¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Propuesta para usar más mandarín en televisión provoca a los ciudadanos de Guangzhou

Tianhe, Guangzhou; from Baiyun Shan

Tianhe, Guangzhou; desde Baiyun Shan, de ASDFGHJ

Una reciente propuesta para usar el mandarín en lugar del cantonés en programas noticiosos de televisión de Guangzhou, ciudad capital de la provincia china de Guangdong, ha recibido una fuerte oposición por parte de los habitantes locales. La propuesta, planteada en el comité de la ciudad en la Conferencia Política Consultiva del Pueblo Chino el 5 de julio, aconsejaba a la televisión de Guangzhou que usaran más mandarín en sus programas de noticias o que lanzaran un nuevo canal en mandarín. Ji Keguang, miembro del comité, dijo que la propuesta es para ayudar a los visitantes que no entienden cantonés durante los Juegos Asiáticos, a realizarse en Guangzhou entre el 12 y el 27 de noviembre.

Una encuesta en línea en el sitio web del comité, que atrajo a más de 30,000 personas de los cuales dos tercios eran originarios de Guangzhou, mostró que el 80% se opone a la propuesta. A muchos opositores les preocupó que la decisión podría amenazar al cantonés y las culturas locales que se le relacionan. Desde 1988, a los canales locales de televisión en Guangzhou se les permite transmitir en cantonés para competir con programas de televisión de Hong Kong, que usan mayormente cantonés. Aunque los programas en otras partes de China tienen que emitirse en mandarín, este ‘derecho especial’ del que gozan en Guangzhou ha fortalecido su identidad local, como comenta Shen Ping, periodista de la BBC.

Un editorial en Nanfang Daily, un periódico de gran tamaño con sede en Guangzhou, enfatiza la importancia del cantonés como patrimonio cultural:

A la vez que oponernos a la propuesta del comité, deberíamos enfatizar la protección del cantonés como patrimonio cultural. Esto debe entenderse. Además, el cantonés no es solamente cultural, es también parte de la vida diaria de los habitantes de la zona. Por consiguiente, el cantonés debería tener un importante rol en la televisión, el canal más importante de los medios masivos. Excluyendo el cantonés de los programas de televisión no solamente eliminamos un dialecto local; también se despoja a los ciudadanos de Guangzhou de su modo de vida. Si respetamos a Guangzhou y su modo de vida, no deberíamos apresurarnos en hacerlo.

El cantonés y el mandarín no son enemigos naturales. Su coexistencia es el resultado de un largo periodo de interacciones entre las culturas locales, la sociedad civil, las acciones del gobierno y la voluntad pública. La proporción actual entre las emisiones en mandarín y en cantonés no se basa solamente en operaciones de la profesión de los medios, es también el resultado de las interacciones mencionadas arriba, y no deberia cambiarse fácilmente. En diversas situaciones, como la llegada de migrantes a Guangzhou, o la publicidad que hace Guangzhou de su propio encanto, el cantonés nunca es el enemigo del mandarín. Crear artificialmente esta oposición solamente lastimaría a ambas partes.

Guangzhou es conocida por su vida pública activa, liberal e incluyente. También es conocida por su cultura Lingnan íntegramente preservada. No deberíamos subestimar el rol del cantonés como la característica y el alma de la historia y la realidad de Guangzhou. Es difícil imaginar cómo podría Guangzhou seguir orgullosa de lo que es si se le suprime el cantonés. Guangzhou no puede llegar lejos si abandona su alma e idioma. Deberíamos librarnos de interferencias innecesarias, y tener confianza en que el cantonés y el mandarín pueden coexistir en Guangzhou.

Muchos famosos profesionales de medios de Guangdong también han expresado preocupaciones acerca de la disminución del cantonés. Por ejemplo,

Chen Yang, profesional de medios:

¡Pronto aparecerá un agujero en la televisión de Guangzhou! Detrás de cada dialecto reprimido yace una cultura marginada.

Wang Yan, presentador de noticias de la televisión de Guangdong:

Una dialecto representa una cultura. Todo ciudadano de Guangzhou debería defender el cantonés.

Sin embargo, comentaristas de otras partes de China alegan que los ciudadanos de Guangzhou han exagerado el asunto. Para ellos, la intención de la propuesta no es marginar al cantonés, sino solamente facilitar las comunicaciones y el desarrollo de Guangzhou, donde más de dos quintos de los ciudadanos son de otras partes de China.

