¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Trabajadoras sexuales exigen legalización y detienen a la organizadora

Trabajadoras sexuales y sus simpatizantes en Wuhan, al centro sur de China, tomaron las calles con paraguas rojos el pasado miércoles para recolectar firmas haciendo un llamado para la legalización de la prostitución.

Entre ellos estaba Hooligan Sparrow, que hace varios años se hizo de un nombre cuando publicó en línea fotos de ella desnuda, y hoy dirige una organización de derechos de la mujer; su perfil de Twitter la describe como “feminista, miembro del movimiento de prostitución y trabajadora sexual”. Justo antes del mediodía del domingo 1°, Hooligan Sparrow informó en Twitter que la policía se la había llevado.

El viernes 30, Hooligan Sparrow subió un video de la petición:


[Enlace 1]

[Enlace 2]

Y también fotos y un post que ha sido “armonizado”:

No sé si esto cuenta como la primera vez que una ONG china ha tomado las calles haciendo un llamado para la legalización de las trabajadoras sexuales, pero para nuestro grupo de trabajo, fue una decisión muy solemne.

Antes, no tenía intenciones de exigir la legalización, solamente esperaba que con el actual estado de cosas, los derechos e intereses de nuestras hermanas recibirían una mayor protección.

Pero las medidas represivas de este año han sido insensatas y me han dejado sin esperanzas. Cada día cuando ves las noticias, ves que al sexo lo penalizan por todas partes en todo el país; cuando ven cámaras, las hermanas bajan la cabeza o se tapan la cara mientras las pasean por ahí, las exponen y humillan públicamente. Así que decidí que no podía dudar más o tomarlo cobardemente, que se necesita una voz poderosa que se oponga a que se trate así a las personas.

Si, ¡estoy a favor de la legalización, y esta lucha está en contra de la persecución del sexo!

Durante décadas, este tipo de medidas represivas en contra del vicio han sido solamente actuaciones; tomar medidas en contra del vicio sexual nunca ha visto ningún cambio social, siempre ha habido una medida represiva un día, otra al día siguiente, medidas represivas en el este seguidas de medidas represivas en el oeste. Fuera de eliminar los derechos humanos, o la humanidad, este tipo de supresión nunca será duradera. Con la proporción de género fuera de proporción, las restricciones sexuales en [hombres] solteros ha creado enorme demanda social.

Así que hoy tomamos las calles.

Mucha gente no entiende qué es lo que defendemos, y algunos peatones nos miraron raro —probablemente, este haya sido la primera vez que se encuentran con gente que pide, entre todas las cosas, la legalización del trabajo sexual— y se sentían raros al respecto. Algunas mujeres de mediana edad eran aun menos comprensivas, y decían “¿legalizarlo? ¿No pondría eso a la sociedad de cabeza?”

Ya ven, nadie tiene confianza en la capacidad de los órganos de gobierno y en la autoridades para mantener el orden; por la manera en que lo ven, si alguna vez se legalizara el trabajo sexual, todas las mujeres alrededor del país se convertirían en prostitutas.

La legalización, combinada con administración, permitiría el control de la cantidad y la edades de las profesionales, y nunca resultaría en que todas las mujeres se conviertan en prostitutas. Además, el mercado se autoregula; si todas las mujeres fueran a convertirse en prostitutas y como resultado el sexo se abaratara, de tal manera que las remuneraciones equivaldrían a los trabajadores de cuello blanco, las mujeres seguirían, naturalmente, tendiendo a la opción más convencional.

Legal no es lo mismo que irrestricto o sin restricciones. Lo que si significa es que esta actual profesión sería abierta.

Pero para estas mujeres, para quienes los problemas sociales nunca han tenido mucha consideración y cuyas mentes se oxidaron hace mucho tiempo, ¿tendría alguna utilidad enfrascarse en una discusión? Lo único que les preocupa es, de ser legalizada, si sus esposos empezarían a visitar prostitutas abierta y flagrantemente (pues, después de todo, la ley sería incapaz de ayudarlas a controlar a sus hombres).

No obstante, una mujer de mediana edad, nos apoyó firmemente. Era vendedora ambulante de periódicos, y preguntó, “¿tiene algún sentido que estén haciendo esto? Es inútil, la sociedad ya está de cabeza, y los funcionarios, todo lo que saben es cómo ganar dinero para ellos, ¿por qué les importaríamos un comino?”

