Chile: Criticas del gobierno a parodia encienden debate

El domingo pasado, en un programa de televisión llamado “Halcón y Camaleón” de la estación TVN (la “red de televisión estatal chilena” como explica Wikipedia), el comediante chileno Stefan Kramer imitó, una vez más, al director técnico de la selección, Marcelo Bielsa, y al Presidente Sebastián Piñera. El periódico online El Mostrador subió el video de la parodia.

Como ha sido previamente reportado, la relación entre el director técnico y el presidente se ha discutido extensamente en varias plataformas de medios sociales. Pero la discusión ha tomado una nueva dirección, dejando de lado a Bielsa y enfocándose en la reacción del presidente y su administración a la parodia de Kramer.

La Tercera reporta que el acto más reciente de Kramer causó molestias en el gobierno, y que el canal plantearía el incidente en sus próximas reuniones. El artículo también revela que la ex presidenta, Michelle Bachelet, estaba presente en el programa: “La presencia de la ex mandataria también fue vista con suspicacia en el gobierno, donde llamó la atención el trato ‘extremadamente cariñoso’ que ella recibió y que se contraponía a la imagen que se proyectó de Piñera.”

Blogueros y usuarios de Twitter comentaron varios aspectos del tema, algunos enfocándose en la reacción del gobierno, otros en el trato que el presentador del programa tuvo con Bachelet, y otros entraron en un análisis de lo que significa que los políticos reaccionen de esta manera a la comedia.

Susana González (@kukyky) dijo:

ES UNA FALTA DE RESPETO JÁMAZ SE DEBERÍA IMITAR A LA MÁXIMA AUTORIDAD DEL PAÍS COMO LO ES EL SR.PRESIDENTE SEBASTIÁN PIÑERA

Ex Presidenta Michelle Bachelet y Presidente Sebastián Piñera. Imagen de Wikimedia Commons, usada bajo licencia Creative Commons.

El blog Farándula y Noticias se fija en el efecto que tuvo la visita de Bachelet al programa ese día, citando un mensaje de Twitter de un político conservador UDI (Unión Demócrata Independiente):

Otro punto que se cuestionó es el trato del conductor con la ex Mandataria, a quien terminó tratando de Presidenta. Así, el UDI Gonzalo Arenas escribió en su Twitter: “TVN en prog. Camiroaga: entrevista como reina a Bachelet; demuestra inmenso cariño a Bielsa y humilla a Piñera… El canal estatal!!!!!”.

Manuel Fernández (@MFernandezVaras) escribe en Twitter tratando de explicar por qué a algunos les molestó el incidente:

@MaisAngel lo que molesto no fue la imitacion de Kramer si no la seudo campaña adelantada a Bachelet

Nicolás Lillo (@NicoLillo) dice:

Si Piñera sigue agarrándose con la gente más querida en Chile (Bachelet, Bielsa, Kramer) entonces la concertación seguro vuelve en 4 años!

Comediante Stefan Kramer de usuario de Flickr ooscar, useda bajo licencia Creative Commons.

Don Fijote critica al programa:

No era el momento ni el lugar para realizar una parodia de ese tipo, menos en un contexto en el que todo parecía una suerte de homenaje a la ex presidenta Michelle Bachelet. […] el guión dejaba al Piñera en el ridículo […]

Algunos tildan de quisquilloso al Gobierno. Yo no. Creo que en “Halcón y Camaleón” se cometieron errores de producción y edición periodística imperdonables.

Dejando a Bachelet de lado, Julio Suarez Anturi escribe en su blog analizando lo que ésta respuesta del gobierno y otros políticos significa para la política chilena, la libertad de expresión y la democracia:

Políticos que uno considera serios y ocupados de las necesidades del pueblo, resulta que, al contrario, están preocupados por Stefan Kramer, y piden respeto hacia la figura del Presidente.

Solo quiero anotar dos ideas. La primera, que la caricatura que hace Kramer no tiene nada de irrespetuosa. […]

La segunda idea que quiero plantear […] si el alto gobierno está preocupado por esto y los políticos pidiendo mesura, francamente estamos mal.

Porque lo que está en juego se llama libertad de expresión.

Nada menos que eso, que es característica de las democracias.

Concluye con esto:

Los políticos connotados y el alto gobierno deben estar preocupados por la manera de actuar del presidente Sebastián Piñera, y no de los cómicos y caricaturistas que ejercen su sagrado derecho de libertad de opinión. Liberta de expresión.

Por lo demás, no olvidemos la capacidad sanadora de la risa, probada clínicamente.

Álvaro Cuadra también analiza el incidente y critica a los que quieren de alguna manera controlar la comedia:

El humor, contra lo que muchos piensan, no degrada la democracia […]

Pretender controlar la expresión humorística bajo cualquier forma, no sólo es políticamente torpe y reprobable sino que evidencia una escasa sensibilidad y, en el límite, falta de inteligencia. […]

Responder al humor con mal humor es un mal chiste.

Se han dicho muchas cosas sobre el tema. La radio Bio-Bio reporta que la secretaria general del gobierno, Ena Von Baer, aseguró que la imagen del presidente “no está en entredicho tras episodios con Bielsa y Kramer.” Además, La Tercera escribe que Lily Pérez, otra política conservadora, dijo que los medios están exagerando el asunto, y que “nosotros durante la campaña presidencial aplaudimos a rabiar a Kramer por sus imitaciones a nuestro entonces candidato, yo no veo qué cambió que ahora algunos se ponen de tan mal humor frente al tema.”

Como un pensamiento final, en Blog de Hermogenes leemos:

Los políticos tienen que estar siempre dispuestos a perder votaciones y elecciones, pero lo que no deberían perder nunca es el sentido del humor.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.