Israel: A la cárcel por “violación con engaño”

Un residente árabe de Jerusalem ha sido condenado por violación tras hacerse pasar por judío para seducir a una mujer. Según la prensa [en], Sabbar Kashur se presentó a una mujer judía como un soltero judío que buscaba una relación seria. Luego la pareja se desplazó a un edificio cercano donde tuvieron relaciones sexuales de mutuo acuerdo, tras lo cual Kashur abandonó el edificio.

Cuando la mujer se dio cuenta que Kashur era árabe, lo denunció. Aunque el juez reconoció que no se trataba de un “acto clásico de violación”, se estableció [en] que “el Tribunal debe proteger el interés público frente a delincuentes sofisticados de verbo fácil, capaces de descarriar a víctimas inocentes, despojándolas de la pureza de sus cuerpos y almas”, añadiendo que “si ella no hubiese creído que el acusado era un soltero judío interesado en tener una relación sentimental seria, no habría colaborado” (todos los detalles aquí [he] y aquí [en]).

Sabar Kashur fue sentenciado a 18 meses de cárcel por violación con engaño.

La decisión judicial ha conmocionado a la blogosfera de la región. Muchos sienten indignación por la condena.

En Hybrid States, un bloguero israelí-estadounidense escribe:

¿Acaso forzó a su “víctima”? No.
¿Se aprovechó de ella estando incapacitada por el abuso de sustancias? No.
¿Era ella una menor de la que abusó alguien de más edad/autoridad/tamaño? No.
¿Quería ella acostarse con él? Sí.
¿Se horrorizó ella al darse cuenta de que acababa de tener sexo consentido con un árabe al que decidió acusar de violación? Sí.
¿Fue un árabe a la cárcel por el delito de hacer creer que era judío? Sí.
¡Increible! Ni puedo creer que tenga que escribir esto.

Y otros se hacen eco de este sentimiento en Twitter:

* ¡Mentir sobre tu religión es un delito sexual!¡ Debo tener cuidado!

Algunos se llegan a mostrar cínicos sobre la pretensión de la mujer de estar buscando una relación:

* Sexo inmediato en un edificio cercano = “relación sentimental seria,” a no ser que sea un árabe dándoselas de judío.

Mientras en xymphora el sentimiento es el siguiente:

La ‘víctima’ creía estar acostándose con un ser humano, pero en realidad se estaba acostando con un árabe. No hay forma de darle sentido racional a esta decisión (judicial) si no se entiende que el tribunal, y por tanto la sociedad israelí, son profundamente racistas.

Otros se hacen eco de esta percepción de racismo como se puede observar:

* Un tipo árabe le dijo a una chica que era judío, se acostó con ella de forma consentida, luego fue hallado culpable de violación porque él “mintió”. Matar a un Ruiseñor en Israel.

Y en la entrada del blog Promised Land que comenta el asunto:

Una justicia propia del apartheid: un hombre moreno se hace pasar por un dominador blanco en nombre del amor y resulta culpable de violación.

Un comentario a dicha entrada en Promised Land sostiene:

Si la ley se aplicara por igual a todas las personas, mentir para obtener “favores sexuales” podría ser un delito penado. Sin embargo, sabiendo cómo funcionaban las citas en Israel hace poco más de una década, no creo que ello fuese posible. Además, y esto me ha estado carcomiendo las entrañas desde que leí el artículo por vez primera: ¿de qué forma se puede medir exactamente la “rehabilitación” de este tipo? La única respuesta que veo (no volver a acostarse con mujeres judías) es casi lo peor de todo este asunto.

Mientras que el propio post concluye:

Muchos hombres mienten para tener relaciones sexuales. Ahora sabemos qué mentiras están prohibidas en Israel.

Sin embargo hay algunos que creen que la condena está justificada. Un comentario en Palestinian Pundit afirma:

Zarathustra, no me importa si el muchacho es hindú, ateo, sufí o brasileño. Sabbar Kashur parece ser un auténtico cretino.

No defiendo a la mujer, pero este Kashar necesita una buena patada en el trasero. Piensa por un momento que esa mujer fuera tu/nuestra hermana.

Mientras Elizabeth, comentando en Promised Land, deja claro que los jueces se limitaron a aplicar el principio legal:

TODA mentira a una mujer para tener relaciones sexuales es ilegal en Israel. Por favor, revisen el Código Penal, párrafo 345(a)(2), que define la violación: הבועל אשה – בהסכמת האשה, שהושגה במרמה לגבי מיהות העושה או מהות המעשה; (mi traducción): “Un varón que tiene ayuntamiento carnal con una mujer con su consentimiento conseguido con engaño acerca de la esencia del autor del delito o acerca de la esencia del acto”.

Y Noam W, comentando la misma entrada, trae a colación algunos puntos de vista interesantes dignos de reflexión:

Esto es algo más complejo. Estoy de acuerdo con que hay un trasfondo racial repugnante, pero la prohibición de la violación en Israel (y en muchos otros lugares) incluye la prohibición de que una mujer tenga relaciones sexuales mediante engaño. Así que, por lo que a mí respecta, la decisión está firmemente justificada.

Desconozco si la mitad de los hombres de Israel mienten para tener relaciones sexuales, o qué mentiras cuentan, o si eso está bien. Lo que me preocupa es que construyamos un discurso sobre la violación parecido al discurso sobre el acoso sexual — recuerda “todo el mundo lo hace” y “ya no podremos decir nada sin ofender a nadie”. No quiero ponerme tan moralista con esto, pero quiero pensar en la prohibición penal — mentir para tener relaciones sexuales — y averiguar si resulta tan desagradable como para que este tipo no hubiera sido hallado culpable incluso en ausencia de trasfondos raciales.

A la luz de los comentarios anteriores ¿es este asunto más complejo de lo que parecía al principio? ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¡Pronúnciate aquí!

5 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.