“Ni siquiera es inútil, ¡se van a quemar si continúan!”

“¿El gobierno les pagará por lo que están haciendo? ¿Se lo agradecerán siquiera?”

Todo lo que pude hacer fue reír.

Pero ella estaba de veras molesta.

“De todas maneras, ¿quiénes son? ¿Para quién trabajan? ¿Son estudiantes?”

Le dije que soy organizadora de la comunidad, que lo he sido durante cinco años. También le dije que no espero un cambio inmediato, y el hecho de tener funcionarios que sean tan corruptos es precisamente la razón por la que los ciudadanos necesitan ponerse de pie y seguirlos de cerca, hacer que sus voces se escuchen, que recién ahí cambiarán. Dentro de un año, si nada ha cambiado, entonces pasaremos cinco años luchando; si en cinco años no cambia nada, entonces diez años, o cien si fueran necesarios; las cosas cambiarán a la larga.

Con eso, de repente se quedó callada, y después dijo, qué mal que no pudiera leer, de otra manera dejaría de vender periódicos y se uniría a nuestra lucha.

No esperaba que una vendedora de periódicos analfabeta de mediana edad como ella fuera tan valiente para abordar temas sociales. Comparada con los tontos que estaban parados por ahí sonriendo estúpidamente mientras leían nuestros afiches, esos llamados tipos con educación superior, ella es cien veces más fuerte.

Unos cuantos jóvenes firmaron nuestra petición en apoyo; según ellos, debe ser legalizado, y algunos incluso señalaron que una campaña similar se está llevando a cabo ahora en Taiwán.

De todas maneras, se necesita una visión más amplia. El pueblo chino está demasiado cerrado en su vida, demasiado cerrado también a la información, muchos ni siquiera saben lo que es estar vivo, menos que defiendan sus derechos e intereses o respeten los derechos de los demás. ¡Cuando fui a la calle hoy para pedir la legalización del trabajo sexual estaba meramente ejerciendo mi derecho de libre expresión y derecho de ser escuchada!

Independientemente de si las apoyas o no, las trabajadoras sexuales siguen teniendo el derecho de hacer que sus voces se escuchen y de expresar sus propias demandas.

Por favor, no traten de detenernos. Más bien, por favor, traten de darles a las trabajadoras sexuales un lugar para que se defiendan.

El blogger Li Gong de Sina tocó el tema de legalizar el trabajo sexual en su extenso post del 18 de julio, ‘Ahora, China necesita arrestar a los funcionarios corruptos, no a las prostitutas‘, en donde amplía una cantidad de razones por las que hoy día China está lista para una medida así:

Históricamente, las razones detrás de la mayoría de los cambios dinásticos han estado relacionados con la corrupción, no con la prostitución. Hace poco, Pekín lanzó medidas represivas contra la prostitución, seguidas por medidas represivas en todo el país. A juzgar por las respuestas de los cibernautas, el nivel de apoyo para esto no es alto. Parece que la mayoría de los cibernautas son solidarios con las prostitutas y los que buscan sus servicios, al mismo tiempo exigen que la corrupción se acabe.

Personalmente, siento que combatir la corrupción es una prioridad para el gobierno en el momento. […] Basado en el actual estado social de las cosas, siento que luchar contra la prostitución y los que la usan no debería ser una prioridad para el gobierno, que debería alterar las leyes existentes y permitir la legalización de la prostitución y de los que la solicitan. Las razones de esto son: 1) La legalización de la prostitución, y permitir que la industria de servicios sexuales de China pase de ser ilegal y subterránea a legal y abierta, le facilitaría al gobierno un mejor manejo de la salud de las prostitutas y evitaría la difusión del VIH y otras enfermedades de trasmisión sexual; 2) La legalización de la prostitución alteraría el estado de cosas en que a la industria sexual de China se le permite existir ilegalmente bajo la protección de las autoridades, reduciendo así la corrupción de la autoridad estatal; 3) La legalización de la prostitución ayudaría a reestablecer la autoridad de las leyes del estado, y evitaría la reaparición de “damas” haciendo juramentos colectivos u otras situaciones inoportunas que desafían abiertamente las leyes del estado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.