¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Haití: Mujeres y niñas desplazadas víctimas de la violencia de género

Después del devastador terremoto de Haití, las mujeres y niñas siguen enfrentando violencia de género, dado que algunas de ellas no solamente han sido violadas, sino que además han debido enfrentar un sistema judicial ausente y servicios médicos nada adecuados.

Tent City in Haiti by Edyta Materka

Ciudad de Carpas de Edyta Materka bajo una Licencia de Atribución Creative Commons.

En el blog Ms. Magazine, Gina Ulysse escribió Violación, parte de la vida diaria para las mujeres en campos haitianos de refugiados, donde señala al Informe de violación en los campos de personas desplazadas internamente (IDP), del Instituto para la Justicia y Democracia en Haití (IJDH, por sus siglas en inglés) y de Madre, como la fuente de las aterradoras estadísticas en violencia de género.

Muchas mujeres y niñas han perdido sus redes de apoyo, y también a sus padres, hermanos y esposos o novios que hubieran podido protegerlas. El estar en cuartos hacinados en los campos realmente limita su privacidad, muchas deben ducharse en público y dormir al lado de extraños o en lugares donde son vulnerables a los ataques. Una vez ocurridos los ataques, que en nuchos casos son violaciones en grupo, aún deben enfrentar más odiseas: la mayoría no tiene forma de recibir asistencia médica de profesionales mujeres y el sistema de justicia es casi inexistente, lo que las deja frente a la corrupción en la policía y que las autoridades las re victimizan, además de cargar con el estigma de haber sido atacadas y de saber que sus atacantes siguen libres. Ulysse escribe:

El acceso de las mujeres a la jus­ticia ha sido peor todavía. Las mujeres que denuncian violaciones –y que ya están luchando con la estigma­ti­zación y los efectos psi­co­lógicos de un ataque sex­ual– a menudo reciben burlas o son ignoradas por la policía. En algunos casos, estas mujeres también han debido enfrentar cor­rup­ción policial. Además, los casos no han sido procesados en el sistema judi­cial haitiano. Las sobrevivientes siguen siendo vul­nera­bles pues siguen viviendo en las mismas zonas de los campos donde fueron atacadas y sus violadores siguen libres. Varias mujeres han informado haber sido violadas en diferentes oca­siones desde el terremoto.

El IJDH, Socios en Salud y el Programa de Defensa de los Nuevos Medios lanzaron un video hace unos cuantos meses con testimonios de las víctimas. El material fue grabado por Sandy Berkowitz y editado por Harriet Hirshorn.

Aunque las mujeres luchan por volver a la normalidad, es poco probable que su situación mejore pues los campos temporales parecen estar convirtiéndose en alojamientos permanentes. En enero, CARE USA entrevistó al doctor Franck Geneus, coordinador del programa de salud CARE en Haití, y le preguntó acerca de las razones por las que hay un mayor riesgo de violación en esos campos. El doctor mencionó las características que hacen de los campos de personas desplazadas internamente un campo fértil para los ataques: falta de electricidad, que hace que los campos estén absolutamente oscuros de noche, campos mal organizados e instalaciones de baños y letrinas no separadas, impidiendo que hombres y mujeres tengan los suyos propios.

Janet Meyers, Asesora de Género de CARE también aporta sus ideas respecto de cómo deberían establecerse los campos para que las mujeres estén más seguras luego del terremoto, y señala muchos de los mismos problemas el pasado febrero. Me pregunto cuántos de estos temas siguen sin resolverse y si, dado que estos campos se convierten en instalaciones más permanentes, simplemente allanarán el camino para que ocurran más ataques.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.