¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Soldados africanos en los Campos Elíseos en el Día de la Bastilla

RTL Info escribe acerca de la invitación de Francia a sus antiguas colonias para desfilar en los Campos Elíseos el 14 de julio, el Día de la Bastilla.
“Destacamentos de trece países africanos (Benín, Burkina Faso, Camerún, República Centroafricana, Congo-Brazzaville, Gabón, Madagascar, Mali, Mauritania, Níger, Senegal, Chad y Togo) desfilarán al lado del ejército francés en los Campos Elíseos. En Bélgica, se canceló la participación de militares congoleses en el desfile de la fiesta nacional, el 21 de julio, que estuvo programado, luego de un clamor de protesta provocado por una declaración hecha en marzo por el Ministro de Defensa, Pieter De Crem”.
Hubert Falco, secretario de estado para asuntos de veteranos, explica:
«El presidente de la Repuública ha invitado a nuestros socios africanos a abrir el desfile», declaró el martes en el Museo del Ejército, en la residencia de los Inválidos de París. Inauguró un ciclo de homenaje a los antiguos combatientes africanos titulado «Force Noire – Tirailleurs 2010» (Fuerza Negra – Tiradores 2010) que comprenderá, admás del desfile, la publicación de un manual escolar sobre este tema y exposiciones.
«La presencia de destacamentos de las fuerzas armadas africanas en los Campos Elíseos, su desfile delante de sus mayores, antiguos combatientes del ejército francés, será una imagen fuerte de este año 2010», adelantó Hubert Falco. «Durante cien años, desde que Napoleón III creó los primeros cuerpos de tiradores senegaleses en 1857 hasta los años sesenta, sirvieron a Francia con lealtad, coraje, abnegación», agregó.
La «Fuerza Negra» fue el sobrenombre que el general Charles Mangin dio a las tropas coloniales. Igualmente se les llamaba tiradores senegaleses, aunque ciertamente eran originarios de varios países, hoy Mauritania, Mali, Guinea, Costa de Marfil, Níger, Burkina Faso y entre otros, Benín y Chad.
De los 14 países a los que se cursó invitaciones, solamente Costa de Marfil declinó, como lo informó Afrik.com :
“Las fuerzas armadas nacionales de Costa de Marfil no participarán en el desfile militar programado para el 14 de julio en París, con la participación de tropas de antiguas colonias africanas de Francia, se lee en Abidjan.net. “El presidente Gbagbo ha decidido que nuestras tropas no participarán en el desfile del 14 de julio. Tienen otras ocupaciones en un momento en que Costa de Marfil está en guerra”, explicó el sábado el embajador de Costa de Marfil en París, Pierre Aimé Kipré. Igualmente, recordó los temas contenciosos que enfrentan a los dos países desde el inicio de la rebelión, en setiembre de 2002, particularmente la destrucción en 2004 de la flota aérea marfileña por parte de las fuerzas francesas y la muerte en 2005 de muchos ciudadanos marfileños abatidos por balas francesas”.
En Jeune Afrique, Deb comenta:
“Pero por qué desfilar en Francia… Decimos el cincuentenario de la independencia de los países africanos y no de Europa… francamente. Como si después de 50 años África no fuera capaz de festejar sola su aniversario sin intervenciones externas.. Costa de Marfil no participará. Si, estoy orgullosa…”
Para otros, este Día de la Bastilla Africano refleja la ambigüedad, el punto muerto de la política francesa hacia África. En lemonde.fr, se lee:
“¿Qué festejamos? Salta a la vista que el balance de este medio siglo de independencia para los pueblos involucrados no es glorioso ni para Francia ni para los estados africanos. ¿Rendimos homenaje a los sacrificios de los tiradores coloniales de dos guerras mundiales? Nada de lo que haya que jactarse, pues ha sido necesaria la reciente decisión del Consejo Constitucional para que se reconozca por fin el principio de igualdad de las pensiones de los antiguos soldados africanos y franceses. En cuanto al desfile bajo el Arco del Triunfo, los ejércitos africanos de los que algunos han participado recientemente en sangrientas represiones parece, por decir lo menos, ambiguo”.
La ambigüedad es un tema común retomado por los bloggers africanos.
Joachim Vokouma en lefaso.net:
“A decir verdad, muchos africanos se preguntan por el sentido de la participación de las tropas africanas en el desfile del 14 de julio. ¿Es necesario recordar los horrores, las masacres y los asasinatos que caracterizaron la ocupación colonial? ¿Qué celebramos?
El fin del desprecio, de las humillaciones y del paternalismo? ¿Una Humanidad finalmente reconciliada? Que el cincuentenario de las independencias sea ocasión, para aquellos que han tenido a la humanidad entre paréntesis durante la esclavitud y la colonización, y que recapaciten acerca de lo que han hecho de su libertad recuperada, es sin duda más que necesario”.
Mampouya, un blogger congolés dice:
“Pues este 14 de julio, los ingenuos espectadores franceses se aprestan a aplaudir a lo que hay que llamar milicias de estado (por lo menos para Congo Brazzaville) so pretexto de ejércitos nacionales. Prudente, el gobierno francés ha tenido gran cuidado de evitar que los órganos de prensa “hostiles” se encuentren con los miembros de los destacamentos franceses invitados. ¿Habrá cosas para esconder?”
Joachim Vouakoma de nuevo, sobre mirar a los ejércitos con siniestros actos desfilando en los Campos Elíseos:

