- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Serbia: Atacan a periodista en bus público

Categorías: Europa Central y del Este, Serbia, Derecho, Derechos humanos, Libertad de expresión, Periodismo y medios, Política, Últimas noticias

Teofil Pancic, un conocido periodista serbio de la revista semanal Vreme [1] (“Tiempo”), fue golpeado en un bus público (ruta #83) en Zemun, una de las municipalidades de Belgrado, el sábado 24 de julio.

Según Vreme, Pancic fue atacado por dos hombres que lo golpearon con barras de metal. Fue ingresado en un hospital donde los médicos lo atendieron por heridas en la cabeza y su brazo derecho. Afortunadamente, las heridas no ponen su vida en peligro. Vreme alega que el ataque había sido planeado:

Este es un ataque más contra los periodistas de Vreme, desde el secuestro de Dusan Reljic a poner bombas en el departamento de Dejan Anastasijevic, y los que cometieron esto nunca han sido arrestados ni condenados.

El personal editorial de Vreme pide a los funcionarios, a la policía y a la oficina del fiscal que identifique, arreste y acuse con cargos criminales a los que perpetraron el ataque contra el periodista Teofil Pancic.

En Pescanik, un portal web dedicado a política, derechos humanos y otros temas importantes serbios y balcánicos, cuyos autores suelen ser muy críticos de las autoridades, Pancic describió cómo fue el ataque y concluyó [2]:

Como no estoy comprometido en ninguna actividad ilegal en mi vida, ni le debo nada a nadie, ni tengo contactos con el bajo mundo, solamente puedo suponer cuál podría ser la razón y el motivo. Se le puede encontrar en mi trabajo público y compromiso. No puedo encontrar ninguna otra razón posible.

El blogger Loader cree que la razón del ataque es la misma que dijo Pancic. Escribió [3]:

Ataques a periodistas… ese no es el único caso reciente. ¿Podemos decir algo nuevo sobre el tema? Un puñetazo a Pancic es un puñetazo a todos nosotros. A través del caso de Pancic, se nos envió el mensaje, diciéndonos que nos callemos y que aceptemos la realidad calmadamente […]. Por supuesto, no nos quedaremos callados.

A continuación algunos de los más de 200 comentarios en el post de Loader:

Man ray loves me:

Este [incidente] excedió todos los límites. Admiro a Teofil. Me siento mal.

Libkonz:

Es espantoso. No podemos permitir que los fascistas ganen en este país.

Jelica Greganovic:

No tengo palabras. Y los pasajeros, testigos presenciales… ¿solamente miraban? ¿Alguien trató de ayudarlo?

AlexDunja:

Entiendo el miedo. Pero todos tienen celulares… alguien pudo haber llamado a la policía y a una ambulancia…

Drago Kovacevic aludió a la violencia en las calles de Belgrado en 2008, cuando Kosovo declaró su independencia:

Esta vez [los nacionalistas] no tienen permiso para atacar embajadas ni mezquitas, pero nadie les ha prohibido atacar a Teofil. Esto es terrible. Creo que la policía podría encontrar a los que lo hicieron si quisiera.

masovna_keva respondió a esos comentaristas que creen que Pancic no se quedará callado en el futuro:

Por supuesto, no se quedará callado pero es obvio que Serbia está regresando a los años noventa, con apenas una diferencia: que [Ivica Dacic, Ministro del Interior y presidente del Partido Socialista, alguna vez encabezado por Slobodan Milosevic] tienen que confirmar su propia metamorfosis y tal vez algo pase respecto a arrestar [a los atacantes].

Goran Miletic, abogado de derechos humanos de los Defensores de Derechos Civiles (ex Comité Sueco de Helsinki), activista de ONG y blogger, publicó [4] un artículo en Pescanik en el que analizaba posibles escenarios después del más reciente caso de violencia en Belgrado:

El periodista y ciudadano Teofil Pancic ha sido golpeado de una manera típicamente serbia. Dos hombres subieron al bus en el centro de Zemun libre, caminaron hacia la víctima, a quien habían estado siguiendo, y después se pusieron en acción delante de otros pasajeros. […]

[…] Podría apostar que uno de estos tres escenarios va a ocurrir:

1. La policía no va a encontrar a los que lo hicieron. […]

2. La policía va a encontrar a los atacantes muy rápido, pero la oficina del fiscal y (o) la corte trabajará innecesariamente despacio. […] En este caso, estaremos esperando demasiado para la acusación o el inicio del juicio, y tal vez para ambos. Los casos de la periodista [Brankica Stankovic] [5], el camarógrafo de televisión de B92 [Bosko Brankovic] [6] y muchos otros son una buena ilustración de cómo puede parecer todo y cuánto puede durar, y sin ninguna razón.

3. La policía arrestará a los atacantes, la oficina del fiscal los acusará relativamente rápído y después la “golpiza” de Teofil empezará por segunda vez. Para los que no saben cómo funciona este escenario, que revisen el caso del juicio de [la muerte de Bris Taton] [7]. Esta fórmula es absolutamente simple – disminuyendo la importancia de cada segmento del ataque, lo que entonces lleva a la conclusión de que la versión de los hechos descrita en la acusación es contradictoria. […]

Además, Miletic analiza el posible comportamiento de los abogados de los atacantes, también de sus parientes así como del público en conjunto. También supone que la reacción de la mayoría de los medios no será adecuada ni profesional. Concluye:

[…] Un pequeño número de medios de comunicación que estará informando de todo de una manera profesional no será suficiente para mandar un mensaje claro al público, pues ahora no hay ese mensaje, cuando el juicio en el caso de la muerte de Bris Taton está en proceso. Con la mejor intención, algunos medios empezarán una nueva campaña para que los periodistas sean tratados finalmente como “personas oficiales”, pero esta acción no ayudará a castigar a los culpables de manera adecuada ni evitará ataques similares en el futuro.

Las asociaciones de periodistas, algunos funcionarios estatales, partidos políticos y ciudadanos también han condenado el violento acto y han pedido a las autoridades que reaccionen de manera adecuada.