeres controlan sus propias inversiones

Flickr-photo "Scale" by deepchi1

Flickr-photo "Scale" by deepchi1

Indonesia se las arregló para sortear la última crisis económica e incluso ahora es un aspirante a las naciones BRIC (Brasil, Rusia, India y China). ¿Cuál  fue exactamente el secreto de la nación más populosa del mundo con mayoría musulmana? Más de la mitad de los 230 millones de personas de Indonesia son mujeres.

La mayoría de las mujeres indonesias todavía se adhieren a sus roles sociales principales de ser esposas y convertirse en madres. Si bien la tendencia está cambiando, la mayoría de las veces las mujeres no son incluidas aún en la toma de decisiones ni se les pide contribuir con el bienestar familiar; trabajar es una opción pero no una obligación – entonces la independencia financiera no es absoluta.

En los pueblos, los padres casan a sus hijas con la esperanza de asegurarles su futuro. Esta práctica conduce a muchas mujeres a una pobre educación y las deja con pocas opciones en la vida. Las mujeres a menudo son clasificadas como “trabajadoras no cualificadas” – trabajan en fábricas o  son enviadas a trabajar como sirvientas – pero sus contribuciones a los fondos del Estado han sido pasados por alto y sus derechos no han sido reconocidos adecuadamente.

En los pasados años, las mujeres indonesias se han inspirado unas a otras y demostraron que ellas también pueden dominar en áreas gobernadas en su mayoría por sus semejantes masculinos. Una de las mujeres inspiradoras de Indonesia es la ex Ministra de Finanzas Sri Mulyani Indrawati, quien es actualmente la Directora Ejecutiva del Banco Mundial.

Un informe publicado en 2008 [id] por la Oficina de Estadísticas de Indonesia decía que hay entre 46 y 49 millones de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MSME) en Indonesia, y entre el 60 y 80% de ellas pertenece a mujeres. Esas MSMEs representan el 97,1% de la mano de obra del país.

Similar a las mujeres de África o el Sur de Asia [ing], las mujeres indonesias también enfrentan desafíos, como tomar un préstamo bancario sin un garante masculino, o si fallan en demostrar que son solventes.

Afortunadamente, las mujeres permanecen unidas en este país, y una fuerte presencia de camaradería entre las mujeres puede sentirse en las comunidades rurales o urbanas.

En su blog, Son Haji Ujaji [id], un activista radicado en Tangerang, West Java, destaca cómo las mujeres tienen la capacidad de incrementar el ingreso de la familia:

Perempuan akan mengambil peran-peran penting dalam kapasitasnya sebagai makhluk sosial, terutama dalam rangka peningkatan kualitas pendapatan keluarga. Lembaga-lembaga local yang ada lebih tepat bila diperankan secara langsung oleh kaum perempuan, baik yang bergerak dalam bidang sosial maupun ekonomi. Sesungguhnya kultur perempuan yang ada pada sebagian masyarakat Indoensia adalah bersifat guyub (komunal). Kuatanya daya komunalitas ini tercermin dari masih eksisnya lembaga-lembaga yang bergerak dalam bidang kewanitaan, seperti PKK, Posyandu, bentuk-bentuk arisan warga dan sejenisnya.

[…]

PKK mempunyai prioritas program berupa Usaha Peningkatan Pendapatan Keluarga (UP2K). […] Potensi, daya, dan karakter perempuan yang tidak kalah penting dan bobotnya dengan laki-laki dapat menjadikan program UP2K-PKK sebuah program unggulan dalam tataran program social safety net (jaring pengaman social), sebagai salah satu upaya menolong masyarakat dari keterpurukan ekonomi dengan jalan memberdayakan dan membangun masyarakat menjadi individu atau keluarga yang mandiri.

Las mujeres son, por naturaleza, altamente sociables y tomarán roles activos para mejorar el ingreso del hogar. Las actividades locales son administradas de mejor manera por las mujeres. Culturalmente, las mujeres indonesias tienen un fuerte entendimiento acerca de la importancia de la comunidad, esto se refleja en muchos programas comunales tales como PKK (nota de autor: por supuesto para amas de casa, incluye: costura, jardinería, primeros auxilios, etc.), Posyandu (nota de autor: centro comunitario de salud), y arisan (nota de autor: apuestas privadas, estrictamente entre amigos y familia) que aún existen hoy.

[…]

El PKK actualmente prioriza el Programa de Mejoramiento del Ingreso (UP2K-PKK). […] El programa, que destaca los potenciales de las mujeres, su fuerza de voluntad y carácteres, se volvío en sí mismo una definición primordial de la red de seguridad social, una manera de ayudar a las personas en la pobreza y darles el poder de ser individuos fuertes e independientes así como también de conservar la unidad familiar.

Generar ingresos en línea y fuera de ella

Koperasi (cooperativas), una institución de negocios fundada por un grupo de personas, gobernada democráticamente y destinada a los beneficios mutuos, es considerada como una de las piedras angulares de la economía indonesia.