Rong Guoqiang escribe en Qian Jiang Evening News:

La televisión de Guangzhou tiene nueve canales que incluyen variados, noticias, películas, economía, inglés, deportes e infantiles. La mayoría de los programas se transmiten en cantonés. La propuesta sugiere que el mandarín podría usarse en emisión de horario estelar para los canales variados y de noticias. Es muy concreto: además de los periodos de 12 a 2pm y de 7 a 10pm, se puede seguir usando el cantonés en otros horarios, como antes. ¿Realmente es esta la ‘caída’ del cantonés? ¿Realmente existe la necesidad de ‘defenderlo’?

Aun si se cancelaran todas las emisiones en cantonés, el dialecto no desaparecerá. Esto es porque el cantonés se sigue usando en la vida diaria. Un dialecto local solamente desaparece a través de naturales y graduales cambios económicos, culturales y demográficos.

En Renmin Net, el cibernauta Zhang Junyu piensa que, mientras otras regiones en China alcanzan el desarrollo económico de Guangdong, los ciudadanos de Guangzhou deben cambiar su mentalidad de ‘derecho especial’, haciendo eco de la posición del periodista Shen Ping de la BBC, ya mencionado.

La vibrante economía de Guangzhou en los años ochenta les dio confianza para defender el cantonés. Ahora, otras partes de China han alcanzado a Guangzhou, y la migración masiva dentro del país es también algo común. Al perder el aura del logro económico, la negativa de Guangzhou de promover el mandarín solamente se puede interpretar como una opción psicológica.

El propósito de promover el mandarín no es destruir un dialecto, sino facilitar las comunicaciones. En muchos lugares como Shangái, Sichuán y Shanxi, los dialectos locales están bien preservados y no están en conflicto con emisiones en mandarín. No hay necesidad de hacer tanto debate. En Guangdong, el cantonés se usa ampliamente en radio, televisión y hasta en emisiones de transportes públicos. Esto crea muchas dificultades para las personas de otras partes de China, y obstaculiza a Guangzhou de desarrollarse como una gran ciudad metropolitana.

El comentarista Cao Jingxing de Xinmin Net también aconseja a los ciudadanos de Guangzhou a ser más pragmáticos:

Ya sea que se use el cantonés o el mandarín, lo deberían decidir los propios ciudadanos de Guangzhou. Deberían encontrar un equilibrio entre facilitar el desarrollo y la preservación de la cultura local y no tomar partido por ninguno de los lados. Si enfatizan el desarrollo al punto en que nadie habla cantonés, por supuesto que eso sería en detrimento del dialecto local. De otro lado, si defienden el cantonés al punto que se reduzca su competitividad, solamente se perjudicarían ellos mismos.

Sin embargo, no todos subscriben la idea que facilitar las comunicaciones signifique que se debe usar el mandarín. El blogger Han Yimin escribe:

¿La globalización y la industrialización implican la destrucción del dialecto local? Muchas personas enfatizan la importancia del mandarín en interacciones e intercambios económicas. Hasta piensan que el desarrollo económico y los dialectos locales son mutuamente excluyentes. Este es el resultado de creer ciegamente en la propaganda. Un idioma común es importante en los intercambios de pueblo a pueblo. Pero ¿cuál es el efecto de usar diferentes dialectos en las interacciones económicas en China donde se usa una caligrafía escrita uniforme? Parece que nadie ha realizado una detallada investigación en este campo. Creo que la gente puede usar muchas maneras de comunicarse entre sí. En tanto la gente necesite interactuar, lucharán por formas de entenderse. El mandarín es solamente una de ellas, y no es la más importante. El hecho de que la existencia de diferentes dialectos no ha obstruido el florecimiento de la cultura china durante miles de años es una prueba. Promover el mandarín estándar me parece una decisión draconiana hecha por el gobierno chino contemporáneo que no está apoyada por suficiente evidencia. Piensen en importantes figuras de la historia china moderna – Sun Yat-sen, Chiang Kai-shek, Mao Zedong y Deng Xiaoping – ¿cuál de ellos hablaba mandarín estándar?

Creo que deberíamos adoptar una actitud de dejar hacer hacia el dialecto local. Dejar que el pueblo decida desde la experiencia real debería ser el camino hacia adelante. Lo que requiere examen es si la política oficial para promover el mandarín tiene la intención de suprimir la cultura local.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.