«¿Veremos desfilar a todos los ejércitos, comprendidos ahí los que cometieron las masacres?», interroga una periodista alemana.
Alusión a las masacres de 150 civiles cometidas por el ejército guineano a finales del último setiembre en el estadio de Conakry. Sin embargo, Jacques Toubon que es todo menos un neófito en temas «francoafricanos», finge ignorancia, sale del tema y reenvia la pregunta a su autor: «¿Me podría decir cuáles son los ejércitos que masacraron o que masacran?» Terminará por revelar que de todas maneras, luego de la independencia en 1958 tras la negativa de un referéndum ese mismo año, Guinea no era parte de los invitados. En Níger, donde un golpe de estado ha puesto fin al gobierno autoritario de Mamadou Tandja, París espera que las elecciones sean organizadas de acá a julio. En cuanto al presidente malgache, fue a hurtadillas que Jacques Toubon lo reencontró en París y su caso es, por lo menos, inquietante.
Alain Rajaonarivony, un blogger malgache dice:
Unos cuarenta militares de la Isla Grande que deben desfilar por el 14 de julio están en París desde ayer. 36 oficiales malgaches fueron condecorados por «servicios prestados a Francia». A cambio, 8 militares franceses recibieron, no se sabe mucho por qué. Roindefo Monja (Nota del autor : ex Primer Ministro) aprovechó su estadía hexagonal para depositar un ramo en el monumento de los soldados malgaches muertos por Francia, en el Bosque de Vincennes. Y el Ministro de Educación está muy ocupado desarticulando las reformas de Marc Ravalomanana para alinearse con el sistema francés. Regresamos a trimestres en vez de bimestres, y en el colegio habrá en adelante trámites S (científicos) y L (literarios) como en Francia. ¡Cuando dicen que todo va bien… !
Otros se preguntan por qué los países de África Negra son los únicos que desfilan:

Sin regresar a los detalles del débate, la pregunta que ni Francia ni sus partidarios pueden responder es la de saber por qué es que África Negra es la única en haber sido invitada a la ceremonia y no Marruecos, Túnez, Argelia, Vietnam por citar algunas colonias francesas?
Esta ceremonia no conmemora nuestra independencia sino más bien nuestra dependencia. Es simplemente insultante para los pueblos africanos.

El historiador senegalés Fadel Dia en su blog dice:

“Lo mínimo sería exigir de Francia lo que no hizo en 1960: saldar sus cuentas para con sus antiguos combatientes de África, que le sirvieron y se sacrificaron por ella. Los soldados que París se propone invitar en 2010 son los herederos de estos combatientes olvidados a los que deben reivindicar y a los que Francia puede hacer justicia, definitiva y solemnemente, para acabar con medio siglo de ocasiones perdidas.
Si los soldados africanos deben desfilar en París el 14 de julio de 2010, aunque sean sobre todo los lisiados y los sobrevivientes del 39-45, de Indochina y Argelia, para exponer a los ojos de los franceses sus ilusiones perdidas y sus angustias de servidores mal recompensados. En fin, es tiempo de cesar la deuda de sangre que Francia les tiene, de ser un «contencioso» para convertirse en la «garantía de una historia común», que los Tiradores Senegaleses ya no sean, como temía Senghor, «muertos gratuitos», que los franceses se den cuenta, no se trata solamente «de un deber de la memoria» sino «de un deber de la historia y la verdad», según palabras del diputado socialista Alain Rousset”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.