¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Fútbol y patriotismo durante el Mundial

Cuando la selección de tu equipo está en la cancha del Mundial, ¿la apoyas? A pesar de lo que piensa la mayoría de las personas, no todos los brasileños contestarían afirmativamente a la pregunta anterior. Sin duda, hay innumerables bloggers que estuvieron animando al equipo brasileño, aunque hubo otros que no.

Marcelo Pereira, del blog Planeta Laranja [Planeta anaranjado, pt], ha estado blogueando acerca de la exagerada ola patriótica durante el Mundial, y alega que representa una “hipnosis colectiva” que es justo el resultado de un “fanatismo irracional y desenfrenado”. Explica el vínculo entre fútbol y patriotismo señalando varias “incoherencias” que presentan los que él llama “patriotas del Mundial”:

Confunden la “selección” con el país y creen que los jugadores representan a nuestro pueblo; tratan el fútbol como deber cívico y no como una mera forma de diversión. Nunca son patriotas en asuntos serios. Pero en la copa pasan a “amar” a Brasil. Solamente les gusta la selección oficial de fútbol (la que juega en este mundial). Son los mismos que ignoran otras modalidades de fútbol (femenino, junior, salón, playa);. Creen que los jugadores hacen una importante misión caritativa y heróica, cuando patean la pelota en el arco. Los hinchas creen que no están manipulados por los medios, pero hacen todo perfectamente como mandan los medios de comunicación. El país interrumpe sus actividades para ver un partido de la “selección”. Se creen con derecho de hacer bulla a la hora que quieren sin respetar el derecho de los otros a la calma.

Elio Botogoske va un poco más allá al explorar los conceptos de nacionalismo y patriotismo. Entre las cinco razones para no apoyar a la selección brasileña de fútbol [pt] que publicó, Elio incluye:

1. El patriotismo, nacionalismo y chauvinismo son las ideologías más despreciables del mundo.
“¿Pero en cuánto a racismo y fascismo?”, dirán algunos. Bueno, el fascismo nace justamente del cruce del racismo inmemorial con el orgullo nacional del siglo XIX. Patriotismo, chauvinismo y nacionalismo son la antesala del fascismo. En este mundial en especial, nunca vi un enfoque tan belicista y chauvinista, estimulados por la prensa, la propaganda, la comisión técnica de esta selección. Parece que estamos yendo a la guerra. Pues bien, si vamos a la guerra, yo deserto desde ya.

2. Brasil es el Estados Unidos del fútbol: la potencia imperialista, codiciosa y supremacista.
Cuando se trata de fútbol, los brasileños se sienten superiores, se jactan y quieren ganar siempre y en todo. Nuestra arrogancia, prejuicio y ganancia futbolísticas dejan ver lo que seremos el día que seamos potencia en algo realmente importante. Y piensen en la ridícula rivalidad con Argentina, en la codiciosa ambición de ganar siempre, de sentirse mejor que todos los demás pueblos y países solamente porque tenemos más títulos de fútbol.

"Cinco razones para estar en contra de Brasil en el Mundial 2010 y en todos los otros". Licencia CC

Elio no es el único que piensa en guerra cuando reflexiona sobre el Mundial. Mientras compara la cancha de fútbol con un campo de batalla, Cruz de Savóia [pt] cree que ambos están en el mismo nivel importancia, pues ambos tienen el mismo poder en unir al país:

La camiseta de la selección brasileña es el mayor símbolo nacional de este país –muchas veces, inspira más ternura o ira que la propia bandera, que el propio himno. La selección brasileña de fútbol –ah, como si hubiera otra– es el símbolo más poderoso de la unidad nacional– es, tal vez fuera de las Fuerzas Armadas, ló único en el mundo capaz de hacer que un pernambucano y un paulista se vean ambos como brasileños. Ya sea que este estado de cosas sea bueno o malo, no lo sé – como que tanto la selección como las Fuerzas Armadas pueden ser buenas o malas: no importa.

No obstante, en la dirección opuesta a la de los blogs presentados arriba, hay brasileños a los que les encanta el fútbol aun cuando apoyan a otros equipos y no al brasileño. En un post titulado No nation gave me birth [Ninguna patria me dio a luz, pt], Carlos Vinicius Rosenburg explica por qué apoya al rival de Brasil en la cancha: Argentina. Para él, la actual selección brasileña no jugó por pasión o con tanto entusiasmo como los anteriores jugadores estrellas brasileños: Zico, Pelé, Romario o incluso Cafú que levantó la Copa de la FIFA en el Mundial de 2002, la última vez que Brasil ganó el Mundial. Carlos dijo:

(…) En el Mundial de 2010, ¡voy a hacerle barra a Argentina! Eso mismo, para los hermanos. Estoy harto de ese falso buen comportamiento, del falso moralismo, de tanta hipocresía, dobles caras, de esa eterna falta de algo que decir (¡salve Lobo!) que impera en la selección brasileña. Haré barra para que Argentina y Maradona ganen el Mundial, para que ese falso buen comportamiento pase de moda, para que ese chauvinismo prefabricado se vaya de aquí y vaya a dar en Buenos Aires, porque las personas son brasileñas hasta que el árbitro sople el silbato para dar fin al Mundial. Después se olvidan y pasan por encima de las filas de compatriotas en el supermercado en el banco de la esquina, o matan a otros a causa de una disputa de tránsito. Quiero que Argentina gane porque tienen un entrenador que ya es un gran personaje de los mundiales, que liberó el sexo y el vino en la concentración. Haré barra a una de las pocas selecciones que tiene barra –si, barra de selección, cosa que no tenemos– los hermanos, los ingleses y los surcoreanos. Haré barra por la única selección que me hace acordar al Flamengo.

Aunque Carlos apoyó a Argentina, al final de su post no se olvidó de incluir una nota que decía que celebraría los goles brasileños pues, según se informa, es “casi imposible resistir la tentación de animar a la selección brasileña”.

El video blogger Diego Sammet compara las nociones de patriotismo del Mundial de Brasil y Argentina en un video titulado “Patriotism FAIL!” [pt]. Presenta sus fuertes argumentos mientras que usa una camiseta de la selección argentina e invita a todos a reflexionar en las fronteras geográficas e ideológicas que representa el patriotismo.

Este artículo fue revisado por Manuela Tenreiro.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.