Con el paso de los años, los principios básicos de Koperasi están bastante arraigados en la mentalidad de las personas. Aunque Márketing Multinivel (MLM, por sus siglas en inglés) , no tiene valores idénticos a los de Koperasi en reconocer la importancia de la comunidad y las redes, también es considerada como una buena forma de generar ingresos alternativos. Las personas no van necesariamente a las reuniones de MLM para comprar; van para trabajar en red para encontrar nuevas oportunidades o compañeros de negocios entre cotilleos, té y tortas.

Después de las presentaciones y catálogos de MLM vienen los blogs y Facebook. Las damas encontraron rápidamente un nuevo lugar para comercializar sus artesanías, importar vestidos soleros coreanos, o incluso los tacones de Jimmy Choo de la última temporada y otros productos de lujo a precios rebajados. Generar ingresos extra se está volviendo tan fácil como etiquetar fotografías.

¿Funciona el microcrédito en Indonesia?

El microcrédito, en la práctica, no siempre es una bala de plata contra la pobreza en Indonesia, por otro lado, los nuevos trabajos lo serían.

Las organizaciones internacionales de microcréditos como Kiva pretenden dar poder a las mujeres empobrecidas y sus comunidades a través del préstamo; esto, sin embargo no es una tarea simple.

Un aficionado a la red apodado salman_taufik realizó un comentario en un post aparecido en el Stanford Social Innovation Review [ing]. Él brinda un excelente enfoque sobre por qué las micro-finanzas no son un suceso muy exitoso en Indonesia:

Tengo un hallazgo similar a nivel macro para los casos indonesios. Durante la última década después de la crisis de 1988 – 2009, la pobreza bajó sólo ligeramente desde 21% a 14.15% en 2009,  a pesar de la controversia sobre esta estadística. Mientras tanto, el crecimiento del crédito a microemprendedores aumentó 7 veces durante el período 2000-2009, mucho más alto que la industria bancaria total que sólo se duplicó en los mismos períodos. El contraste de ambas cifras me lleva a cuestionar la efectividad de la microfinanza para paliar la pobreza. Ya que algunos de los créditos que fluyen hacia microemprendedores son préstamos al consumidor, sospecho que el rápido crecimiento sólo mostró cuánto éxito tiene el capitalismo en venderle sus bienes de consumo a los pobres, como motocicletas, teléfonos celulares, electrodomésticos para el hogar, etc; y los pobres venden sus tierras y y cortan árboles de manera ilegal para pagar todas esas cosas [que compran]. Además, aunque la microfinanza brinda acceso a las personas pobres a tener capital o liquidez ellos tienen que pagar casi el doble que una corporación. Simplemente creo que ha habido esclavitud económica sobre los pobres. Así que de alguna manera estoy de acuerdo con ustedes a menos que no les cobren el dinero, déjenlo como capital de trabajo para salvar sus vidas.

En un país en donde muchos aún ganan menos de US$ 2 por día, la ayuda financiera extranjera es a menudo malinterpretada por las comunidades pobres.

Anna Antoni [ing], un compañero de Kiva radicado en Bali explica:

El miedo que tenía el compañero del campo en Kiva en donde trabajé era que si los prestatarios se enteran que sus préstamos vienen del extranjero, pensarán que es caridad. No se sentirán obligados a devolver su préstamo y esto causará problemas a largo plazo incluso si la pérdida no está cubierta por el compañero del campo. Hay un daño que los países industrializados han hecho a través de la ayuda que va mucho más allá del apoyo en las crisis, se llevan algo del espíritu de “¡Yo puedo hacerlo – puedo manejar los desafíos en mi vida!” que es tan importante para las microfinanzas… pero da las espalda a la transparencia.

[…]

Todo el proceso mostró de nuevo cuán grande puede ser la influencia de Kiva. Para la mayoría de los países en desarrollo es un cambio de paradigma recibir fondos que tengan que ser devueltos bajo duras condiciones. Poner mucho esfuerzo en generar transparencia para los prestatarios y así mostrar respeto a todas las personas que participan en la misión de Kiva es más que importante. Además de cumplir con el valor de la microfinanza para ayudar a las personas a ayudarse a ellas mismas, es la base para un nuevo acercamiento al desarrollo.

La iniciativa empresarial de mujeres indonesias es un hecho interesante. Desafortunadamente el hecho parece haber pasado desapercibido por los aficionados a la red locales ya que esta autora (¡yo!) [Carolina Rumuat] lucha para encontrar publicaciones de blogs que incluyan testimonios u opiniones sobre las heroínas económicas no reconocidas. ¿Me he perdido algunas grandiosas historias publicadas en la red? Si es así, por favor háganmelo saber. Su enlaces, opiniones, y puntos de vistas son muy apreciados.

Este post también aparece en  Conversations for a Better World de UNFPA en donde Carolina Rumuat llevó un blog en vivo sobre iniciativa empresarial, coraje e inversiones (en todo el mundo). Por favor, compartan sus proyectos, enlaces y experiencias allí.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.